Compartir
Publicidad

"Es muy positivo que los padres puedan estar con sus hijos en el aula", hablamos con una maestra sobre el periodo de adaptación

"Es muy positivo que los padres puedan estar con sus hijos en el aula", hablamos con una maestra sobre el periodo de adaptación
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La "vuelta al cole" ya ha comenzado en buena parte de nuestro país. Son muchos los peques que empiezan por primera vez, y muchas las dudas que nos surgen a los padres sobre cómo podemos ayudarles con el periodo de adaptación. En algunos centros, es habitual que las familias puedan acompañar a sus hijos en el aula durante unos días, pero no es una práctica extendida en todas las escuelas infantiles y mucho menos, en los colegios.

Sin embargo, algunos expertos opinan que el acompañamiento es muy positivo para el niño, ya que le hace ganar confianza y comenzar el curso de manera más relajada. Hemos preguntado a Mª Victoria Gómez, pedagoga y maestra de Educación Infantil de la Comunidad de Madrid, acerca de este tema: adaptación en compañía de los padres, ¿sí o no? ¿Qué debemos tener en cuenta?

¿Es positivo que los padres estén en el aula en el periodo de adaptación?

"Sí. Sin ninguna duda. Como adultos, debemos hacer el ejercicio de ponernos en el lugar del niño: si de pronto nos soltaran en un sitio extraño y estuviéramos rodeados de gente desconocida, ¿qué sentiríamos? Probablemente, no nos encontraríamos nada cómodos. Pues a los niños les ocurre igual pero multiplicado por mil, porque ellos no tienen la capacidad de razonar que tenemos los adultos, ni nuestras estrategias comunicativas".

"Creo que sería muy positivo que durante una semana, los padres pudieran acompañar a sus hijos en el aula durante un tiempo prudencial, que yo estimo en una hora, como mínimo"

"Los niños extrovertidos que no tienen problemas con la adaptación, van a estar muy bien tanto si están con sus padres, como si están sin ellos, aunque seguro que en compañía de sus padres lo disfrutan más"

"Y en el caso de los niños que lo pasan mal y tienen angustia por separación, poder estar en un espacio nuevo y rodeado de caras nuevas pero en compañía de sus padres, le aportará seguridad. Lógicamente, esto no evitará que se produzca angustia por separación cuando sus padres se marchen, pero este impacto se minimizará porque el niño habrá visto que aunque el entorno sea desconocido para él, no ha ocurrido nada".

¿Cuál es la edad ideal para que los padres estén con sus hijos en el aula los primeros días?

"Creo que el momento en el que los niños más necesitan ese contacto es entre el primer y el tercer año de vida. Es decir, la estancia en la escuela infantil y el primer curso de Educación Infantil. A partir de los cuatro años ya no lo considero necesario".

¡Pero hay matices!

Aunque Mª Victoria nos explica que esta forma de hacer la adaptación sería la ideal para los niños, también destaca la presencia de ciertos factores que pueden dificultarla y que debemos tener muy en cuenta. De ahí que no sea una práctica extendida en muchos centros.

"Por un lado, hay que tener muy en cuenta el tema de la conciliación laboral de los padres, pues no en todos los trabajos podemos permitirnos el lujo de ausentarnos durante una hora, como mínimo, para estar en el aula con nuestros hijos. Hay mucha gente para la que esta práctica resultaría inviable".

"Cuando por motivos laborales o personales los padres no pueden acompañar a sus hijos en el aula durante el periodo de adaptación, se puede recurrir a otros familiares como abuelos, tíos o hermanos mayores de edad. Pero, por desgracia, esto tampoco es posible siempre, y hay niños que realmente no pueden contar con nadie para que les acompañen en esos días".

"O se tiene la certeza de que absolutamente todos los peques van a estar acompañados, o este tipo de periodo de adaptación no se debe llevar a cabo, porque los niños que se quedan solos se sienten muy desplazados y lo pasan realmente mal"

"Es cierto que en muchas escuelas y colegios se organizan talleres o actividades a lo largo del curso a las que acuden las familias. Y siempre nos encontramos casos de familias que por el motivo que sea, no pueden asistir. Pero en estos casos el curso ya está avanzado y los alumnos integrados, por lo que no lo pasan tan mal. Pero la incorporación y los primeros días hay que cuidarlos mucho, y todos los niños deberían estar en igualdad de condiciones".

periodo de adaptacion

Por otro lado, Victoria nos insiste también en la importancia de acompañar a nuestros hijos desde un segundo plano, apoyándoles emocionalmente pero animándoles a que establezcan contacto con los profesores que les acompañan.

"Si por ejemplo, nuestro hijo nos pregunta si puede coger un juguete que ha visto en el aula, nosotros le diremos que pida permiso a la profesora; o si tiene cualquier duda o pregunta sobre el cole, le animaremos a que se la traslade a los maestros. De esta forma, los padres podremos ayudar a los niños a establecer ese primer contacto confiado con sus profesores".

Para muchos padres, la "vuelta al cole" es sinónimo de nervios, dudas y emociones encontradas. Si tienes la suerte de poder a acompañar a tu peque en sus primeros días de adaptación, aprovéchal y vívelo intensamente: ¡seguro que es una experiencia fantástica para ambos!

Y para quienes no tenemos esta oportunidad conviene recordar que podemos ayudar a nuestros niños de otras muchas formas, y que además debemos confiar en los maestros que se ocuparán de ellos durante el curso, pues recibirán a nuestros hijos con la mejor de las sonrisas y con todo su cariño. ¡Feliz vuelta al cole!

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Calendario escolar 2018-2019 por Comunidades Autónomas: comienzo, fin de curso y vacaciones escolares, La adaptación a la escuela infantil. Entrevista a la psicopedadoga Deheni Rubio

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio