Compartir
Publicidad
Publicidad

"En el cuidado de los niños lo fundamental es la confianza". Entrevista a la psicóloga Sara Martínez

"En el cuidado de los niños lo fundamental es la confianza". Entrevista a la psicóloga Sara Martínez
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Esta semana vamos a seguir profundizando el las Madres de Día y vamos a entrevistar para ello a Sara Martínez López, que es psicóloga y orientadora familiar. Durante años ha desarrollado su trabajo en universidades, asociaciones y escuelas. Actualmente trabaja en su consultoría Ésser Orientación educativa acompañando y orientando a padres y madres en la educación de sus hijos.

¿Cual es tu opinión como profesional de las Madres de Día?

Las madres de día son una buena alternativa para las madres que trabajan y desean conciliar la vida laboral y familiar. Ofrecen la oportunidad de educar a los niños en un ambiente familiar similar a como lo podrían hacer en casa sus propias madres.

¿Qué destacarías de las Madres de Día?

Hay que recordar que las necesidades emocionales de los niños durante sus tres primeros años de vida se basan en el vínculo afectivo establecido con la madre, y lo más parecido sería el recurso de las madres de día, aunque también hay otras opciones como que el niño sea atendido por un familiar de confianza.

El recurso de las madres de día puede ofrecer el soporte emocional, la protección y los cuidados a los que otros recursos no pueden llegar.

¿Y como madre ves beneficios a esta opción?

Como madre, intentaría cuidarlos yo misma, al menos en los dos primeros años. Si no pudiese tendría muy en cuenta la opción de las madres de día. La clave está en la confianza de la madre hacia las personas que cuidan a su bebé. Si hay confianza cualquier recurso puede ser bueno.

Antes de valorar la mejor opción habría que preguntarse si existe esa confianza, si conectamos bien, si nos entendemos, si nos gusta el espacio, si tenemos buenas referencias de personas cercanas, etc.

¿Las guarderías son el mejor sitio para que los bebes se desarrollen y socialicen?

El mejor sitio siempre es al lado de una madre amorosa y equilibrada.

Si no puede ser, entonces el mejor recurso es aquel en que la madre se sienta a gusto. Las guarderías pueden ser un buen sitio, pero habitualmente no lo son. Considero que es un problema de ratio. ¿A cuántos niños puede atender una madre? Esta debería ser la ratio, no más de 4 o 5 niños por educadora. Es imposible atender de forma individualizada a 15 bebés.

Pese a todo existen grandes profesionales en las guarderías, personas con una gran vocación que realizan un buen trabajo dentro de sus limitaciones.

¿Qué necesidades infantiles se cubren mejor con sistemas como las Madres de Día?

Al tener una atención más individualizada, todas las necesidades son mejor atendidas por este sistema, las necesidades físicas, la necesidad de protección, de aceptación, el desarrollo de los sentidos, la imaginación, etc. En definitiva una atención integral.

Hay que añadir que en muchas guarderías, al haber muchos niños, el estrés puede afectar a las educadoras y por lo tanto no tener las condiciones emocionales adecuadas para atender a los niños. Esto no sucedería con una ratio de 3 o 4 niños como en las madres de día.

¿Como seria la formación ideal de estas profesionales y regular su ejercicio?

Las madres de día deberían ser personas cualificadas y preparadas, como cualquier otro profesional que trabaje con niños. Deberían ser personas equilibradas, que tuvieran vocación, que amaran su trabajo al igual que una madre ama cuidar a su bebé; que tuvieran sentido del humor, positividad, imaginación, alegría y que sepan trasmitirlo a los niños.

No considero necesario que tuvieran estudios superiores, aunque sí sería importante que tuvieran conocimientos sobre las etapas del desarrollo, las necesidades infantiles, etc. Y sobre todo que supieran escuchar y comprender los niños, y a partir de ahí descubrir lo que necesita cada uno.

Con respecto, a cómo regular su actividad, debería de ser una opción más como cualquier otra. El espacio debería de tener unas condiciones al igual que lo tienen las escuelas infantiles. Yo personalmente considero importante que los niños tengan un espacio al aire libre lo más natural posible.

¿Nos dirías cuales crees que son las claves fundamentales de una buena atención infantil?

En mi opinión estas serían las más importantes:

  1. La primera clave sería el equilibrio emocional. Los bebes se nutren de las emociones de sus principales figura de apego. Todo lo que sentimos los adultos lo trasmitimos y se ve reflejado en ellos. Hasta su salud se ve afectada por nuestros desequilibrios. Por eso las personas que los cuiden deben ser equilibradas y conscientes.
  2. Otra de las claves sería el respeto. Los niños necesitan que se respete su ritmo individual y su propio proceso de desarrollo, poder crecer y desarrollarse libremente, sin forzarles ni presionarles.
  3. La aceptación incondicional y el afecto también son imprescindibles. Los niños necesitan sentirse queridos por ser quienes son.
  4. Y por último la coherencia. Debemos ser siempre el ejemplo de lo que queremos transmitir.

Le agradecemos a Sara Martínez la atención que nos ha dedicado y la semana próxima nos volvemos a encontrar para seguir profundizando de la mano de otra especialista en las necesidades de los bebés que sus cuidadores deben atender.

Imagen | oksidor en Flickr En Bebés y más | "Nuestro hogar es el de una gran familia". Entrevista a la madre de día Victoria Martín, "El trato personalizado es una gran ventaja de nuestros servicios". Entrevista a Daida Ojeda, madre de día

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos