Compartir
Publicidad

Los niños peor alimentados son menos inteligentes

Los niños peor alimentados son menos inteligentes
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La alimentación no sólo es básica para un buen nivel físico, la inteligencia también está vinculada en cierta manera a lo que comemos, y cómo "alimentamos" al cerebro. Un nuevo estudio ha revelado que los niños con mayor grado de consumo de alimentos altos en grasas, azúcares y procesados presentan cocientes intelectuales más bajos.

El estudio, realizado por científicos de la Universidad de Bristol, en el Reino Unido, revela así mismo que los efectos cognitivos derivados de los hábitos de alimentación presentes en los tres primeros años del niño persisten posteriormente, aunque dichos hábitos hayan sido modificados más tarde.

Para el estudio se utilizaron datos del Avon Longitudinal Study of Parents and Children (ALSPAC), en el que se registró información sobre la salud y el bienestar de 14.000 niños nacidos entre 1991 y 1992, y también la Escala de Inteligencia de Wechsler para Niños, con la que se midió el CI de los niños analizados cuando éstos tenían ocho años y medio.

Los resultados obtenidos demostraron que los niños que, hasta los tres años, habían seguido una dieta con predominio de alimentos procesados, presentaban una reducción de 1,6 puntos en el CI. Por el contrario, una dieta saludable a los tres años supuso hasta 1,2 puntos de ascenso en el cociente intelectual de los pequeños.

En la investigación se constató que unos buenos hábitos alimenticios de los niños pequeños (arroz, pasta, pescado, fruta, verdura...) estaban relacionados con un mayor CI.

La explicación radica en que el cerebro crece rápidamente durante los tres primeros años de vida, por lo que es posible que una buena nutrición durante este periodo resulte crucial para el óptimo desarrollo del cerebro.

Por todo ello, pero sobre todo porque queremos que nuestros hijos crezcan sanos, os recordamos el decálogo para una alimentación infantil sana.

De modo que la denominada "comida basura" o "comida chatarra", los alimentos procesados, altos en grasas y azúcares podrían influir en la inteligencia de los niños, impidiendo un mejor desarrollo, aunque es evidente que otros muchos aspectos influyen en este ámbito.

Vía | Tendencias 21 Más información | Journal of Epidemiol and Community Health Foto | Joe_13, Flicker Licencia CC En Bebés y más | Errores comunes en la alimentación de niños "mal comedores", Educa el sentido del gusto de tu hijo, Si no le gusta la verdura es por instinto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos