Compartir
Publicidad
Publicidad

Consejos para el yoga infantil

Consejos para el yoga infantil
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Sabemos que el yoga para niños es una actividad que estimula y beneficia el desarrollo de cuerpo y mente, por lo que resulta muy beneficioso, además de divertido, como ejercicio para los más pequeños. Una disciplina milenaria que ayuda, a grandes y a pequeños, a encontrar el equilibrio y canalizar la energía.

Pero, ¿cuál es el mejor modo de que los niños practiquen yoga? Aquí vemos unos consejos que nos ayudarán a crear el mejor ambiente y para que la experiencia resulte gratificante.

Las experiencias del yoga con niños señalan que la mejor edad para que el niño empiece con los ejercicios es a partir de los 4 años. A esta edad, ya pueden entender perfectamente lo que se puede esperar y lo que se quiere de ellos, al tiempo que son capaces de mantener cierta concentración y de realizar las posturas de modo adecuado y sin forzar su organismo.

La motivación es un factor muy importante, no olvidemos que se trata de un juego y no de una obligación, por lo que si reunimos a varios amiguitos para la práctica del yoga se lo pasarán en grande. Pero también la compañía de papis, mamis o hermanitos es ideal.

El vestuario debe ser cómodo, los pequeños llevarán ropas holgadas, ligeras, confortables (camiseta y pantalón), y de este modo será posible que realicen los movimientos y posturas con comodidad. En los pies, calcetines de algodón o descalzos si la temperatura lo permite.

El contexto debe ser de un ambiente limpio, tranquilo, ventilado y silencioso, de iluminación suave. Se pueden usar colchonetas o alfombrillas para que no haya contacto directo con el suelo y resultar así una experiencia más cómoda y cálida, aparte de evitar resbalones indeseados. Se puede ambientar la estancia con música lenta y suave que favorezca la relajación.

El yoga puede ser practicado a cualquier hora del día, pero el mejor horario para su práctica es por la mañana, para empezar bien el día, o a media tarde, incluso antes de dormir, para relajarse y descargar tensiones.

Una rutina habitual y constante, ya sea todos los días, ya sea determinados días a la semana, es aconsejable para que el yoga reporte todos sus beneficios a los pequeños. Con tan solo unos minutos al día es suficiente.

Más que el momento en que se lleven a cabo los ejercicios de yoga, lo que deberemos tener más en cuenta es que no sea tras haber ingerido alimentos, al menos dos horas después, una vez se haya hecho la digestión.

El secreto de un buen yoga está en la respiración. El niño aprende a respirar de modo correcto y profundo, inhalando y exhalando por la nariz y no por la boca. Se les puede enseñar a respirar "con la barriga", es decir, utilizando el diafragma para llenar los pulmones. Antes de empezar con las posturas, es mejor aprender a controlar la respiración.

Las posiciones hay que ir practicándolas gradualmente. Es posible que los pequeños comiencen la práctica del yoga demasiado rígidos, pero eso irá mejorando con la práctica. Tanto las posturas como los movimientos deben ser variados para no caer en la monotonía, y no demasiado complicados para que los puedan realizar sin esfuerzos. Recordemos que se trata de un juego en el que todos debemos disfrutar.

Una manera de que lo disfruten más es, una vez ya han aprendido el mecanismo y se desenvuelven con facilidad realizando posturas, que ellos mismos inventen sus propias posiciones, poniéndoles el nombre que deseen. Así de paso dan rienda suelta a su imaginación.

Como juego que es el yoga, si se practica en grupo hay que evitar las comparaciones (agilidad, flexibilidad, corrección de movimientos...) entre los pequeños y hacerles ver que forman un equipo donde todos ganan.

Si el grupo no es muy grande o si la habitación escogida para hacer yoga lo permite, se puede colocar a los niños en círculo para crear un ambiente más cercano. Pero si esto les hace perder la concentración se puede optar por la variante en línea.

Ahora sólo nos queda vestirnos cómodamente como ellos, ¡y a practicar!

Más información | Cosas de salud, Guía infantil, Innatia En Bebés y más | Yoga baby, 15 posturas de yoga para niños, Beneficios del yoga para los niños

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos