Compartir
Publicidad

¿Qué riesgos existen si el parto se retrasa?

¿Qué riesgos existen si el parto se retrasa?
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El tiempo estimado de embarazo es de cuarenta semanas, aunque pocos bebés nacen en la semana justa y es habitual que lo hagan entre la semana 38 y la 42. Los bebés nacidos entre las semanas 41 y 42 serán considerados “a término tardíos”, pero, ¿qué riesgos existen si el parto se retrasa?

Normalmente, al superar la semana 40 harán una monitorización fetal para comprobar que todo sigue bien, pero si se acerca la semana 42 es posible que el ginecólogo os hable de la posibilidad de provocar el parto. Pasada cierta fecha, en muchos hospitales tienen una política de inducción del parto.

Esto es así porque, a pesar de que podría ser sencillamente que el bebé no esté preparado para nacer, porque se haya calculado mal la fecha de parto, existen ciertos riesgos si el nacimiento no se produce.

  • Si el bebé crece demasiado dentro del útero, podrían producirse complicaciones. La cabeza del bebé podría no encajar adecuadamente en la pelvis y dificultar el borramiento y dilatación del cuello uterino, lo cual dificultaría el parto. Los fetos demasiado grandes para la madre suelen conllevar cesárea o parto instrumental, aumentando los riesgos y haciendo su recuperación más complicada.

  • Otro posible riesgo es que la placenta deje de suministrar los nutrientes necesarios para el bebé superada cierta fecha, en cuyo caso habría riesgos para el bebé. Y es que la placenta va madurando a lo largo del embarazo, llegando a considerarse placenta vieja o hipermadura aquella que no puede aportar los nutrientes y el oxígeno necesario al feto.

  • Si el bebé continúa creciendo, puede disminuir la cantidad de líquido amniótico que lo rodea. Al no flotar el cordón umbilical, este podría comprimirse con los movimientos del bebé o las contracciones uterinas. Este hecho también podría menguar las cantidades de nutrientes y oxígeno que recibe el feto.

  • Conforme pasan los días, si el feto sufre falta de oxígeno dentro del vientre materno es posible que haga sus primeras deposiciones en el interior del útero y expulse el meconio. Al nacer puede producirse el síndrome de aspiración de meconio.

Retraso en el parto

¿Puedo inducir el parto naturalmente?

Para intentar inducir el parto naturalmente, recuerda que has de mantenerte activa, pasear (el balanceo pélvico favorece el ablandamiento del cuello del útero), estimular suavemente los pezones y mantener relaciones sexuales (se produce oxitocina que estimula las contracciones uterinas) si no existe contraindicación.

Mientras tanto, puedes llevar un control de los movimientos fetales para vigilar el estado de salud del bebé, intentando notar varios de sus movimientos cada hora (mejor estando tranquila y atenta, pues con la rutina del día a día los movimientos fetales a menudo pasan desapercibidos). Si pasan varias horas sin notar movimiento, debemos informar al médico.

¿Cómo será el bebé?

Los bebés que nacen más allá de la semana 42 se llaman "posmaduros". Estos bebés suelen ser más grandes que los nacidos a término, no tienen tanta capa de vérnix caseosa y puede que tenga la dermis algo pelada en algunas zonas. La piel de las manos puede aparecer seca, agrietada y apergaminada.

Si el bebé que nace tras la semana 42 ha usado parte de sus reservas de grasa como alimento, podría tener la piel arrugada y colgante, sobre todo en el abdomen. Normalmente tendrán más cantidad de pelo en la cabeza y las uñitas más largas.

Si la piel del recién nacido y el cordón aparecen de color amarillento, es que el retraso ha sido bastante (de grado tres, siendo este el máximo) y el bebé podría presentar más problemas.

Pero en general, la mayoría de los niños que nacen con algún retraso no muestran ningún daño a largo plazo. La recuperación y crecimiento suele ser normal tras una adecuada observación por parte del personal médico y los cuidados necesarios.

A veces, lo peor es lo mal que lo pasa la madre cuando, después de tantas semanas de embarazo, con el lógico cansancio, la pesadez, las molestias y las ganas de ver por fin al bebé, este no llega. Mantenerse con calma, entretenida, activa y recibir el apoyo de la familia es importante en este sentido.

En definitiva, puede que algunos bebés que están preparados para nacer necesiten una "ayuda" para evitar riesgos de nacer demasiado tarde. Por suerte, en la mayoría de los casos cuando está "maduro" el parto se produce y en ocasiones la clave está en no desesperar y realizar los controles adecuados para comprobar que el bebé está bien. Una inducción artificial del parto solo debería producirse si el retraso puede provocar problemas en la salud del feto o de la madre.

Fotos | Thinkstock
En Bebés y más | Lo que sucede al superar las 42 semanas de embarazo, Nacer en la semana 37 no es lo mismo que nacer en la 42

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos