Compartir
Publicidad
Publicidad

"Me molesta que los padres peguen a sus hijos"

Guardar
36 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos meses vi una película de esas de “pensar poco”, mucha acción, tiros, entretenimiento, pero con un guión típico y poco profundo. La película en cuestión se titula “En el punto de mira“ y el protagonista es, si no recuerdo mal, un ex-soldado experimentado con un sentido ético y moral muy desarrollado que malvive como puede. Algo así como el justiciero del bien que trata de arreglar todo lo que le molesta.

Toda esta introducción sirve para explicar que el vídeo que encabeza esta entrada es un fragmento de esa película en la que se observa a una madre pegar a su hijo. Nuestro protagonista, justiciero donde los haya y sin reparos a la hora de expresar qué le molesta y por qué le molesta, acaba aplicando, ante la escena que observa, el mismo correctivo a la madre del niño mientras le dice a la madre: Me molesta que los padres peguen a sus hijos.

Huelga decir que cuando vi la escena me quedé atónito. “Es como House, que dice lo que piensa sin importar las consecuencias, pero en soldado”, pensé. Y me gustó, porque el mensaje que deja la escena es exactamente el que trata de mostrar: es violento e irrespetuoso dar cachetes a un adulto y es igual de violento e irrespetuoso hacerlo con un niño.

Hay cosas que, simplemente, no se hacen, y pegar es una de ellas. La violencia genera violencia y nunca puede ser correcto infligir daño a alguien si lo que tratas de conseguir es un comportamiento respetuoso y noble.

Prediquemos con el ejemplo

¿Cómo voy a decir a mis hijos que no deben pegar a otros niños si cuando hacen algo mal les pego? ¿Cómo les explico que la violencia, la agresividad y hacer daño a otros no es un medio para conseguir algo o solucionar los problemas si es uno de los métodos con que yo los soluciono? ¿Haz lo que digo, no lo que hago?

Por favor, seamos serios y consecuentes, el cachete sirve, únicamente, para descargar nuestra rabia contenida y para “solucionar” los problemas “por las malas”.

La violencia de las personas no viene en nuestro código genético (y si así fuera, podríamos eliminarla con una buena educación), viene de la costumbre de tratar mal y educar hiriendo (emocionalmente sobretodo) a las personas mas indefensas e inocentes de la sociedad.

En Bebés y más | La mitad de los padres pegan a sus hijos, “Esto se ha hecho toda la vida y no nos ha pasado nada” (I), La ministra de educación en contra del castigo físico, Erradicar el castigo físico

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos