Así crecen y evolucionan los pies de bebés y niños

Así crecen y evolucionan los pies de bebés y niños
Sin comentarios

Como todo el esqueleto del niño, los huesos de los pies crecen a gran ritmo hasta los 14 o 16 años de vida antes de osificarse completamente, aunque después siguen creciendo de forma casi inapreciable. Para un correcto desarrollo del pie de los pequeños, hay que cuidar sus pies desde el nacimiento, y el calzado que llevan desde que comienzan a gatear.

Es muy importante conocer la evolución y el crecimiento de los pies de los  bebés y los niños para proporcionarles el apoyo y ayuda adecuados, para evitar malformaciones y problemas posturales posteriores. Uno de los errores más frecuentes es poner un calzado demasiado pequeño, por lo que hay que estar muy atento a cuánto crece el pie de los niños.

Hay que tener en cuenta que el pie es un órgano complejo que coordina 107 ligamentos, 19 músculos, con 26 huesos, y que nos ayudarán a caminar cientos de miles de kilómetros a lo largo de nuestra vida. Así que no está de más cuidarlos desde que somos bebés.

Desde el nacimiento y hasta el primer año, podemos ayudar al desarrollo del pie del bebé dándole suaves masajes, observando bien dedos, arco, talón, empeine y el pie entero por si notamos cualquier desviación consultarlo con el pediatra cuanto antes, aunque habitualmente los pies se revisan en los primeros reconocimientos del bebé.

Los pies deben ser revisados por el pediatra en cada visita, también cuando el niño o niña va creciendo, con el fin de detectar cualquier problema cuanto antes. Es importante que los problemas se corrijan lo antes posible para que no surjan dificultades en otras partes del cuerpo como rodillas, cadera o cintura (pensemos en pies planos, desviaciones, apoyos inadecuados...).

Los pies del recién nacido

Desde que nacen, los bebés presentan el reflejo de prensión plantar, que irá perdiendo para aprender a andar correctamente. La estimulación táctil, los juegos, el gateo... y el desarrollo del bebé harán que poco a poco el reflejo desaparezca.

Al nacimiento, el pie suele medir unos 7'5 centímetros. En esta etapa, durante los primeros meses de vida del bebé, el pie es redondeado, con una capa de grasa que oculta la bóveda o arco plantar.

Durante los primeros 15 meses de vida el pie crece aproximadamente medio número (3 milímetros) cada dos meses

Durante los primeros 15 meses de vida el pie crece aproximadamente medio número (tres milímetros) cada dos meses.

Los pies al año de vida

Al año de edad, la estructura de los pies es cartilaginosa, los huesos no están totalmente solidificados por lo que es necesaria una atención especial, evitar el sobrepeso y ayudar a los niños a empezar a caminar colocándoles un zapato adecuado, del que ya hemos hablado en nuestras páginas. El pie al año de edad mide unos 12 centímetros.

Los pies entre el año y los tres años de vida

Entre el año y los tres años, los niños empiezan a caminar y a lograr la verticalidad de su cuerpo. Mientras la buscan, suelen desequilibrarse y caer o chocar con muebles y objetos. También es habitual que apoyen el pie hacia dentro o hacia fuera, porque las piernas se están fortaleciendo y buscando la mejor postura, y esto repercute en el apoyo de los pies. Es un momento delicado donde las revisiones periódicas y nuestra propia observación nos dirán si se está produciendo un correcto desarrollo del pie.

En estos momentos suele existir un aumento de la grasa plantar, por lo que muchos padres piensan que el niño o niña tienen el pie plano, sin embargo es pronto para dar un diagnóstico así y será el pediatra el que determine este hecho, tal vez más adelante.

Después de los tres años

Después de los tres años, las piernas rotan, lo que también hace cambiar la forma de apoyo en los pies. Debemos seguir atentos a un calzado lo más adecuado posible a los pies, cambiando la talla en cuanto sea necesario, evitando roces y cuidando las revisiones periódicas.

Cuánto crece el pie del niño

Durante los primeros 15 meses de vida el pie crece aproximadamente medio número (3 milímetros) cada dos meses; de los 15 meses a los 2 años, medio número cada tres meses; y de los 2 a los 3 años, medio número cada tres o cuatro meses.

A partir del año, el pie del niño aumenta unos 10 centímetros en 5 años, es decir, que hacia los 6 años de edad el pie puede medir alrededor de 22 centímetros. Aunque hemos de tener en cuenta que estas medidas son aproximadas, y que dependerá de si hablamos de niño o niña y de las características físicas de cada cual no alcanzar o superar esas medias.

En Bebés y más | Los primeros pasos del bebé, y cómo acompañarlo cuando empieza a andar, Niños descalzos, más inteligentes (y sobre todo, más felices)

Temas
Inicio