Compartir
Publicidad

Las calorías de las golosinas

Las calorías de las golosinas
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Las chucherías aportan calorías vacías, pues su aporte nutritivo es prácticamente nulo. Aunque no debería ser lo habitual, su consumo no es algo que haya que prohibirles a los niños, sino reducirlo a ocasiones especiales.

Desde Vitónica nos brindan algunos datos acerca de las calorías de las golosinas, para que tengamos una noción del valor calórico de chucherías, caramelos y chocolates. Pero además de las calorías, hay que saber que algunas aportan un alto contenido de azúcares, como los caramelos, chicles, gominolas o confites, y en algunos casos grasas en buena cantidad como los chocolates, los bollos y los bollos con chocolate.

Os ofrecemos un listado de golosinas con las calorías que contienen por porción.

  • 1 bollo relleno de chocolate= 200 Kcal
  • 1 bollo tipo donut de chocolate= 250 Kcal
  • 1 barrita de chocolate con leche y almendras= 160 Kcal
  • 1 chicle azucarado= 20 Kcal
  • 1 caramelo= 15-20 calorías
  • 1 caramelo tofee= 40 Kcal
  • 1 bombón= 100-140 Kcal
  • 1 paquete chico de gominolas o confites= 160-200 Kcal
  • 1 chocolatina chica= 70-85 Kcal
  • 1 chupa- chups= 40 Kcal

Como podemos ver, las golosinas que más calorías contienen son los bollos, sobre todo si tienen chocolate. Hay que tener en cuenta que un donut de chocolate como desayuno y otro como merienda suma 500 calorías a la dieta del niño, nada menos que un tercio de las 1.500 calorías de media recomendadas para un niño en edad preescolar.

Sin embargo, tampoco hay que descuidar el consumo de otras golosinas que aunque no contengan grasas tienen un alto contenido en azúcares y ningún valor nutritivo. Si el consumo de azúcares es excesivo y se superan los límites de almacenamiento posibles, el exceso de glucosa se transforma en grasa en el tejido adiposo, situación que conduce a la obesidad infantil.

Las golosinas están al alcance de los niños, a veces más de lo que quiséramos, y aunque no es necesario prohibirlas, podemos hacer que su consumo sea ocasional haciéndoles entender que no son un alimento nutritivo y ofrecer altermativas más saludables.

Vía | Vitónica
Foto | PIYOYI en Flickr
En Bebés y más | Diez datos sobre las chucherías

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos