Compartir
Publicidad

Recomendaciones de la AEP sobre el uso del chupete

Recomendaciones de la AEP sobre el uso del chupete
Guardar
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El chupete es ampliamente utilizado en la actualidad, y los bebés parecen muy a gusto con él, pero desde hace unos años su uso se ha visto envuelto en polémica. ¿Existen más riesgos que beneficios con el uso del chupete? ¿Es más recomendable en bebés no amamantados? ¿Cuándo han de ser retirados?

Dada la controversia actual, el Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría ha realizado, a la luz de las pruebas disponibles actualmente, una revisión del tema en relación con la lactancia materna.

De este trabajo extraemos las siguientes recomendaciones sobre el uso del chupete, que aunque están principalmente dirigidas a los profesionales de la salud, nos pueden dar una idea del estado de la cuestión en la actualidad.

  • En los recién nacidos amamantados es mejor evitar el chupete durante los primeros días de vida y no desaconsejarlo cuando la lactancia materna está bien establecida, habitualmente a partir del mes de vida, edad en la que comienza el riesgo del síndrome de muerte súbita del lactante.
  • Debe recomendarse la lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida como factor protector de muerte súbita del lactante.
  • Los profesionales deben conocer que en ocasiones el uso del chupete es un marcador de que existen dificultades en la lactancia, por lo que deben identificar estas situaciones y adquirir las habilidades necesarias para ayudar adecuadamente a las madres, tanto con la técnica de la lactancia como infundiéndoles confianza en sí mismas.
  • En las unidades neonatales en relación con los procedimientos dolorosos, si no existe la posibilidad de que el niño mame (recordamos la noción de tetanalgesia), se le debe ofrecer como método de analgesia no farmacológica la succión del chupete. La medida será más eficaz si se administra previamente 0’2 cc de sacarosa al 20%.
  • En los niños lactados artificialmente la recomendación de uso del chupete es especialmente importante ya que presenta otras características que pueden aumentar el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL).
  • Otro de los consejos, como vimos hace unos días, es retirar el chupete al año de vida, cuando la mayoría pensamos que aún no están “preparados”. Esto sería así para evitar otros efectos adversos del chupete, una vez ha superado el periodo de riesgo de SMSL y tiene una menor necesidad de succión.
  • Los profesionales de la salud han de saber que, además del chupete, existen otras maniobras para calmar a un bebé, como son el contacto piel con piel y otros métodos de succión no nutritiva.
  • Corresponde a los profesionales de la salud proporcionar a los padres una información equilibrada, no sesgada, sobre la evidencia disponible de los beneficios y perjuicios del uso del chupete que les ayuden a adoptar sus decisiones. Los responsables en último término son los padres.

El estudio termina recordando que es necesario seguir investigando para comprender mejor el papel del chupete en su posible interferencia con la lactancia y estudiar las diferencias de sus efectos en las distintas culturas y distintas mujeres.

Estas son las recomendaciones de la AEP sobre el uso del chupete, realizadas tras los análisis a las recomendaciones de otras Sociedades e Instituciones científicas y la revisión de la evidencia en cuanto a la relación entre el uso del chupete, la lactancia materna y la muerte súbita, aunque también en estos ámbitos se debe seguir investigando.

Vía | Anales de Pediatría
En Bebés y más | Guía del buen uso del chupete, ¿Hace falta el chupete?, El uso del chupete: ventajas e inconvenientes, Chupete y lactancia, compatibles

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos