Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Puedo bañar a mi hijo si está enfermo o le han vacunado?

¿Puedo bañar a mi hijo si está enfermo o le han vacunado?
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las preguntas que muchas madres y padres suelen hacer cuando están a punto de dejar la consulta de la pediatra o el enfermero es: ¿Puedo bañarlo?

La pregunta viene después de diagnosticársele alguna patología, digámosle respiratoria, que es lo más habitual (bronquitis, bronquiolitis, catarro, laringitis, ...itis, etc.) o alguna gastroenteritis, por ejemplo, si es que sale de la consulta de la pediatra.

Si en cambio ha ido a ver al enfermero, la pregunta llega después de que éste le haya puesto una o dos vacunas con sus respectivas tiritas.

Entonces es cuando pediatra y enfermero responden “pues... sí”, así, con una pausa entre el “pues” y el “sí” porque intentan descifrar, en ese pequeño lapso de tiempo, cuál es la posible contraindicación o qué es lo que motiva que una madre o padre lleguen a preguntar por lo bueno o malo que puede llegar a ser el contacto del agua con la piel de un niño.

La realidad es que a día de hoy no hay ninguna enfermedad que contraindique un baño (más allá de la piel atópica de algunos niños, que llevan un poco mal el tema del agua caliente). Es más, por higiene y por eso de que parece que te quedas más limpito y tranquilo, suele ser preferible darle un bañito a un niño. Si tiene un poco de febrícula o fiebre hay que valorar cómo está. Si está animado y queréis darle un baño rápido, se puede hacer, siempre que el agua esté caliente como siempre (si está templada o fría corremos el riesgo de que el cuerpo intente calentarse para contrarrestar, y sea mucho peor); y si tiene mocos el vapor del agua ayudará a deshacerlos un poco. Si no tiene mocos ni febrícula, pues da igual, como digo, malo no es.

De igual modo que no hay enfermedad que contraindique un baño, tampoco hay vacuna contraria al agua, así que cinco segundos después de recibir una vacuna un niño puede bañarse tranquilamente. Mejor si no hace mucho movimiento con el músculo que ha sido pinchado, pero normalmente, por el dolor del pinchazo, son los mismos niños los que no abusan del miembro afectado.

Así que ya sabéis, si alguien os pregunta por el baño, o si en alguna ocasión habéis tenido la tentación de preguntar si podéis bañar a vuestro hijo, la respuesta es sí, se le puede bañar.

Foto | Gagilas en Flickr (CC) En Bebés y más | Según expertos no es aconsejable bañar al bebé a diario, Un baño feliz, Cuidados del recién nacido: el baño tras la caída del cordón

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos