Compartir
Publicidad

Niños enganchados al móvil: siete consejos para evitar la adicción a las pantallas en verano

Niños enganchados al móvil: siete consejos para evitar la adicción a las pantallas en verano
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El verano es la época del año más proclive a que los niños creen adicción a las pantallas. No hay colegio ni extraescolares, y esto contribuye a que pasen demasiado tiempo enganchados al móvil o a la tablet. ¿Cómo podemos gestionarlo los padres? ¿Cómo evitar que estén todo el verano pegados a las pantallas?

Administrar el tiempo de pantallas

Sin ningún control, hay niños que pueden pasar demasiadas horas frente al móvil, tanto del día como de la noche. No se trata de poner horarios estrictos, porque sería muy difícil de controlar y tampoco es el objetivo (la idea es que aprendan a autogestionarse) pero sí de gestionar el tiempo de uso con cierto sentido común.

En lugar de establecer cuándo pueden usar la tecnología, puedes probar con momentos de no-uso de la tecnología, esos momentos en los que de ninguna manera permites que utilicen el móvil. Por ejemplo, si va a un campamento de verano, el móvil se queda en casa. La hora de comer y de cenar es libre de móviles, no es negociable. La hora de irse a la cama, también sin móvil.

Además, procura seguir las recomendaciones de tiempo de uso sugerida por los expertos. La AAP recomienda que los menores de tres años no usen el móvil, de 3 a 5 años, que no excedan una hora de contenidos educativos de alta calidad, y a partir de los 6 que no exceda las dos horas de uso e intentar buscar un equilibro entre la vida digital y la vida real.

Fomentar actividades al aire libre

Muchas veces, la adicción al móvil viene causada por el aburrimiento. Si no tienen nada más interesante que hacer, cogerán el móvil. Por eso, la mejor manera de que dejen de estar pegados al móvil es proponerles actividades entretenidas: ir a la playa, ir a la piscina, quedar con amigos, hacer deporte, dar un paseo...

Además, recordemos que el sedentarismo es un gran problema derivado del uso de las tecnologías muy perjudicial para su salud. Es importante que los niños realicen actividad física que complemente el tiempo de pantallas y que promueva hábitos de vida saludables.

Uso del tiempo de pantalla con provecho

El tiempo que use las pantallas, que lo haga con provecho. Podéis convertir al móvil en un aliado para crear vínculos con vuestros hijos o para aprender cosas juntos. Os pongo algunos ejemplos.

  • Si vais a viajar a algún sitio, pídele que busque información sobre monumentos, sitios de interés, qué se puede visitar, historia de la ciudad, etc...
  • Puede buscar información sobre cosas para hacer en verano, como por ejemplo cómo construir una casa en el árbol, juegos para hacer al aire libre...
  • Si va a usar aplicaciones o juegos, procura que sean herramientas educativas con las que además de entretenerse pueda aprender.
  • Juega con tu hijo: podéis jugar juntos a juegos en línea o a videojuegos, haciendo del uso de pantallas una oportunidad para pasar tiempo juntos.

Uso en sitios comunes de la casa

Un consejo clásico para controlar el tiempo de uso de pantallas en niños es colocar el ordenador en un espacio común de la casa, una recomendación que puede extenderse a otros dispositivos.

Asimismo, si los niños hacen uso del móvil o la tablet, tendrán que hacerlo es sitios comunes como el salón de casa, la cocina o zona de estar de la familia. Si lo usan en el dormitorio, los padres tenemos menos control no solo del tiempo de uso que hagan de él, sino también de los contenidos que consuman.

Controlar los contenidos que consumen

El verano no es excusa para que tengan acceso a contenidos que en otro momento del año no permitimos que tengan. Sea como sea que limites el acceso a ciertos contenidos, ya sea que utilices una aplicación de control parental o medidas de seguridad dentro de aplicaciones como Youtube, controla que sigan activos.

Una cosa a la vez

Una norma que ayudará a que tu hijo pase menos tiempo pegado el móvil es la regla de "una cosa a la vez". Hoy en día, van (vamos) andando por la calle mirando el móvil, estamos en la piscina, mirando el móvil, vemos una peli y miramos el móvil a cada rato. O peor, nos están hablando y miramos el móvil. Incúlcale a los niños que si están haciendo una cosa (sea lo que sea), el móvil no se toca.

Tienen una tendencia a hacer dos cosas a la vez (lo que sea + el móvil) que no les permite concentrarse y disfrutar de lo que está haciendo en ese momento.

No uses el móvil como chupete emocional

Por último, y muy importante, ya lo decía la AAP en sus últimas recomendaciones sobre el uso correcto de la tecnología por parte de los niños: no usemos el móvil como chupete emocional.

Muchas veces nos queda "cómodo" que los niños estén enganchados al móvil porque así están entretenidos y no molestan. La tecnología están siendo la niñera de nuestros hijos. Como padres tenemos la responsabilidad de fomentar un uso responsable de las tecnologías, y sobretodo dar ejemplo con nuestro comportamiento.

Si nosotros estamos todo el día enganchados el móvil, no podemos exigirles a nuestros hijos que dejen el móvil. Por eso, el mejor consejo que os podemos dar para este verano es: más tiempo juntos y menos tiempo de móvil.

En Bebés y más | ¿Pensando en comprarle su primer móvil? 13 cosas que debes saber antes de poner uno en sus manos En Xataka | ¿Cómo le administro la tecnología en verano a los niños?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio