Compartir
Publicidad

No señora, una madre trabajadora no debe ser visto como un problema

13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estoy completamente escandalizada con las declaraciones que ha hecho Mónica Oriol, presidenta del Círculo de Empresarios sobre las mujeres trabajadoras.

Me asombra que las declaraciones vengan precisamente de una mujer, pero más me horroriza la forma en la que se menosprecia a la mujer y a su papel de madre. Una de las cosas que ha dicho es que "prefiere contratar a una mujer de menos de 25 años o de más de 45, porque como se quede embarazada nos encontramos con el problema". No señora, una madre trabajadora no debe ser visto como un problema.

Facilitar, no discriminar

No hay conciencia de la importancia que tiene para la sociedad el papel de una madre. Si seguimos a este ritmo (y nada parece indicar que vaya a cambiar), España se convertirá en el país con la población más vieja de Europa. Un sistema social insostenible si no nacen más bebés.

De cara a revertir eso, es imprescindible aumentar las tasas de natalidad y facilitar a las mujeres políticas de conciliación que le permitan compatibilizar su vida como madre y trabajadora.

Directiva o madre, ¿por qué hay que elegir?

Oriol se refirió especialmente a las mujeres directivas, que deben "ser conscientes de los sacrificios que exige", a quienes les ha recomendado "casarse con un funcionario o con un hombre que le gusten los niños". Dando así a entender que deberá hacer un gran esfuerzo para estar en un alto cargo y prácticamente olvidarse de los hijos. Una vez más, se cae en el error de creer que la mujer está obligada a elegir entre familia y trabajo.

Hay muchísimas mujeres directivas que logran compatibilizar ambas facetas, y sí, seguramente con mucho esfuerzo porque las políticas no ayudan, pero es posible. En Mamiconcilia hemos podido conocer algunos casos de primera mano.

Las madres trabajadoras no son un problema

A lo que se debe apuntar, en lugar de recomendar no contratarlas, es plantear un cambio en las políticas sociales y empresariales, pero sobre todo en la mentalidad, para que los empresarios no vean a una mujer en edad fértil como un clavo imposible de quitar durante años.

Lamentablemente, la noticia de un embarazo está mal vista en el ámbito laboral, y las que ya son madres suelen ser vistas como un problema. Muchas sufren el conocido como mobbing maternal.

No es fácil, muchas madres se han visto obligadas a dejar sus trabajos al convertirse en madres o al revés, mujeres que han renunciado a la maternidad por convertirse en mujeres directivas, pero no es ese el camino.

Desde luego, flaco favor el que hace a las mujeres la presidenta del Círculo de Empresarios recomendando que se aísle del panorama laboral a quienes están en edad fértil.

¿Qué opináis vosotros de sus declaraciones? ¿Creéis que una madre trabajadora es un problema para la empresa? ¿Cómo revertirlo?

Vía | Antena 3
En Bebés y más | El 75% de las mujeres sufren problemas laborales a raíz de su maternidad, El machismo de hablar de la conciliación de Sara Carbonero y no de la de Iker Casillas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio