Compartir
Publicidad
Publicidad

"En la escuela infantil me dicen que tiene que dormir solo y ellas no siguen el consejo‏"

"En la escuela infantil me dicen que tiene que dormir solo y ellas no siguen el consejo‏"
Guardar
20 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Dicen que la autoridad moral para pedir, exigir o enseñar una cosa sólo la tiene aquella persona que hace aquello que pide, exige o enseña. Son muchos los médicos que antaño recomendaban dejar de fumar con el paquete en el bolsillo de la bata. Son muchos los padres que dicen a sus hijos que “no se pega” y les pegan. Son muchas las enfermeras que hablan de dieta equilibrada y ejercicio con evidente sobrepeso.

Incluso hay profesionales en los centros de educación infantil (alias guarderías) que deciden intervenir cuando una madre explica que su hijo duerme con los padres y luego resulta que ellas no lo hacen.

Sé que estaréis pensando, tal y como lo he explicado, que estas profesionales recomiendan no dormir con los bebés para luego ellas dormir con sus bebés, pero no, no me refiero a esto. Lo que quiero decir es que los niños pequeños, tanto en las guarderías como en los colegios, duermen todos juntos.

Modo irónico = ON

Repito: los niños pequeños, cuando están con sus compañeros de clase, ¡duermen todos juntos en una habitación! Yo sé que creíais que había un cuarto para cada niño. Sé que pensabais que allí en el cole y allí en la escuela infantil cada niño disponía del tan recomendado “espacio propio”, pero no es así. Os están engañando, nos engañan a todos. Tantos años pensando que los niños podían disponer de su propio espacio, porque es lo que se recomienda en todas partes, y luego resulta que los meten ahí a todos juntos, a respirar todos el mismo aire, a oírse los unos a otros, a sentirse acompañados, sin saberse lo suficientemente solos (modo irónico = OFF).

No tiene sentido recomendar algo que no cumples

Te dice la profesora que mejor que esté en su habitación, te dicen tus padres que no les hace gracia que aún duerma en vuestra habitación, te dice el pediatra que a los 6 meses deberían estar ya en su cuarto, te dice Estivill que tiene que dormir solo con un muñeco y un póster (y eso que él escribe libros sobre cómo enseñar a los niños a comer, sin ser capaz él mismo de hacerlo) y luego resulta que en las tan recomendadas escuelas infantiles y en los colegios, allí donde nuestros hijos van para hacerse personas de bien e independientes, después de comer van y te los juntan a todos para dormir.

Ya puedes tú en casa romperte los cuernos intentando explicar al niño que es recomendable que tenga su espacio, que las noches son para estar solo, que su muñeco de peluche le hará compañía, que así dormirá mejor, etc. que luego en el cole hacen lo que les da la gana con los niños y van y los juntan a todos destrozándote así el método educativo.

“Cuando vosotras lo hagáis, yo lo haré”

Mis hijos no han ido a la guardería ni se han quedado en el comedor del colegio, así que nunca han tenido que compartir espacio con otros niños para echar la siesta. Como en mi casa hemos dormido todos juntos, tampoco me habría supuesto demasiado problema. Sin embargo, sé de una madre que recibió consejos de evitar dormir con el niño en la misma habitación. Ni corta, ni perezosa, respondió lo siguiente: “¿Verdad que vosotras los ponéis a dormir todos juntos y os quedáis alguna con ellos mientras duermen? Pues cuando vosotras los separéis para dormir, yo lo haré también.”

Foto | Augustudios en Flickr
En Bebés y más | Colecho con mi hijo para que aprenda a dormir acompañado‏, Cinco grandes ventajas del colecho, Ser papá: reflexiones sobre el colecho

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos