Compartir
Publicidad
Publicidad

"A los niños les encanta el yoga". Bebés y más entrevista a Mari Cruz Isasi, profesora de yoga y meditación

"A los niños les encanta el yoga". Bebés y más entrevista a Mari Cruz Isasi, profesora de yoga y meditación
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde que comenzamos las entrevistas de Bebés y más hemos querido ofreceros un acercamiento a temas de interés para nuestros lectores de la mano de expertos profesionales. En esta ocasión publicamos la segunda parte de la entrevista a Mari Cruz Isasi, profesora de yoga y meditación, con gran experiencia en clases para embarazadas y niños, tratando en esta ocasión más a fondo los beneficios de estas prácticas para los más pequeños.

En la primera parte de la entrevista a Mari Cruz Isasi hablamos de las ventajas que ofrece el yoga en el embarazo y en esta segunda nos centraremos en los beneficios para los pequeños y hablaremos también de la meditación, que les ofrece recursos para sentirse más serenos y felices con ellos mismos.

¿Los niños pueden hacer yoga?

A los niños les encanta el yoga. No se lo van a pedir a sus padres porque no lo conocen, pero a mi me decían que era muy divertido, me regalaban dibujos con esa frase.

Como ya he dicho pueden asistir a clase desde antes de nacer, con días, meses, y con todas las edades. Si los padres son abiertos y comparten con ellos clases podrán conocer mejor a sus hijos. Pero claro no tienen que ir de profes, si van de igual a igual, observan, escuchan, y no corrigen ni censuran (y eso no les resulta fácil a los padres.

¿En que les beneficia?

Mi experiencia es que les deja de expresar sus sentimientos, les encanta pintar en clase. El amor muchas veces reprimido reflota en las clases, amor hacía sus padres, hacía ellos mismos. Le prepara para afrontar situaciones de estrés que viven a diario. Les ayuda igual que a los mayores, además los beneficios los notan antes que los adultos.

¿Desde que edad pueden introducirse?

Me parece que me adelanté a esta pregunta. El yoga lo podemos practicar durante toda nuestra vida, incluso en cama siempre nos quedaría poder meditar.

¿Debemos poner algunos límites a su práctica o pueden hacer lo mismo que los adultos?

Las clases tienen que ser más cortas, más al grano, las meditaciones más breves, mantener poco las posturas y utilizar muchas en cada clase. Normalmente ellos pueden hacer muchas más cosas que los adultos, se concentran más también, tienen experiencias muy bonitas con las meditaciones y te las cuenta, son una pasada.

¿Has dado clases para niños?

Como os he dicho he dado clase para niños, a veces mirando los adultos, y también a niños con padres, que es otra modalidad maravillosa.

¿Como ha sido la experiencia?

Los niños son muy exigentes, detectan todo, como estás tu, lo que estás sintiendo. También te trasmiten mucho y en sus clases se puede vivir el yoga con mucha intensidad.

¿Y la meditación a que nos ayuda como padres y madres?

A mi me ha ayudado infinitamente en mi vida y como madre. Es muy fácil dejarse llevar por lo que nos dicen, por lo que está impuesto, a mi la meditación una y otra vez me rectifica el rumbo cuando me lío con mi mente. Otras personas lo hacen con con grupos de apoyo, con foros, de otras maneras, todo está bien, cada uno tiene que encontrar su manera de no dejarse llevar por el caos que nos suele rodear.

¿Y en el embarazo?

En el embarazo pasa igual, todo lo que nos rodea suele ser muy negativo, las pruebas, los controles mensuales, crea en la mujer mucha inseguridad por lo general. Si no te ayudas puedes entregar tu voluntad y eso te va a hacer de afrontar el parto con mucho miedo.

El yoga te puede ayudar a mantenerte enfocada en tu embarazo, a coger cada vez más confianza en tu cuerpo e ir preparándote para el parto con autoestima, confianza en ti. Te permite que las interferencias no te afecten tanto, conectar con tu bebé es algo mágico.

Has escrito meditaciones para niños ¿en que se diferencian de las otras?

Yo no las pienso, si lo hiciese no estaría meditando. Me parece que la imaginación se puede aprovechar más, o sé que decirte. Lo único que tengo claro es que son más cortas, con menos preámbulo , más al grano. ¿Hay que aprender a meditar?

Desgraciadamente sí. A partir de una edad perdemos la conexión con nosotros mismos, olvidamos la respiración correcta, nuestra mente va tomando más poder sobre nosotros y no nos queda más remedio que aprender a parar la mente, o sea a meditar. Meditar es no pensar, ahí es nada.

¿Como se enseña a los niños a meditar?

Lo ideal es que los niños pudiesen vivir la meditación de una manera natural, los niños tienen mucha facilidad para concentrarse con todos sus sentidos , su cuerpo y su ser en lo que están haciendo , eso es meditar. Podemos enseñar a los niños aprendiendo nosotros, aquí no puede ser de otra manera, esto no se puede contar, se tiene que vivir.

Hay un pequeño librito que he escrito de meditaciones para los niños. Mi idea es que los padres se las lean y poco a poco ambos vayan meditando, seguramente vuestros hijos os podrán ayudar a vosotros, pero os tenéis que dejar. Si ves que no eres capaz de creerte lo que estás leyendo, entonces déjale el libro a él para que lo lea. Lo puedes intentar tu solo primero tantas veces como necesites.

La clave es creer y sentir la meditación.

Esperamos que esta entrevista a Mari Cruz Isasi, profesora de yoga y meditación con gran experiencia con los niños os resulte interesante como las anteriores y nos comprometemos a seguir hablando con expertos que nos ayudan á criar a nuestros hijos de manera más consciente y satisfactoria, ayudándoles ser personas serenas y felices.

Foto | Meditar para Ser En Bebés y más | "Deberemos cambiar totalmente nuestro sistema productivo". Entrevista a Carlos González, "Un parto mamífero es lo mejor para la salud emocional de la madre y el bebé". Entrevista a Enrique Blay, Yoga para embarazadas, Beneficios del yoga para los niños, Consejos de yoga infantil

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos