Publicidad
Publicidad

RSS Meconio

¿De qué hablan los padres y madres todo el rato? Exacto, de cacas

Comentar
¿De qué hablan los padres y madres todo el rato?  Exacto, de cacas

Caca, popó, caquita, cuquita, cacadilla, plasta, plastilla, plastón, zurullo, mierda (con perdón)...Así podríamos seguir un buen rato. Da lo mismo como le llames al producto y lo mucho que te jures no hablar de ello en los descansos para el café de la oficina, la cola para recoger a los niños o la del super, hablarás y no solo como mero espectador, sino que con el paso del tiempo te convertirás en toda una eminencia en los regalitos de tu hijo.

Confieso que soy uno de los muchos que juró no ser como esos otros padres y madres, cuyo único tema de conversación para con el resto del mundo fuesen las cacas de mi hijo, ya sean padres o personal civil, que despistados se cuelan en medio de una conversación. Y juro que lo he intentado con todas mis fuerzas, pero más de una vez (y de dos, tres, para qué contarlas...) me he encontrado dándolo todo cual orador en un patíbulo y es que reconozcámoslo, no hay muchos temas tan variados e interesantes como la caca de los bebés. Y si no me creen, pregúntenles ustedes a los pediatras.

Leer más »

¿Qué riesgos existen si el parto se retrasa?

3 Comentarios
¿Qué riesgos existen si el parto se retrasa?

El tiempo estimado de embarazo es de cuarenta semanas, aunque pocos bebés nacen en la semana justa y es habitual que lo hagan entre la semana 38 y la 42. Los bebés nacidos entre las semanas 41 y 42 serán considerados “a término tardíos”, pero, ¿qué riesgos existen si el parto se retrasa?

Normalmente, al superar la semana 40 harán una monitorización fetal para comprobar que todo sigue bien, pero si se acerca la semana 42 es posible que el ginecólogo os hable de la posibilidad de provocar el parto. Pasada cierta fecha, en muchos hospitales tienen una política de inducción del parto.

Leer más »
Publicidad

Síndrome de aspiración de meconio

2 Comentarios
Síndrome de aspiración de meconio

El síndrome de aspiración de meconio (SAM) es un trastorno respiratorio causado por la inhalación de meconio del líquido amniótico dentro del árbol bronquial.

Se llama meconio a las primeras deposiciones del recién nacido. Es una sustancia verde-negruzca y muy pegajosa que se compone de desechos contenidos en el líquido amniótico que el bebé en gestación va tragando, como restos epiteliales, lanugo, grasa del vérnix caseoso y secreciones intestinales. Al iniciar la lactancia, las deposiciones cambian de consistencia y de color.

Es una sustancia estéril en el intestino, pero que al ser aspirada puede causar daño en los pulmones como infección e incluso asfixia.

Lo normal es que el bebé elimine el meconio los días posteriores al nacimiento. Pero si sufre falta de oxígeno dentro del vientre materno o durante el trabajo de parto puede producirse un aumento del movimiento intestinal y la relajación del esfínter anal, eliminando parte del meconio en el líquido amniótico, el cual puede ser aspirado.

La aspiración puede ocurrir antes, durante o inmediatamente después del parto por restos de meconio que hayan podido quedar en faringe y tráquea.

Leer más »

El meconio del bebé recién nacido

Comentar
El meconio del bebé recién nacido

Todos los papás conocen que las primeras deposiciones del recién nacido son muy características, conocidas como "meconio". El meconio es una sustancia viscosa y espesa de color oscuro, negro verdoso, que se forma en el tubo digestivo del bebé durante el embarazo. Es el término médico para referirse a las primeras heces del recién nacido, que habitualmente se van expulsando en varias deposiciones durante las primeras 48 horas de vida del bebé.

El meconio está compuesto por células muertas y secreciones del estómago e hígado que reviste el intestino del recién nacido y se va formando en el periodo fetal: líquido amniótico, moco, lanugo (vello fino que cubre el cuerpo del bebé), bilis y células que se han desprendido de la piel y del tubo digestivo.

Durante el embarazo, el bebé en el útero de la madre va tragando líquido amniótico que contiene todos los otros componentes mencionados anteriormente. Para mantener el líquido amniótico transparente, limpio y sano, todos los contenidos distintos a este líquido en sí son filtrados y permanecen en el intestino, formando el meconio.

Leer más »
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos