Compartir
Publicidad
Siete sencillos gestos cotidianos que harán más felices a tus hijos
Desarrollo

Siete sencillos gestos cotidianos que harán más felices a tus hijos

Publicidad
Publicidad

Los padres vamos a mil. La rutina nos atrapa y acabamos haciendo cosas mecánicas, previsibles, sin poner esa dosis de "corazón" tan necesaria para convertir un día normal en un día extraordinario en la vida de nuestros hijos.

Yo misma me veo muchas veces en ese estado autómata, donde las responsabilidades me superan y no doy cabida a hacer nada especial, así que te propongo hacer un cambio. Te sugiero siete sencillos gestos cotidianos que podrás empezar a poner en práctica hoy mismo que harán más felices a tus hijos.

Ten un pequeño detalle

detalle

Proponte cada día hacer algo especial para tu hijo o tus hijos. No tiene que ser nada mega impresionante, sino al contrario, un pequeño detalle, algo sencillo que le alegre el día.

Puede ser una nota motivadora en la mochila, en la agenda del colegio o debajo de la almohada para que la vea antes de irse a dormir. La frase es muy personal, puedes pedirle disculpas si habéis discutido, dejarle una reflexión, un mensaje motivador, o un simple "te quiero infinito, mamá".

Juega con tus hijos

jugar-hijos

Lo que quieren los niños es compartir tiempo con sus padres, es lo que mayor felicidad les produce, pero no muchos padres juegan todos los días con sus hijos.

Te propongo que te reserves un ratito al día para jugar con ellos. Pero jugar en serio, sin distracciones, ni móviles, ni tele... Te aseguro que no es una pérdida de tiempo, por el contrario, es el tiempo mejor invertido del día.

Deja de lado el móvil

movil-hijos

El tiempo que compartas con tus hijos, deja el móvil de lado. Estamos tan enganchados que nos distraemos de lo verdaderamente importante que es atender a nuestros hijos, escuchar sus inquietudes y necesidades.

Haz un pequeño ejercicio de desconexión cuando vuelvas del trabajo o cuando estés en casa con tus hijos. Nuestros hijos son mucho más importantes que el móvil.

Dedícale un tiempo en exclusiva

Padre-Hijo

Cuando tienes un solo hijo es más fácil, pero si tienes más de uno raramente tenemos un tiempo a solas con cada uno de nuestros hijos. En mi caso son tres niñas y es más complicado hacer que cada una se sienta especial.

Te propongo que hagas algo en exclusiva con cada uno de tus hijos. Cocinar con uno, dar un paseo con otro, hacer una manualidad juntos... lo que sea, pero dedícale cien por ciento a cada uno el tiempo que se merece contigo.

Léele un cuento antes de dormir

cuento-dormir

No todos los padres lo hacen y es un detalle que parece que no tiene mayor importancia pero definitivamente hace la diferencia. Cuando crezcan, tus hijos recordarán toda la vida que le leías un cuento antes de dormir.

Solo te tomará diez minutos cada noche y merece mucho la pena. Verás que a tus hijos les encanta y disfrutaréis todos de ese momento tan especial del día.

Pregúntale cómo está

madre-hija

Con las prisas del día a día, a veces dejamos de hacer cosas básicas como preguntarle a nuestros seres queridos cómo se encuentran. Nuestros hijos son lo que más queremos en el mundo, así que es clave que tengan confianza en nosotros para contarnos sus cosas.

Pregúntale, según su etapa de desarrollo, cómo le ido en el colegio, con quién ha jugado, qué es lo que más le ha gustado hoy, si está triste o contento... Esto les ayudará además a aprender a identificar y expresar sus emociones.

Dale un abrazo cada día

Abrazos

Al menos un abrazo diario es una terapia maravillosa que tienes que poner en práctica hoy mismo si no lo haces todavía. ¿Le das un abrazo a tu hijo cada día? Un abrazo al comenzar el día o al final del día antes de dormir (o mejor ambos) les llenará de cariño y energía. No te saltes ningún día.

Fotos | Pixabay, iStockphoto

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio