Compartir
Publicidad
De vacaciones con el bebé: simplifica tu vida llevando solamente lo básico
Consejos

De vacaciones con el bebé: simplifica tu vida llevando solamente lo básico

Publicidad
Publicidad

Hacer la maleta del bebé cuando salimos de viaje puede ser algo complicado. Hay que tomar en cuenta todo lo que necesitaremos durante el viaje pero también debemos considerar que no podemos llevar la casa a cuestas, pues eso haría el viaje más pesado.

Entonces, ¿qué cosas son básicas y realmente esenciales cuando salimos de vacaciones con el bebé? Te compartimos algunos consejos e ideas.

Lo primero que habremos de considerar es la edad de nuestro bebé, ya que acorde a ella dependerán las cosas que nos llevaremos. Para facilitarlo mejor, lo dividiremos en cuatro apartados: ropa y calzado, bebidas y alimentos, higiene y salud, y por último, otros esenciales.

Ropa y calzado

Comenzamos con lo que es más fácil: la ropa y el calzado de nuestros hijos. Esto lo decidiremos basándonos en dos cosas: los días que estaremos de viaje y la edad de nuestro bebé. Es común que los bebés se ensucien la ropa de leche, comida (si ya iniciaron la alimentación complementaria), pipí o popó, por lo que lo ideal es llevarnos algunos cambios extra para estar prevenidos en caso de algún accidente, sin embargo tampoco hay que exagerar.

Recomiendo llevar un cambio por cada día, uno extra para cada día que estemos viajando de un lugar a otro y uno más para la mitad de los días que vayamos. Así, si salimos de viaje a un destino cercano un miércoles y regresamos un domingo necesitaremos en total nueve cambios de ropa: dos para el camino de ida, cinco para los tres días que estemos en nuestro destino y dos para el camino de regreso.

Si tu hijo no suele ensuciar mucho la ropa puedes prescindir de un cambio, o bien, si los accidentes son parte de tu día a día lo mejor es llevar un cambio extra para cada día del viaje. En caso de que sepas que habrá oportunidad de lavar la ropa durante el viaje, podrás reducir el número de cambios, y si no, afortunadamente la ropita del bebé es pequeña. También te recomiendo llevarle un gorro para cubrirle del sol.

En cuanto al calzado, si tu hijo aún no camina no hay necesidad de llevarle zapatos, bastará con unos calcetines para cubrirle los pies en caso de que haga frío. Y hablando del clima, aunque viajemos a algún destino caluroso algunos medios de transporte suelen tener el aire acondicionado muy fresco, por lo que es recomendable llevar una mantita ligera y otra gruesa.

Bebidas y alimentos

Si a tu bebé le das el pecho, este punto está resuelto. En caso de que tome biberón deberemos empacar lo necesario para alimentarle: llevar las botellas que se toma en un día (por aquello de que solo tengamos oportunidad de lavarlas en la noche o la mañana), almacenar la leche en polvo en un bote bien cerrado y llevar agua suficiente para el primer día del viaje. A menos que su destino sea un lugar aislado, el agua embotellada podrás comprarla en el supermercado.

Si tu hijo ya inició con los sólidos y puede comer de lo mismo que nosotros también está resuelto. En caso de que sea necesario prepararle papillas, puedes optar por llevarte algún robot de cocina infantil, que suelen ser prácticos y pequeños. En caso de no poder llevarle comida preparada, podrás comprarle potitos en el supermercado o alguna farmacia.

No olvides empacar baberos, cucharitas y toallitas húmedas, por aquello de que se puedan manchar o ensuciar al comer, así como un vasito entrenador.

Higiene y salud

En este apartado intentaremos ser lo más práctico posible, pues es muy común que nos llevemos cosas en exceso pensando en los "por si acaso".

Los pañales y toallitas húmedas. Solo hay que llevar lo necesario para los primeros días, para el resto podremos comprarlos en el lugar donde nos quedemos. En caso de que viajemos a un lugar aislado entonces sí habremos de prepararnos y llevar lo suficiente para cada día que dure el viaje.

Un botiquín con lo básico. Aunque no debemos echar toda la casa en la maleta, sí debemos tomar algunas precauciones y llevar un pequeño botiquín que incluya los medicamentos para las dolencias más comunes: diarrea, vómito y fiebre, así como una cremita para las rozaduras. Importante también llevar un termómetro y protector solar.

Otros esenciales

Además de las cosas que ya hemos enlistado, hay otras que también son básicas y necesarias para viajar con un bebé.

Juguetes o algún muñeco de peluche. Te serán útiles para mantener a tu bebé entretenido durante el viaje si este es largo, así como mantenerlo tranquilo al tener algo conocido en un lugar extraño.

¿Carriola o fular? La decisión es completamente tuya. Si tu bebé aún no se sienta lo mejor es recurrir al porteo, es más práctico, no ocupa tanto espacio como una carriola y además puedes usar el fular como manta en caso de frío. La carriola es una buena opción para los paseos o caminatas largas cuando tu bebé ya se sienta, lo mejor es llevar una silla de paseo plegable y ligera.

Un sistema de retención infantil, en caso de viajar en coche, adecuado a la edad y peso de tu bebé.

Qué puedes dejar en casa

La cuna. Muchos hoteles tienen disponible el servicio de alquilar una cuna durante tu estancia. En caso de no contar con ella, si tu bebé es pequeño puedes optar por un moisés. Otra opción menos complicada es la de dormir en la misma cama que el bebé, así no tendrás que cargar con nada.

La bañera. Para esto puedes llevar una bañera hinchable, que podrás guardar fácilmente en un pequeño espacio en tu maleta, o simplemente bañarte con tu bebé.

¿Qué llevas tú cuando viajas de vacaciones con tu bebé? ¿Hay algo que agregarías o eliminarías de la lista?

Foto | iStock
En Bebés y más | Por qué es mejor gastar en viajes familiares que comprarle juguetes a tus hijos, Qué llevar a un viaje con bebés y niños: lo justo y necesario

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos