Compartir
Publicidad
¿En busca de una bañera práctica?: Probamos la Flexi Bath de Stokke
Para bebés y niños

¿En busca de una bañera práctica?: Probamos la Flexi Bath de Stokke

Publicidad
Publicidad

Recuerdo que cuando estaba buscando la bañera para mi bebé solo tenía una cosa clara: necesitaba que fuese sobre todo práctica, ya que mi piso no es muy grande y realmente no me sobra espacio. Después de evaluar todas las opciones que me llamaban la atención, la 'ganadora' fue la Flexi Bath de Stokke, muy conocida porque es plegable y muy fácil de transportar.

Según la marca esta bañera está pensada para bebés recién nacidos y hasta para niños de 4 años (aunque supongo que depende de su tamaño). Sus medidas son 66,5 x 39 x 24 cm., su capacidad es de 39 litros y está hecha de plástico rígido con bordes flexibles. Además posee un tapón en el fondo para desocuparla cómodamente.

Mi experiencia con la bañera Flexi Bath

Banera Stokke

Debo decir que la duda que tenía con respecto a esta bañera me surgió cuando la vi en la tienda, ya que al intentar abrirla, parece que no se expandía del todo. Sin embargo lo consulté con una amiga que la tiene desde que nació su hija (que ya tiene un año y medio y aún la sigue utilizando), y me dijo que notaría su verdadero funcionamiento cuando le echase agua tibia.

Finalmente me decidí y tenía razón: con el agua tibia las uniones de la bañera se suavizan y esta se abre por completo. Aunque no es muy pesada, es suficientemente firme. Al desocuparla la dejo secar un poco y posteriormente vuelvo a plegarla sin ningún problema. La forma se mantiene por mucho uso que le des.

Banera Stokke Opinion
Banera De Stokke

Una cosa que definitivamente recomiendo (en especial si sois primerizas como yo), es el soporte para recién nacidos. Obviamente el bañar a un bebé es una actividad completamente nueva y probablemente no te sientas segura cogiéndolo y más dentro de una bañerita, así que el accesorio merece mucho la pena porque con una mano le sostienes la cabecita y puedes reposar el resto del cuerpo sobre esa superficie. Así tienes la otra libre para bañarle tranquilamente y no corres el riesgo de que se resbale.

Otra cosa que también puede causar dudas es el cierre que tiene ya que puede parecer incómodo. Sin embargo debo decir que te olvidas de que está ahí y lo recuerdas solo cuando la vas a volver a cerrar. Simplemente lo doblas un poco hacia afuera antes de meter al bebé y listo... no se mueve de ahí.

Creo que no me equivoqué al hacer la elección: es una bañera definitivamente práctica para lo que está hecha e incluso para guardarla. Su calidad es muy buena (ya lleva unos cuantos meses de uso y está intacta), y además te la puedes llevar en el coche a donde sea porque no ocupa casi nada de espacio.

¿Vosotros que bañerita elegisteis?. ¿Repetiríais u os decantaríais por otra?

En Bebés y Más | Probamos la hamaca de Babybjörn: juego, relax y descanso todo en uno, ¿En busca de un cochecito compacto?: probamos el Bugaboo Bee 3

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio