Compartir
Publicidad
Publicidad

Cómo informar de sexo a los niños pequeños

Cómo informar de sexo a los niños pequeños
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A nuestros hijos, sin darnos cuenta, ya les hemos dado mucha información acerca del sexo, aunque no nos hayamos detenido a hablar con ellos sobre el tema. Por eso, más que "hablar de sexo" al principio lo que hacemos es ofrecer a los niños información sobre sexo, que deriva de nuestra actitud.

Desde que nacen les hablamos identificando su género, haciéndole saber se qué sexo es ("Qué niño/a más guapo/a...). Aún no pueden entenderlo, pero los adultos comenzamos una forma de denominación e identificación de manera natural.

Al mismo tiempo, les mostramos nuestro afecto, nuestro amor, sentimiento que posibemente querremos que vayan unidos al sexo en sus vidas. Los besamos, los abrazamos, les hacemos todos los mimos que deseamos para mostrar nuestro amor por ellos. Es un modo más de aprender a relacionarse con los demás demostrando sus propios afectos.

Son actos inconscientes, "rutinarios", que al bebé lo tranquilizan y les muestra el significado de respeto y aprecio. Y, al mismo tiempo, les ayudan a consolidar su autoestima, a sentirse seguros, cuidados y amados, una cuestión básica en su desarrollo que hará que en el futuro tenga una buena base para cualquier relación con los demás.

También desde que son bebés les ayudamos a ir queriendo a los demás, primero a otros miembros de la familia, después se va ampliando el círculo a un entorno más amplio.

enamorados

La actitud de los padres como pareja

Hay otra clase de información sobre sexo que reciben los niños pequeños, y es la actitud de los padres como pareja frente a ellos. Si los hijos no ven las demostraciones de amor entre los padres, no aprenden que es la manera de relacionarse con la persona que compartes afectos.

Evidentemente, a los niños pequeños no se les va a proporcionar ninguna clase teórica acerca de sexo, y lo más cerca que estén de ver actitudes sexuales "plenas" o íntimas es si pillan a los padres in fraganti o ante alguna escena en televisión. Entonces, especialmente en el primer caso, nuestros hijos también aprenderán de nuestra actitud.

Si aceptamos el hecho de haber sido interrumpidos con naturalidad, es más sencillo que en el futuro el niño, en el caso de recordar la situcaión y relacionarla con el sexo, seguirá viéndolo como algo natural y no como algo traumático (pongamos por caso, si le gritamos, lo castigamos...).

La solución tampoco es callarse. Si no les hablamos sobre lo que acaba de presenciar, tampoco lo entenderá en el futuro. Repito que no se trata de dar ninguna clase teórica, pero nada más sencillo (y cierto) que decirle a nuestros hijos que los papás se demuestran lo que se quieren besándose, abrazándose y jugando en la cama.

Como vemos, la información sobre sexo que reciben los niños pequeños es muy variada y no se limita a las palabras sino que más son nuestras actitudes hacia ellos y con nuestra pareja los que les van a aportar muchos datos, también referidos a los afectos como cariño y amor.

Vía | Cómo hablar a sus hijos sobre el amor y el sexo, Leon y Barbara C. Somers Fotos | dariuszka y vsmoothe en Flickr En Bebés y más | Enamorados y con hijos, ¿es posible?, ¿Alguna vez no tuvimos hijos, Cuando tener un hijo destapa la caja de los truenos, Los bebés llorones afectan la relación de pareja

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos