¿A tu hijo le huelen los pies?: a qué se debe el mal olor de pies en niños y cómo podemos evitarlo

¿A tu hijo le huelen los pies?: a qué se debe el mal olor de pies en niños y cómo podemos evitarlo
Sin comentarios

Tendemos a asociar el olor corporal a la etapa adulta o al comienzo de la adolescencia debido a los cambios hormonales, pero, ¿qué ocurre cuando ese mal olor se presenta en la infancia? ¿Es normal que sus pequeños pies huelan casi tan fuerte como los de un adulto?

Si a tu hijo le huelen mal los pies, te explicamos a qué se debe y cómo puedes evitarlo para que este problema, tan habitual en la infancia, no resulte embarazoso para el niño ni afecte a la convivencia familiar.

La causa del olor de pies

pies

¿Recuerdas cuando mordisqueabas los piececitos de tu bebé y aspirabas ese olor dulce, tierno y tan característico de su cuerpecito? ¡Ojalá pudiéramos guardar por siempre en un frasco el olor a bebé!, pues a medida que nuestro hijo va creciendo, esa fragancia tan adictiva va desapareciendo para dar paso al olor corporal y personal que todos tenemos.

Es normal que el olor corporal se altere en determinadas circunstancias debido a factores como la sudoración, el estrés o los cambios hormonales. En concreto, los pies son una de las partes del cuerpo que más olor pueden desprender, pues trabajan duramente, sudan y no siempre les dedicamos todo el cuidado y atención que se merecen. Pero cuando hablamos de niños pequeños, ¿también es normal que les huelan los pies, incluso a veces tanto o más que a un adulto?

El mal olor de pies es producido por acción de las bacterias que habitan ahí, y que proliferan a causa de la humedad y el sudor. Estas bacterias, que se alimentan de las células de piel muerta y de los aceites de la piel, eliminan productos de desecho en forma de ácidos orgánicos responsables del mal olor.

En aquellos casos en los que se produce una sudoración excesiva, los pies se convierten en el hábitat perfecto de una bacteria llamada Kyetococcus sedentarius, que además de ácidos orgánicos malolientes desprende compuestos de sulfuro volátiles, cuyo olor característico es el de huevo podrido.

Es por este motivo por el que los pies pueden oler mal o fatal incluso en la infancia, y aunque se trata de una condición que no reviste ningún problema salvo la incomodidad asociada, es importante controlarlo, ya que en algunos casos la humedad provocada por el sudor podría acarrear problemas en la piel o propiciar la aparición de hongos.

¿Cómo remediar el mal olor de pies en niños?

olor a pies

Puesto que el sudor y el hecho de que el pie no traspire correctamente es la causa del mal olor, la primera y más importante recomendación es la de comprar al niño un calzado adecuado que respete la fisionomía del pie, seque bien y permita su transpiración.

En este sentido, debemos apostar por zapatos confeccionados en materiales naturales como la piel o el tejido, no siendo recomendables los zapatos de materiales sintéticos ni el plástico. En caso de utilizar zapatillas deportivas, estas deben ser siempre de piel natural y llevarlas con calcetines de algodón que permitan al pie transpirar y no retengan el sudor.

Además, los zapatos deben ser cómodos, flexibles y ligeros, adaptarse correctamente a la talla del pie, y no se deben compartir o intercambiar.

En cuanto a los calcetines, estos se deben cambiar cada día o incluso varias veces al día si se humedecen. Lo mismo ocurre con los zapatos, pues se aconseja dejarlos aireándose un par de días antes de volverlos a utilizar. Si el zapato/zapatilla es lavable, podemos meterlos en la lavadora con frecuencia o en su defecto hacerlo con las plantillas.

Ni qué decir tiene que además de cuidar y lavar el calzado, la higiene del pie es fundamental. El niño debe ducharse cada día, limpiar sus pies a conciencia con agua y jabón y después secarlos correctamente, prestando atención al espacio entre los dedos.

También podemos recurrir a productos en spray que se aplican en el interior del zapato cuando estos dejan de utilizarse, y que ayudan a matar las bacterias del calzado y prevenir el mal olor. En cuanto a las cremas o desodorantes de pies, no debemos utilizarlos sin consultar previamente con el pediatra, pues podrían no ser recomendables para la piel del niño.

Fotos | iStock

Vía | Kids Health

En Bebés y Más | Nueve consejos imprescindibles para cuidar la salud de los pies de tu bebé, ¿Cuánto crece el pie del niño en sus primeros años de vida?

Temas
Inicio