Compartir
Publicidad

Un niño de 8 años quería aprender a maquillar y su madre le regaló una lección con un maquillador profesional

Un niño de 8 años quería aprender a maquillar y su madre le regaló una lección con un maquillador profesional
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El mundo está cambiando, en muchos sentidos para mal, no me cabe duda, pero en muchos otros para bien, porque los padres de hoy en día están mostrándose mucho más liberales en cuanto a las preferencias de sus hijos de lo que lo fueron los nuestros.

Un niño de 8 años quería aprender a maquillar y cuando lo más habitual en muchas casas habría sido tratar de quitarle la idea de la cabeza ofreciéndole otras alternativas, explicándole que maquillarse y maquillar es algo que hacen básicamente las mujeres o simplemente un "sí, algunos hombres maquillan, pero espera y con el tiempo ya verás si quieres hacerlo o no", su madre le regaló una lección con un maquillador profesional.

El niño se llama Ethan Wilwert y su sueño, hoy por hoy, es convertirse en un artista de maquillaje profesional. Su madre, Season, decidió apoyarle completamente en su sueño y ofrecerle un regalo para que empezara con ello: una lección de maquillaje con el estilista nominado el Emmy Joey Killmeyer.

El maquillador trabajó sobre un lado de su cara para que Ethan viera cómo lo hacía y entonces le cedió las herramientas para que fuera él quién se maquillara el otro lado. El niño disfrutó tanto, se lo pasó tan bien, que su madre dijo, tal y como leemos en Bored Panda, que no recordaba la última vez en que le vio tan feliz y seguro de sí mismo. Era tal su pasión que incluso hubo clientes en el establecimiento que pidieron que fuera el niño quien les maquillara.

El mismo Killmeyer compartió la historia en su Facebook

Maquillaje3

Joey Killmeyer, el maquillador, compartió la historia de Ethan en Facebook y no dudó en mostrar su admiración hacia el niño y hacia la madre:

Él lo hizo taaaan genial. Es un chico con mucho talento y espero que sea un gran artista en la vida. Estaba tan emocionado que su madre me dijo que eso le dio confianza para dejarle ser él mismo (...) Esto me muestra que el mundo está cambiando con respecto a cuando tenía su edad y que hay esperanza para los niños que son diferentes. Y si es gay o no, quién sabe. Pero respeto mucho a la madre por dejarlo ser él mismo y descubrir quién es y qué quiere hacer en la vida.

La mirada de la madre lo dice todo

Maquillaje2

La madre explicó también que el hacer el curso de maquillaje no define su identidad de género ni su preferencia sexual, pues solo es un niño que está explorando sus gustos y deseos y que ellos como padres deben simplemente animarle a cumplirlos.

Y en cualquier caso, el que hacer un curso o no le definiera sexualmente es irrelevante, porque no cambia nada. Un niño no es gay por hacer dicho curso y no lo es si no lo hace. De hecho, es que da igual que lo sea o deje de serlo. Es un niño con una ilusión y una madre haciéndola posible.

Por eso con lo que yo me quedo y con lo que todos deberíamos quedarnos es con la mirada de la madre, que lo dice todo. Y no me refiero a su mirada en esta foto, sino en la que podemos imaginarnos al verle siendo maquillado y maquillándose cuando dice eso de "no recuerdo la última vez en que le vi tan feliz y seguro de sí mismo". ¿Cómo negarle algo así?

En Bebés y más | ¿Crees que tienes un hijo diferente a los demás y eso te da miedo? No te pierdas este excelente videoclip de HollySiz, El conmovedor vídeo de Ryland y de cómo sus padres aceptaron que era transexual

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos