Compartir
Publicidad
Estos son tus 'alimentos aliados' para aliviar las molestias más comunes en el embarazo
Consejos

Estos son tus 'alimentos aliados' para aliviar las molestias más comunes en el embarazo

Publicidad
Publicidad

El embarazo es una etapa maravillosa y fascinante, en la que nuestro cuerpo cambia a gran velocidad mientras gesta una nueva vida. Pero para muchas mujeres, estos cambios van unidos a la aparición de ciertas molestias que suelen irse acentuando a medida que avanza la gestación.

La alimentación puede ser una aliada perfecta en el embarazo para paliar algunos de estos malestares, siempre que se lleve una dieta equilibrada y saludable. Te contamos qué alimentos pueden ayudarte a sentirte mejor en cada ocasión.

Hierro bajo: más carne roja y pescado

hierro

La anemia es una enfermedad que se caracteriza por la disminución de la cantidad de glóbulos rojos, lo que disminuye la capacidad para transportar oxígeno o hierro al resto del cuerpo. Entre sus síntomas se incluyen mareos, fatiga, palidez, aturdimiento y dificultad para respirar.

Durante el embarazo necesitamos dosis más altas de hierro, necesario para la producción de la hemoglobina en las células rojas de la sangre materna y fetal. Por este motivo, es frecuente que las mujeres padezcan anemia en algún momento del embarazo, aunque la mayoría en un grado que no les resulta perjudicial.

Es importante mantener a raya la anemia durante el embarazo, y esto lo lograremos llevando a cabo una alimentación equilibrada que nos ayude a cubrir esa posible deficiencia de hierro, que es una de las principales causas de la anemia en esta etapa de la vida de la mujer.

Las carnes rojas, pescados, mariscos, legumbres y verduras de hoja verde aportan importantes cantidades de hierro, y si combinamos estos alimentos con otros ricos en vitamina C, estaremos ayudando a nuestro organismo a absorber mejor este mineral.

Hemorroides: aumenta el consumo de fibra

cereales

Hasta un 40% de las embarazadas padecen hemorroides en alguna fase de la gestación, sobre todo, en el tercer trimestre.

Las hemorroides son un trastorno circulatorio provocado por la dilatación de la venas, que sumado al estreñimiento, otra de las molestias típicas del embarazo, produce un aumento de la presión en los vasos rectales, provocando picor y en ocasiones dolor bastante intenso.

Dado que el esfuerzo para defecar, el estreñimiento y el hecho de pasar mucho tiempo en el inodoro aumentan el riesgo de sufrir hemorroides, tenemos de procurar que las heces estén blandas. El truco está en mantener una buena hidratación, bebiendo mucha agua y consumir una dieta rica en fibra, aumentando el consumo de cereales integrales, legumbres, fruta y verduras.

Naúseas: más carbohidratos

Nauseas

Las náuseas son una de las molestias más típicas durante el embarazo, especialmente en el primer trimestre. Suelen ir acompañadas por intolerancia y aversión a ciertos alimentos, así como repulsión a algunos olores que aumentan la sensación de malestar.

Se recomienda hacer comidas pequeñas y frecuentes a lo largo del día, preferir los carbohidratos (verduras, hortalizas, cereales integrales, legumbres...) y evitar las comidas copiosas, los alimentos demasiado grasos, las frituras, los picantes, el café y el te.

Ardor de estómago: consume alimentos con ph alcalino

Acidez

El ardor de estómago, acidez o pirosis es una molestia digestiva que se explica por causas diversas, desde el aumento del tamaño del útero (que deja menos espacio al estómago) a factores hormonales que producen alteraciones gástricas.

Muchas de las recomendaciones para aliviar las náuseas también sirven para controlar el ardor de estómago. Conviene evitar alimentos muy grasos, fritos, picantes, especiados y muy azucarados. Tampoco es conveniente tomar frutas cítricas y bebidas como el café, refrescos con cafeína o teína o con burbujas.

Para reducir la acidez y el ardor de estómago es necesario consumir alimentos de ph alcalino, tales como frutas y verduras (sobre todo cocidas para favorecer su digestión), cereales y derivados, y legumbres muy bien cocidas.

También puede ayudar tomar una cucharada de aceite de oliva, ya que el aceite actúa en nuestro estómago a modo de película protectora, evitando el efecto de los ácidos gástricos y neutralizando el malestar y la quemazón.

Calambres en piernas y pies: aumenta la ingesta de alimentos ricos en potasio

calambres

Los calambres musculares se producen cuando un músculo se tensiona o se contrae involuntariamente, y no se relaja, provocando un dolor intenso. Los calambres pueden afectar a todo el músuclo o sólo a una parte, y aunque se pueden producir en muchos lugares, los más comunes durante el embarazo son en pies y piernas, y también en las ingles.

Los calambres en pies y piernas durante el embarazo son muy molestos, y a menudo se presentan cuando un músculo se sobrecarga o se lesiona. Esto puede suceder si se hace ejercicio cuando el músculo no está caliente, si la madre está especialmente fatigada o cansada, o cuando el organismo tiene niveles bajos de minerales como potasio o calcio.

El calcio se puede encontrar principalmente en los lácteos, pero también en otros alimentos como las verduras de hoja verde, los cereales integrales y los pescados pequeños que se toman con espinas.

En cuanto al potasio, alimentos como el plátano, la patata, la alcachofa o los aguacates, entre otros muchos, son excelentes fuentes naturales de este importante mineral.

Cistitis: arándanos rojos, los grandes aliados

arándanos rojos

La infección en las vías urinarias es una molestia frecuente durante el embarazo, ya que entre un 4 y 10% de las mujeres gestantes la padecen.

Existen diferentes tipos de infecciones urinarias, pues las vías urinarias abarcan desde los riñones hasta la uretra, pudiendo ocurrir la infección en cualquier parte de ellas. La más típica es la cistitis o infección de la vejiga, que cursa con dolor, molestias en la parte baja del abdomen y ardor al orinar.

Los arándanos rojos son, según la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), un gran aliado para combatir las infecciones de orina recurrentes, ya que potencian la capacidad diurética del organismo.

Por desgracia, no estamos exentas de padecer alguna de estas molestias durante el embarazo, pero incluyendo en nuestra dieta este tipo de "alimentos aliados", podremos combatir el maletar de forma natural y saludable.

Fotos | iStock, Pixabay

En Vitónica | Las claves para combatir el reflujo ácido: así puedes evitar la acidez, El aceite de oliva, un remedio para acabar con la acidez de estómago, 10 alimentos con más potasio que el plátano

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos