Compartir
Publicidad
Publicidad

Por qué evitar que coman demasiadas gominolas

Por qué evitar que coman demasiadas gominolas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Es extraño que un niño no se vuelva loco con las gominolas. Es comer una y no parar. Pero debemos controlar la cantidad que comen los peques ya que un consumo abusivo puede causar obesidad.

Veamos por qué. Principalmente, porque son un producto de alto nivel calórico y poca cantidad de nutrientes. Las gominolas están compuestas entre un 70 y 80% de azúcar, además de proteínas en forma de gelatina, aromas y colorantes artificiales. Por cierto, estos últimos vinculados a la hiperactividad infantil.

Además, porque el mecanismo que provoca una ingesta descontrolada en el organismo no es nada saludable. Los azúcares que contienen son rápidamente asimilados y convertidos en glucosa que es transformada en glucógeno.

El glucógeno se almacena en el hígado y en los músculos para convertirse en energía, pero tiene un tope, que cuando se sobrepasa se convierte en grasa. Al acumularse en el organismo va obstruyendo las arterias y provoca un aumento del peso corporal.

Las gominolas contienen también proteínas, pero de baja calidad biológica, es decir un tipo de proteína difícil de asimilar.

Por su parte, y para no acabar de encontrarles nada bueno, como que no sean los ositos de gomionlas anticaries con xylitol, las gominolas provocan caries en los dientes de los niños.

Prohibirlas es imposible, y la mayoría de las veces, contraproducente, pero es importante controlar que los niños las coman con medida, ya que no aportan ningún beneficio alimentario y fomentan malos hábitos.

Vía | Vitónica En Bebés y más | Piden la retirada de colorantes alimentarios en el Reino Unido vinculados a la hiperactividad infantil, Dulces, en su justa medida

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos