Compartir
Publicidad

Introducir alimentos sólidos a edades tempranas incrementa el riesgo de obesidad

Introducir alimentos sólidos a edades tempranas incrementa el riesgo de obesidad
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hay muchas razones para que la OMS recomiende que los bebés sean amamantados en exclusiva durante los seis primeros mese de vida, pero en el caso de bebés alimentados con leche de fórmula, tampoco sería adecuado introducir los alimentos sólidos demasiado temprano.

Los bebés alimentados con fórmula que comienzan a comer alimentos sólidos antes de los cuatro meses de vida son más propensos que el resto a ser obesos.

Un equipo de investigadores estadounidense estudió a 850 bebés y a sus madres durante tres años. Cuando los bebés tenían seis meses, las madres respondieron si los habían alimentado con leche materna, durante cuánto tiempo, y cuándo les habían comenzado a dar sólidos, como cereales, frutas o lácteos.

Cuando los niños tenían tres años, el equipo les midió el peso y la altura para determinar si eran obesos, es decir, si estaban en el 5% más alto del índice de masa corporal (IMC) para su edad y sexo.

En los bebés criados con lactancia materna durante por lo menos cuatro meses, la edad de introducción de sólidos en la dieta (antes de los 4 meses, a los 4-5 meses o a partir de los 6 meses) no influyó en si eran o no obesos a los tres años de edad.

Pero los resultados cambiaron en los bebés alimentados con fórmula desde el principio o a los que se dejó de amamantar antes de los cuatro meses. Estos bebés tenían un 25% de posibilidades de ser obesos a los tres años si habían comenzado a comer sólidos antes de los cuatro meses de edad, unas cifras mucho más elevadas que en el resto de casos analizados.

Los investigadores señalan que uno de los errores más frecuentes es añadir cereales a la leche de fórmula, aportando de este modo calorías excesivas al bebé. Además del inadecuado aporte nutricional, recordemos que existe el riesgo de desarrollar alergias alimentarias a edades tan tempranas.

El estudio ha sido puiblicado en la revista "Pediatrics" con el título de "Timing of Solid Food Introduction and Risk of Obesity in Preschool-Aged Children" ('El momento de la introducción de los alimentos sólidos y el riesgo de obesidad en niños en edad preescolar').

En definitiva, la investigación parece confirmar que la lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses del bebé reduce el riesgo de obesidad en el niño, y que tampoco hay prisa para darle alimentos sólidos cuando se alimentan con leche artificial, y especialmente antes de los cuatro meses sería desaconsejable.

Vía | Buena salud Más información | Pediatrics Foto | abardwell en Flickr - CC En Bebés y más | Errores comunes en la alimentación de niños "mal comedores", Educa el sentido del gusto de tu hijo, Si no le gusta la verdura es por instinto, El tipo de leche artificial que toma el bebé determina su peso

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos