Compartir
Publicidad

Un niño con Síndrome de Tourette hace un vídeo con ayuda de su hermana para que sus compañeros dejen de burlarse

Un niño con Síndrome de Tourette hace un vídeo con ayuda de su hermana para que sus compañeros dejen de burlarse
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Gavin Clampett es un niño de siete años diagnosticado hace dos con Síndrome de Tourette, un trastorno neurológico caracterizado por tics involuntarios motores (físicos) y fónicos (vocales). El niño hace gruñidos, olfateo exagerado y parpadeo, lo que lo ha convertido en motivo de burla para sus compañeros de clase.

Para evitar que otros niños molesten a su hermano, Brynn, su hermana de nueve años ha decidido grabar un vídeo juntos para explicar en qué consiste el trastorno. Un gesto precioso para visibilizar el síndrome, que muchas veces se tilda de "gracioso", algo que no ayuda a su normalización.

Gavin, que también tiene autismo de alto funcionamiento y TOC, enseño el vídeo a sus compañeros para ayudarlos a comprender mejor la afección que tiene.

Su hermana explica en el vídeo: "Estos sonidos y movimientos no deseados e incómodos se llaman tics, pero no como un tic cualquiera. Estos tics pueden ser muy notables o poco notorios, silenciosos o ruidosos".

"Son como el hipo y no puedo parar", añade Gavin.

El niño describe lo que le sucede: "Mi mandíbula sube y baja ... Tengo ruidos donde la saliva corretea alrededor de mi boca y tengo ruidos que suenan como que estoy sorbiendo".

"No le digas a un niño con síndrome de Tourette que pare, porque esto lo estresa aún más"

Brynn recuerda que su hermano y los demás niños que tienen el Síndrome de Tourette son valientes: "Así que sé amable con ellos y no los trates de forma diferente porque son igual que tú".

"Cuando ves el síndrome de Tourette en los medios o ves una película, el 99% del tiempo lo usan como una broma, algo que no ayuda a normalizar la enfermedad", explica Rebecca, la madre de los niños.

Síndrome de Tourette

Los tics son más frecuentes en la infancia de lo que se cree. Se caracterizan por movimientos repentinos, convulsivos, excesivos y repetitivos, a veces incluso sonidos que por lo general, desaparecen después de la adolescencia, aunque hay quien convive con ellos durante toda su vida.

Los diagnósticos más graves son los tics motores crónicos, un 6,07 por ciento, y el síndrome de Tourette, con un 5,26 por ciento.

El síndrome de Gilles de la Tourette es un trastorno neuropsiquiátrico que se inicia en la infancia o en la adolescencia, caracterizado por múltiples tics físicos y vocales que duran más de un año.

Por lo general, los primeros síntomas son movimientos involuntarios (tics) de la cara, de los brazos, de los miembros o del tronco. Estos tics son frecuentes, repetitivos y rápidos. El primer síntoma más habitual es un tic facial (parpadeo, contracción de la nariz, muecas). Pueden reemplazarlo o agregarse otros tics del cuello, del tronco y de los miembros.

Estos tics que el paciente no controla también pueden ser complicados e involucrar a todo el cuerpo, como patear y dar pisotones.

También pueden manifestar tics vocales, que generalmente se producen junto con los movimientos. Las vocalizaciones pueden incluir gruñidos, carraspeos, gritos y ladridos. También pueden expresarse como coprolalia (el uso involuntario de palabras obscenas o de palabras y frases inapropiadas en el contexto social) o copropraxia, según explica la Asociación Americana de Tourette.

Estos tics incontrolables suponen muchas veces un estigma para los niños que sufren incomprensión por parte de su entorno. Recordamos que, desde las familias, desde los colegios, desde toda la sociedad, se ha de proteger y comprender a los pequeños con este trastorno.

Vía | Fox News
En Bebés y más | Tics nerviosos en los niños, "No soy ni loco, ni raro", un niño que padece Asperger nos explica en qué consiste este síndrome

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos