Cómo enseñar al bebé a beber en vaso

Cómo enseñar al bebé a beber en vaso
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Que los bebés aprendan a beber en vaso es un hito en su desarrollo porque implica bastante madurez a nivel psicomotor y un proceso a nivel emocional que trae consigo el dejar de beber de un biberón o de vaso con boquilla. También se trata una necesidad, ya que el biberón debería retirarse entre los 12 y los 18 meses para no interferir en su desarrollo bucodental.

Después de haberlo vivido dos veces, debo decir que para nosotros también implica un cambio a nivel mental: es una de esas "primeras escenas en las que empezamos a ver en ellos un actuar más de niño que de bebé (y a veces puede costar un poco).

¿Como enseñarle al bebé a beber en vaso?

Beber Vaso

1. Come en familia

Siempre que queramos enseñar algo a los niños, debemos partir del ejemplo. Al comer en familia, ellos tienen la mejor oportunidad para ver cómo bebemos del vaso los mayores, cómo utilizamos los cubiertos, y muy importante: ven qué es lo que comemos. Una de las formas en que los niños aprenden es por imitación, así que esta es una forma fantástica de enseñar también a tener unos hábitos saludables.

2. Llévales a comprar un vaso de aprendizaje

La idea de este tipo de vasos (que contienen una tapa antigoteo para que puedan beber desde cualquier borde del vaso sin vaciarse el contenido encima), es muy buena a nivel motriz. Además es interesante infundir el sentido de pertenencia haciendo que ellos mismos lo elijan, porque sentirán que han hecho parte de la decisión y así les costará un poco menos dejar algo tan importante para ellos como es el biberón.

Munchkin Miracle 360° Vaso de Entrenamiento con Asas, Verde (Green), 207 ml

Munchkin Miracle 360° Vaso de Entrenamiento con Asas, Verde (Green), 207 ml

3. El vaso de aprendizaje debe ser una etapa más

A veces, por el miedo a que el niño se manche o se moje, dejamos que el vaso no sea solo de aprendizaje sino que se convierta en el definitivo. La idea de ese vaso es precisamente que actúe como una transición entre el biberón y el vaso normal, así que cuando veas que lo puede agarrar de las asas y lo maneja bien, es hora de pasar al vaso "de mayores".

4.. Refuerza sus habilidades manuales a través del juego

Nino Cubos

Para hacer esta transición de la que acabamos de hablar, el niño debe tener un poco más de destreza con las manos. Hay muchos juegos que estimulan sus habilidades manuales, por ejemplo, apilar cubos funciona bastante bien así que juega con él, por ejemplo, a hacer castillos con cubos y piezas de distintos tamaños.

5. Propón el cambio de vaso al de mayores

Es hora de volver a la tienda a por el vaso definitivo (de momento, que sea de plástico). Deja que elija, por supuesto, y las primeras veces, no le pongas mucho contenido porque le tomará unos días aprender a calcular cuanto debe inclinarlo para beber sin derramar.

Por supuesto, esto es un proceso que depende de cada niño, así que ten paciencia porque seguramente se van a manchar. Lo más importante es celebrar con ellos cada pequeño logro y respetar sus tiempos... ¡recuerda que al final todos aprendemos a beber del vaso!

Imagen | yanalya

Temas
Inicio