Compartir
Publicidad

La oportunidad perdida de Sergio Ramos para apoyar el permiso de paternidad

La oportunidad perdida de Sergio Ramos para apoyar el permiso de paternidad
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Antes que nada decir que cada quien elige cómo vivir su paternidad. Si la pareja está de acuerdo, ¿quiénes somos nosotros para opinar? Dicho esto, recordar que Sergio Ramos es un personaje público y un héroe para muchísimas personas, entre ellos niños y adolescentes que admiran no solo lo que hace dentro del campo, sino también fuera.

Resulta que Ramos fue padre de su tercer hijo el domingo, horas después se unía al entrenamiento con la selección y ayer martes jugó un partido amistoso contra Argentina. Todo esto, con su mujer Pilar Rubio recién parida. Se ha criticado el mal ejemplo de conciliación del futbolista al volver al trabajo horas después del nacimiento de su bebé, cuando tanto se lucha por la igualdad, la corresponsabilidad en la crianza y por ampliar la baja para los padres. Sin duda, una oportunidad perdida del futbolista para apoyar el permiso de paternidad.

Del paritorio al entrenamiento

El día del nacimiento de Alejandro, el jugador anunció la feliz noticia con esta foto junto a su mujer y el recién nacido en su cuenta de Twitter:

Aunque hubiese estado disculpado de ausentarse por un motivo más que justificado, esa misma noche del domingo el jugador acudió al entrenamiento de la selección previo al partido amistoso (encima, amistoso), un gesto que el propio seleccionador Julen Lopetegui elogió:

“Ha hecho un esfuerzo extraordinario por venir a entrenar, cosa que lógicamente él podía haberse saltado. Pero no lo ha hecho, demostrando claramente la mentalidad que tiene y que, además, nos encanta”.

Las redes no pasaron por alto la coincidencia de los eventos tan cercanos en la vida del futbolista, y que además haya sido exaltado el gesto, y muchos usuarios lo hicieron notar.

La guionista Henar Álvarez fue especialmente crítica, tanto en las redes, como al dar su opinión en El Confidencial :

"Que uno de los dos progenitores, el varón, cuente con el respaldo de la sociedad para desatender sus labores de crianza, obliga a la otra parte, la mujer, a encargarse a tiempo completo de los cuidados y la familia. El mensaje que se lanza a los más jóvenes es nefasto y contrario a esa igualdad que buscamos para avanzar como sociedad", comenta Henar en su artículo.

El ejemplo de los personajes públicos

Como decía al comienzo, el futbolista es libre de vivir su momento y disfrutarlo, si es lo que le apetecía hacer y su pareja está de acuerdo. Decir también que tiene el apoyo familiar y una economía que le permite que a su mujer no le falte ayuda aún a horas de haber parido y con tres niños que cuidar. Algo de lo que la mayoría de las familias no goza.

Pero como personaje público, ha perdido la oportunidad de dar un buen ejemplo y de apoyar el permiso de paternidad que los padres tienen derecho a gozar. Luego está mal visto que los hombres se pidan el permiso para cuidar de sus hijos, y comportamientos como el de Sergio Ramos lo alimenta. En nuestro país menos del diez por ciento de los padres comparten el permiso maternal pasadas las seis primeras semanas obligatorias tras el parto.

¿Y si hubiese sido la madre quien hubiese vuelto a trabajar tan pronto? Le hubiesen llovido las críticas, seguro. Pero si es el padre, y además futbolista, es un "héroe". Si queremos igualdad, deberíamos ser más igualitarios a la hora de dar ejemplo.

Como comentaba un padre en Twitter, hay muchos que no cambiarían nada del mundo por estar junto a su bebé:

En Bebés y más | El machismo de hablar de la conciliación de Sara Carbonero y no de la de Iker Casillas, Y los padres, ¿no concilian su vida laboral con la familiar?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio