¿Cuánto crece el pie del niño en sus primeros años de vida?

¿Cuánto crece el pie del niño en sus primeros años de vida?
Sin comentarios

El crecimiento de los pies de los bebés y niños es rápido, aunque no constante. Hemos de saber que cada talla de calzado infantil es 6 milímetros mayor que la anterior, y que los huesos de los pies crecen hasta los 13 -16 años de vida antes de osificarse completamente.

Te contamos todos los detalles y curiosidades sobre el crecimiento del pie de los niños, así como los aspectos más importantes que debes tener en cuenta para que el calzado que utilice sea respetuoso con su anatomía.

El pie, un órgano complejo que crece hasta la adolescencia

pie del bebé

El pie es un órgano que está formado por un complejo engranaje de huesos, músculos y ligamentos. En la edad adulta, el pie consta de 26 huesos, 19 músculos y 107 ligamentos, que son los que sostienen todo nuestro peso y nos permiten desplazarnos.

Como el resto del esqueleto infantil, los huesos de los pies están en constante crecimiento hasta la adolescencia, momento en el que se osifican por completo y empiezan a crecer de forma casi inapreciable.

El pie de un recién nacido mide aproximadamente 7,5 centímetros y tiene forma triangular, pues todavía no ha desarrollado los huesos del tobillo. Son pies redondeados, planos y cartilaginosos, con reflejos primarios que acaban desapareciendo con el paso de los meses.

Teniendo en cuenta que cada niño tiene su propio ritmo de crecimiento, lo habitual es que durante los primeros 15 meses de vida el pie crezca aproximadamente medio número (tres milímetros) cada dos meses. Es la etapa de la vida en la que el pie experimenta un crecimiento a mayor velocidad, al igual que sucede con la estatura.

A partir del año, el pie del niño aumenta unos 10 centímetros en cinco años, siendo más rápido su crecimiento entre los dos y los tres años. En esa franja de edad, el pie crecerá aproximadamente medio número cada tres o cuatro meses, de manera que lo más frecuente es que el niño necesite cambiar de calzado entre dos y tres veces al año

A partir de los tres años y hasta aproximadamente los seis, el pie experimenta una ralentización en su crecimiento, manteniéndose la misma talla durante aproximadamente seis meses y llegando a medir alrededor de 22 centímetros a los seis años.

A partir de los siete años el pie volverá a crecer de nuevo a gran velocidad hasta alcanzar su talla definitiva en la adolescencia. Por lo general, las niñas suelen alcanzarla entre los 12 y los 14 años, un par de años antes que los niños, que suelen a alcanzarla con 16 años.

La importancia de que el calzado se adapte al pie del niño

Cuidar la salud de los pies es fundamental desde la etapa de bebé, pues de lo contrario podrían aparecer anomalías o problemas que afecten a otras partes del cuerpo e interfieran en el correcto crecimiento y desarrollo del niño. Por eso es importante estimular correctamente el pie de los niños, así como elegir un calzado que se adapte a sus necesidades en cada etapa de su crecimiento.

Para los niños empiezan a caminar debemos optar por zapatos que proporcionen equilibrio, estabilidad, sujeción y flexibilidad. A medida que vaya creciendo es importante controlar la medida de su pie para verificar que el zapato no le aprieta, optando por hormas amplias que beneficien el crecimiento morfológico del pie.

Pero cuando el niño ya camina perfectamente es fundamental seguir optando por calzado de calidad, y no descuidar aspectos que podrían poner en riesgo la salud de sus pies, alterar su forma de caminar o incluso provocarle otro tipo de lesiones.

Fotos | iStock

En Bebés y Más | ¿Podemos poner a nuestro hijo zapatos utilizados por otro niño?

Temas
Inicio