Compartir
Publicidad
¿Cómo elegir el calzado más adecuado para los niños? Los expertos te aconsejan
Desarrollo

¿Cómo elegir el calzado más adecuado para los niños? Los expertos te aconsejan

Publicidad
Publicidad

No solemos darles la importancia que merecen a los pies de los niños. Son una parte de su cuerpo en constante crecimiento, por lo que es muy importante saber elegir los zapatos más adecuados para cada etapa. De esta forma, el calzado acompañará el desarrollo natural del pie a medida que este crece.

¿Cómo debemos elegir el calzado más adecuado para los niños? ¿Qué debemos tener en cuenta? Hemos consultado a los expertos de las principales marcas de calzado infantil, quienes nos han dado los mejores consejos.

¿Qué tener en cuenta antes de comprar los zapatos de los niños?

Zapatos-pies

Cada etapa tiene sus propios requerimientos. Desde Pablosky nos recomiendan, para los niños empiecen a caminar de forma natural, un calzado ergonómico que les proteja pero que no limite sus movimientos porque es clave su correcto desarrollo psicomotriz. Un zapato ligero, flexible y tremendamente estable que les dé la sensación de ir descalzos.

En la fase de gateo (a partir de los 7 meses) lo más importante es la flexibilidad. En esta fase los bebés necesitan libertad de movimientos y sensibilidad total en los pies.

En la fase de apoyo (a partir de los 10 meses), es fundamental la adaptabilidad integral porque sus tobillos necesitan ayuda para sostener su cuerpo.

Y finalmente, en sus primeros pasos (a partir de los 12 meses) el equilibrio es clave y para ayudarle, nada mejor que un calzado que les brinde la 'sensación de pies descalzos', la nueva Tecnología de Pablosky para los primeros pasos de los bebés.

Desde Chicco, Inés Esteban, responsable de Marketing Manager Fashion & Retail, nos aconseja que lo más importante es la edad del niño y el momento en el que se encuentra de su crecimiento, si gatea o si empieza a caminar.

Con puntera algo reforzada si gatea y suela flexible, para permitir libertad de movimientos si camina de forma autónoma. Además es importante controlar la medida del píe para verificar que el zapato no le aprieta, ya que el niño encogerá los dedos si lleva un zapato demasiado justo con riesgo de deformación.

¿Qué materiales son más recomendables?

Zapatos

En cuanto a materiales, los expertos coinciden que deben ser materiales blandos en el empeine y la suela, garantizando así la máxima flexibilidad sin perder el agarre. Materiales 100% transpirables y no tóxicos.

Inés puntualiza que es mejor elegir siempre los materiales naturales como la piel y el tejido y suelas ligeras en TR o goma, que lo aíslen del frío y le aporten seguridad.

Héctor Bermejo Ascorbe, Director de marketing y publicidad de Gorila, nos recuerda que debemos tener en cuenta la calidad de los materiales internos del zapato, que sean transpirables, de rápido secado y que no perjudiquen en ningún momento el crecimiento del pie del niño.

Por supuesto, las pieles naturales, materiales que beneficien el crecimiento del pie del niño, suelas ligeras y antideslizantes, y por último materiales resistentes a la abrasión y desgastes. También cabría destacar plantillas extraíbles, anti bacterias, anti olor, de secado rápido y por supuesto, confortables.

¿Cómo deben ser los zapatos para los primeros pasos del bebé?

Zapatos

Los zapatos para los niños que empiezan a dar sus primeros pasos deben ser ligeros para no fatigar su musculatura, realizados en materiales naturales que favorezcan la transpiración, importante que sean de su justa medida para que vayan cómodos y con una estructura que le proporcione estabilidad.

Desde Gorila, nos recomiendan que los zapatos deben ser amplios, con hormas que beneficien el crecimiento morfológico del piel del niño, que le de suficiente estabilidad, y ante todo lo más confortable posible y ligero.

¿Cómo deben ser los zapatos para el día a día de los peques?

Cómodos, flexibles y ligeros. Si además incorporan una plantilla de masaje, será la ayuda ideal para fortalecer la musculatura del píe que favorecerá, la correcta formación del arco plantar. Se desaconseja llevar todo el día deportivas sintéticas, que harán sudar el píe, Lo ideal es intercalar dos zapatos para permitir la eliminación del sudor del interior del zapato y evitar la formación de hongos.

Tampoco utilizar zapatos de segunda mano, ya que cada niño imprime en el zapato la propia forma de caminar. Invertir en sus zapatos será siempre invertir en su salud.

¿Cómo deben que ser los zapatos para el colegio?

Desde Gorila, expertos en zapatos escolares, Héctor nos recomienda que definitivamente, han de ser hechos con materiales resistentes al desgaste, combinando con pieles naturales y suelas de buen agarre. A todo ello se le debe sumar el que siempre debe tener el pie seco y protegido ante las bacterias.

En Bebés y más | Los tacones para bebés, ¿adorables o nos los podíamos ahorrar?, ¿Podemos poner a nuestro hijo zapatos utilizados por otro niño?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos