Compartir
Publicidad

La desatención a la dislexia y las dificultades para detectarla en la escuela

La desatención a la dislexia y las dificultades para detectarla en la escuela
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En mi relativamente corta experiencia como profesora me he topado con varios casos de dislexia infantil en mayor o menor grado. Incluso, uno de esos casos no estaba detectado previamente, y hablo de un niño de 12 años.

Pero la dislexia se puede y se debería detectar a edades más tempranas para una correcta actuación. Este trastorno del aprendizaje pasa desapercibido en muchos colegios, a pesar de que puede alcanzar a casi el 10% de la población.

Y mientras en países como EE UU y Reino Unido el sistema escolar cuenta con una detección precoz de la dislexia, en otros muchos lugares, como España, no se presta la atención que se debería.

El mayor peligro es que si no se cuida de manera precoz esta disfunción, se puede llegar a confundir con otros problemas que no tienen nada que ver como ignorancia, pereza, retraso... Y, lo peor, abocar a los niños al fracaso escolar si no encuentran el apoyo necesario. Por el contrario, ante un correcto diagnóstico la dislexia se trata y acaba por superarse.

Personajes tan relevantes como Einstein y Pablo Picasso fueron disléxicos, así como el poderoso Bill Gates o el televisivo Boris Izaguirre. Ellos son sólo la cara más visible. La Federación Española de Disléxicos (FEDIS) afirma que si la estimación en Europa es de unos 38 millones de ciudadanos disléxicos, entre un 10% y un 15% de los españoles padecería en algún grado esta disfunción.

Lo peor es que la mayoría ni siquiera sabe que tiene dislexia. Y, a pesar de que el niño o la niña con dislexia no tienen ningún retraso, necesitan una atención especial, en casa y en el colegio.

Por desgracia hoy día muchos centros carecen de profesionales capacitados para detectar los casos de dislexia, por lo que se impone una solución "desde arriba", que forme a estos profesionales.

Una solución que también debería invertir económicamente en dotar a los centros de unos materiales adaptados para tratar correctamente estos casos de dislexia.

Como vemos, para llegar a una solución queda mucho camino que recorrer a modo de formación, conocimientos, materiales... Y sobre todo en tomar consciencia de que no es un problema tan minoritario, tan extraño ni tan difícil de superar como se piensa.

Vía | El País Más información | Federación Española de Dislexia Más información | Lat.dyslexia En Bebés y más | Dislexia, reconocerla para ayudar a tu hijo En Bebés y más | La dificultad de lectura que padecen los disléxicos, relacionada con una alteración de la materia gris

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos