Compartir
Publicidad
Publicidad
Un estudio lo confirma: los padres pasan más tiempo relajándose que las madres
Ser Padres

Un estudio lo confirma: los padres pasan más tiempo relajándose que las madres

Publicidad
Publicidad

Vivimos en una época en la que las palabras "igualdad" y "equidad" están por todos lados, y en la crianza no son la excepción. Se habla de responsabilidades compartidas, trabajo en equipo y de paternidades activas. Tal parecería que hemos llegado a un balance equitativo entre padres y madres acerca del cuidado de los hijos y las responsabilidades en casa. ¿O no es así?

Un estudio reciente hecho a parejas donde ambos trabajan fuera de casa nos confirma lo que muchos ya sabíamos: aunque los padres estén más involucrados, ellos continúan teniendo tiempos más largos de descanso y relajación, en comparación con las madres.

El estudio: los padres se relajan más

Titulado "New Parents Project", este nuevo estudio se propuso analizar qué tan equitativa era en realidad la vida de 52 parejas, tres meses después de haberse convertido en padres primerizos. Todos los participantes trabajaban fuera de casa durante la semana.

Los participantes escribieron una especie de diario de sus actividades de manera detallada durante un día de trabajo y un día de descanso, primero durante el primer trimestre del embarazo y después de tres meses de haberse convertido en padres.

Durante los días laborales después de que nacieron sus bebés, tanto padres como madres se dividían el trabajo del hogar y el cuidado de sus hijos de manera más equitativa, en comparación con los días de descanso.

En los fines de semana, por ejemplo, los hombres se relajaban el 46% del tiempo en el que sus parejas estaban haciéndose cargo del bebé. Las mujeres en cambio, se relajaban solamente el 16% del tiempo que sus parejas estaban cuidando a sus hijos. En cuanto a las responsabilidades del hogar, se encontraron resultados similares: los padres descansaban el 35% del tiempo que sus parejas pasaban limpiando u ordenando la casa, mientras que las mujeres solo descansaban el 19% de éste.

En tiempos, se encontró que las mujeres pasaban de 46 a 49 minutos relajándose o descansando mientras los hombres se hacían cargo del bebé o del hogar. Por su parte, los hombres pasaban descansando el doble del tiempo que ellas: un total de 101 minutos.

"En los días de trabajo, los padres dividen las responsabilidades del hogar y la crianza de los hijos de manera más equitativa. Se necesitan todas las manos para lograrlo, pero cuando hay más tiempo disponible en el fin de semana y los padres no están tan presionados de tener todo terminado, es cuando vemos emerger los patrones de género e inequidad, en los que las mujeres hacen mucho más trabajo en casa y cuidando a los hijos, mientras ellos descansan", comenta Jill Yavorsky, una de las investigadoras del estudio para Ohio State News.

La crianza moderna: un trabajo en equipo

Actualmente el cuidado y crianza de los hijos es algo en lo que se involucran papá y mamá casi por igual. Y digo "casi" porque aunque hay padres que están involucrados totalmente en cada detalle del desarrollo de sus hijos, el peso o responsabilidad de la crianza continúa recayendo en las madres.

Hace algún tiempo te compartía los resultados de una encuesta, en la que los padres modernos hablaban acerca de su paternidad y de cómo se sentían al respecto. El 40% de los padres encuestados afirmó que le gustaría participar más en la crianza de sus hijos, pero siente que su pareja interfiere en su participación, mientras que el 43% opinaba que su pareja ejerce demasiado control de la crianza.

Tal parece que aunque la crianza moderna se ha convertido en un trabajo en equipo por elección de la pareja, las madres seguimos dominando en la mayor toma de decisiones en todo lo relacionado con nuestros hijos. Claro, esto por voluntad propia y porque nosotras deseamos hacerlo, aunque de manera inconsciente lo hagamos por patrones de género como comentaba una de las investigadoras.

Pero quizás, y volviendo a los resultados de aquella encuesta a los padres actuales, deberíamos soltar un poco las riendas de la crianza y permitir que los padres se involucraran más. De igual manera, los papás quizás deberían tener mayor iniciativa al momento de atender a los hijos o hacerse cargo de ellos. Hacer que verdaderamente sea una crianza equitativa entre ambos, especialmente en el caso de que tanto padre como madre trabajen fuera de casa como los participantes en el estudio.

Y bueno, aunque los resultados de este estudio no nos hayan revelado nada que no imagináramos, sí nos sirve como un recordatorio de que aún nos falta continuar trabajando en equipo para lograr que la crianza y responsabilidades en el hogar estén verdaderamente equilibradas - si así lo deseamos, claro está, pues cada familia es diferente.

Foto | iStock
Vía | What to Expect
En Bebés y más | El cerebro del hombre cambia al cuidar de los hijos, "No soy una niñera", un padre explica por qué no debemos agradecer que se haga cargo mientras mamá no está

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos