Compartir
Publicidad

Los mejores juguetes son papá y mamá

Los mejores juguetes son papá y mamá
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Quedan pocos días para Navidad y muchos niños ya han hecho sus cartas a Papá Noel y a los Reyes Magos. Muchos padres tienen ya todo previsto y se habrán gastado de media 735 euros en regalos.

Un año más y a modo de toque de atención para los papás, quiero comentar que el mejor juguete no es el más caro, ni el más moderno, ni el que un hijo pone el primero de la lista.

El mejor juguete es papá. El mejor juguete es mamá.

La historia de Iker

Corre por Internet una historia de autor desconocido que resumiré en unas pocas líneas:

Como cada tarde Iker recibió a su padre al llegar del trabajo. El padre le cogió en brazos, le dio un beso y lo volvió a dejar en el suelo.

  • ¿Cuánto te pagan a la hora, papá? – preguntó Iker a su padre.

  • ¿Qué? Umm, pues, me pagan unos 20 euros la hora.

  • Papá, ¿podrías darme 10 euros?

  • ¿Qué? ¿Para eso me lo preguntabas? No hijo, no puedo darte 10 euros. Además, ¿has hecho ya los deberes? Pronto tendrás que ir a dormir…

Iker dejó solo a su padre, como cada tarde, ya que tras una dura jornada de trabajo necesitaba descansar un poco.

Tras algún que otro infructuoso intento de hacer que su padre pasara algún rato con él Iker cenó y se fue a dormir.

Su padre se quedó algo pensativo y con remordimientos al no haber preguntado a su hijo para qué eran los 10 euros. “Quizás eran para algo importante y yo no le he escuchado”.

Entró en la habitación de Iker y le preguntó: - Hijo, ¿duermes?

- No papá, aún no.

- Mira, toma, aquí tienes los diez euros que me pedías – le dijo dándole un billete.

Iker sonrió, su rostro se iluminó y se lanzó a los brazos de su padre para darle un enorme abrazo que su padre no entendió.

- Pero, ¿para qué son? – le preguntó.

El niño metió la mano y sacó un billete de 10 euros de debajo de la almohada.

- Mira papá, estos diez euros me los dio el otro día la abuela. Ahora, con los diez que me has dado, tengo veinte euros para que mañana, cuando vengas del trabajo, pasemos una hora juntos.

Los niños nos necesitan

papa_jugando2.jpg

Puede sonar irreal, puede sonar extraño, pero los niños necesitan pasar tiempo con nosotros igual que nosotros necesitamos pasar tiempo con nuestros seres queridos.

Como dijo hace unos días Francesco Tonucci, hemos sacado a los niños de las calles porque éstas ya no son seguras. Esto hace que estén en casa y que todo el juego que desarrollaban fuera con sus amigos, tengan que hacerlo dentro, normalmente solos.

Recordando mis tiempos de niño, los juegos en la calle eran de correr, pillar, chutar, pedalear, saltar, etc. Nadie traía un aparato sofisticado a pilas que nos concentrara en un punto concreto y nos hiciera agacharnos para verlo.

Pero ahora, como los niños juegan en casa, se encuentran sin compañía demasiado a menudo con sus ejércitos de juguetes.

Haced una representación mental de los juguetes de vuestro hijo y de su habitación y preguntaos con cuántos de esos juguetes habéis pasado un tiempo compartido con ellos.

Es triste, pero mucha gente se dará cuenta, tras hacer este ejercicio, que hemos pasado demasiado poco tiempo jugando con nuestros hijos y, que la mayor parte de lo que les compramos sirve para tenerlos entretenidos mientras hacemos otras cosas.

Resumen

Lo dicho, el mejor regalo, el mejor juguete y lo que más llena de felicidad a nuestros hijos es que pasemos tiempo con ellos. El día de Navidad, os ponéis un lacito y le decís a vuestro hijo: “Aquí estoy, soy tu regalo. ¡A jugar!” (podéis hacerlo metafóricamente, sin lacito, claro).

Fotos | Flickr (valentinapower), Flickr (wjarrettc) En Bebés y más | El mejor regalo de Navidad, ¿Tiempo de calidad o cantidad de tiempo?, Cómo evitar avalancha de regalos en Navidad, Los pediatras recomiendan regalar no más de 3 juguetes

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos