Publicidad

Pon el ejemplo y suelta el móvil: cuanto más pantallas usan los padres, más pantallas usan los hijos
Desarrollo

Pon el ejemplo y suelta el móvil: cuanto más pantallas usan los padres, más pantallas usan los hijos

Publicidad

Publicidad

Aunque sabemos que la tecnología puede ser una gran herramienta para gran parte de nuestra vida, así como para motivar a niños (y adultos) a continuar aprendiendo y estudiando, lo cierto es que ésta debe tener sus límites y no debemos abusar del tiempo de pantalla, pues podría afectar la inteligencia de los niños.

Si esa es una de tus preocupaciones y buscas que tus hijos reduzcan la cantidad de tiempo que pasan frente a una pantalla, pon el ejemplo: un estudio confirmó la relación que existe entre el uso de pantallas de los padres, con el tiempo de pantallas que tienen sus hijos.

En los últimos años, debido al aumento en el uso de tecnología por parte de los niños, han surgido algunas preocupaciones que han derivado en la realización de diversos estudios que buscan analizar el impacto que tiene el uso de las pantallas en su desarrollo.

En la mayoría de ellos, los resultados no son positivos, e indican que podría afectarles negativamente cuando televisiones, tablets y móviles son utilizados en exceso. Recordemos que la Academia Americana de Pediatría hace tiempo compartió sus recomendaciones para el uso de tablets, móviles y tele por parte de los niños y que nuevamente repasamos aquí:

  • Antes de los 18 meses nada de pantallas.
  • Entre los 18 y 24 meses solo contenido de alta calidad, tanto contenidos como juegos.
  • Entre los dos y los cinco años, continuamos con contenido de alta calidad y máximo una hora al día.
  • A partir de los seis años, equilibrar el tiempo de pantalla con espacios libres de contenido mediático, como juego libre y actividad física.

Que los niños no usen una tablet o vean televisión es actualmente casi una misión imposible en la mayoría de las familias, por lo que como padres, nos corresponde cuidar que nuestros hijos las utilicen el menor tiempo posible, y que además vigilemos que los contenidos que ellos ven en ellas sean los apropiados para su edad.

¿Qué medidas podemos tomar para que no abusen ni pasen demasiado tiempo frente a una pantalla? Existen diversas opciones: desde establecer horarios de uso, hasta fomentar la práctica de actividades en exteriores y el juego libre. Pero sin duda, uno de las más efectivos, será poner el ejemplo.

El estudio

Mama Hija Tablet

Publicado en la revista BMC Obesity, el estudio analizó la relación que existía entre el uso que le dan padres e hijos a las pantallas, así como el efecto en los niños de algunas reglas o prácticas de crianza relacionadas con ellas, como el uso de las pantallas como un premio por buen comportamiento.

Para el estudio se contó con la participación de 40 familias, con hijos entre 18 meses y cinco años de edad, quienes respondieron cuestionarios en los que se les pidió especificaran cuánto tiempo pasaban frente a una pantalla tanto padres como hijos, si los padres usaban alguna pantalla frente a sus hijos y qué medidas usaban para controlar o limitar el tiempo de pantalla de los niños.

Por "tiempo de pantalla", los investigadores incluyeron televisión, ordenador, videojuegos, tablets y smartphones. En el caso de los niños, en promedio pasaban una hora y media frente a una pantalla durante la semana y un poco más de dos horas los fines de semana. Por otro lado, los padres pasaban dos horas diarias durante la semana y alrededor de dos horas y media los fines de semana.

Analizando con detenimiento los resultados, se encontró que efectivamente había una relación entre ambos, y que cuanto más tiempo pasan frente a una pantalla usan los padres, más tiempo pasan también sus hijos.

Además, el estudio encontró que cuando a los niños se les permite usar una pantalla durante la hora de comida o como recompensa tras tener un buen comportamiento, era más probable que los niños las utilizaran en otros momentos del día y con mayor frecuencia.

Los resultados de este estudio no son totalmente sorprendentes, pero nos recuerdan una hecho acerca de tener hijos: ellos nos observan y siguen nuestro ejemplo. Así que además de cuidar la cantidad de tiempo que los niños miran una pantalla, hagámoslo también con nosotros mismos, soltemos el smartphone y busquemos enfocarnos en más juegos y actividades tradicionales y en familia, libres de pantallas.

Fotos | iStock
Vía | Big Think

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir