Publicidad

No todos son noticia pero los hemos encontrado: padres que aparcaron su carrera profesional para cuidar de sus hijos
Ser Padres

No todos son noticia pero los hemos encontrado: padres que aparcaron su carrera profesional para cuidar de sus hijos

Publicidad

Publicidad

La definición de “noticia” es muy sencilla, es el relato, la construcción y la elaboración que se refiere a un hecho novedoso o no muy común.

Así que siguiendo esta sencilla definición, tristemente que un hombre renuncie a su carrera profesional por criar a sus hijos sigue siendo noticia en este país y eso es lo que ha ocurrido con David Bravo y por eso lleva varios días en la primera plana de los medios.

David Bravo es abogado especializado en derecho informático y propiedad intelectual que se opuso frontalmente a la Ley Sinde y que participó activamente en el 15M hace cinco años. David en los últimos meses se ha dedicado a la política pero ahora, la noticia está en que ha renunciado a presentarse a las próximas elecciones.

¿Por qué David abandona su carrera profesional?

Sencillo, él mismo ha reconocido que lo hace porque va a compartir la custodia de su hijo y sí, le sorprende que se haya producido este ruído mediático por haberlo hecho público ya que David, como cualquiera que sepa ver la realidad, reconoce que es algo que las mujeres hacen, hacemos, permanentemente sin ruido y sin fanfarrias y el hecho de que lo haga un hombre parece que convierte el gesto en algo heróico, algo que a él le ha sorprendido.

Muchas son las mujeres que dejan de trabajar al menos el primer año de vida de su hijo, como muchas son también las que se ven obligadas a reducir su jornada para poder criar de su hijo o hijos.

Por eso la decisión de David Bravo ha sido noticia en numerosos diarios durante los últimos días porque las cifras de hombres que toman esas mismas medidas caen estrepitosamente, no son significativas, no son habituales… ¿no lo son?

Otras historias de padres

José María es padre de mellizos desde 2011, el hecho de decidir que las escuelas infantiles no iban a entrar en su organización familiar hizo que cuando su pareja terminó su baja maternal decidirán que él pediría una reducción de jornada en su trabajo como diseñador en un diario.

Desde entonces trabaja por la tarde y se encarga del

"turno de mañana: desayunos, colegio, compras, cocina, comidas, pediatra... y por la tarde se queda todo en manos de la madre. Conciliación creo que lo llaman. Mentira se ajusta más a la realidad."

Él tiene claro que "lo que hay en este país es sacrificio" en general por parte de las madres pero cada vez más por parte de padres comprometidos con la crianza de sus hijos y que tienen que aguantar aún con tono de broma frases machistas del tipo "¿para qué quieres la reducción, no está la madre?" y otras aún más insultantes.

Porque aún vivimos en una sociedad en la que se da por supuesto que el papel de cuidadora en la familia tiene que ser el de la mujer y eso es algo muy injusto y alejado de la realidad cada vez más gracias a actitudes como las de estos padres y otros más.

"Darle visibilidad a estos casos sirve para intentar normalizar esto y demostrar que los hombres también tienen que cumplir con su 100%. Yo no quiero ser ejemplo de nada, ni soy mejor que nadie pero sí quiero que se contemplen casos de hombres dedicados a los cuidados y la crianza de sus hijos y que se acogen a medidas de concialición con toda normalidad. Sin medallitas ni aplausos."

Papa 1

Papá Cangrejo, al que podéis encontrar en TW, tiene una historia personal más o menos coincidente con la de David Bravo pero claro, él no ha sido portada de los medios por ello.

Él es autónomo pero su principal cliente le exigía trabajar más horas en su oficina. Cuando su pareja (obviamente “Mamá Cangrejo”) volvió a su puesto tras la baja por maternidad, él le dijo a su cliente que el trabajo lo haría desde casa porque tenía que encargarse de su bebé (sí, claro “Bebé Cangrejo”).

El cliente aceptó y desde ese momento él trabaja en casa todo el tiempo aunque ha tenido finalmente que dejarlo porque le exigía una dedicación que no podía prestarle dado que su prioridad era la de cuidar a su bebé.

Con su primer hijo sin embargo él estaba desempleado y al regresar su pareja al trabajo él se dedicó a cuidar del niño: “no me arrepiento de nada, ver crecer a mis hijos ha sido lo mejor de mi vida” reconoce a día de hoy. También es verdad que según sus palabras “esto lo hago porque mi pareja tiene trabajo fijo y estable” algo que se valora en este momento más que la cuantía económica del sueldo que entra en casa, eso es innegable.

Adrián, ha vivido una situación parecida aunque con algunos matices. Él dejó su trabajo cuando nació su hija pero a los cuatro meses estaba trabajando en otra empresa porque la situación económica familiar así lo requería, ambos, tanto su mujer como él dejaron el trabajo y al que llamaron para trabajar fue a él así que no hubo más que decir.

“Me parece genial su iniciativa –señala Adrián sobre la renuncia del diputado de Podemos, David Bravo- pero la verdad es que en estas cosas depende mucho la situación personal-económica de cada uno. Pero vaya por delante mi aplauso a este señor porque otros muchos, en su situación o en mucho mejor posición aún, ni se atreven ni se plantean hacerlo.”

Y otro David también se vio un poco forzado por las circunstancias a tomar una decisión en la que la crianza de sus hijos era una de sus prioridades. A David le despidieron en su empresa y aprovechó para cuidar a sus hijos y emprender algo completamente distinto a lo que había hecho hasta el momento, trabajar desde casa para “poder hacer lo que me gustaba, ganarme la vida y de paso estar más tiempo con los peques”.

La eterna búsqueda de la conciliación

Bebeypapa

Está claro que el caso del diputado David Bravo no es un caso aislado, aunque también es innegable que mayoritariamente es la mujer, la madre, la que vive el problema de la inexistencia conciliación laboral y familiar.

¿Reducir la jornada laboral o cambiar el huso horario puede ser la solución al problema, como plantea algún partido político de cara a las próximas elecciones o quizás sea más eficaz la educación pública desde los cero años y cambiar los permisos de paternidad y maternidad haciéndolos ambos de 18 semanas, para tratar de evitar que sea tan complicado contratar a una mujer y reducir la brecha de la desigualdad?

Que queda mucho por hacer es evidente, que el caso de David Bravo no es una excepción aunque haya sido noticia durante estos días también lo es. Porque cada día son más los padres como José María, Adrián, David o "Papá Cangrejo" los que junto a sus familias deciden aparcar su carrera profesional para dedicar la mayor parte de su tiempo a criar a sus hijos. Es un paso adelante hacia esa ansiada igualdad a la hora de formar una familia en este país que todos andamos buscando.

Vía | elmundo.es
Fotos | iStockphoto
En Bebés y más | Aumenta el número de hombres que se cogen la excedencia para cuidar de sus hijos (y disminuye el de mujeres) | ¿Qué reclaman algunos padres en el "Día del Padre" y el resto del año? | No somos héroes, simplemente somos padres

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir