Compartir
Publicidad

La ilustración que muestra de manera graciosa por qué las madres casi no tienen fotos bonitas con sus hijos

La ilustración que muestra de manera graciosa por qué las madres casi no tienen fotos bonitas con sus hijos
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando tenemos hijos, además de convertirnos en madres, adoptamos y adquirimos también una larga lista de títulos y profesiones, convirtiéndonos en "todólogas": cocinera, enfermera, animadora, abogada, profesora, psicóloga, cantante, decoradora, entre muchas otras más. Y una de ellas, desde luego, es ser fotógrafa.

Pero en muchos casos, el ser la fotógrafa de la familia, hace que no estemos siempre tan presentes en esas imágenes. Y para muestra, la divertida ilustración, que plasma de forma humorística y exagerada el por qué las madres casi no tienen fotos bonitas con sus hijos.

Mamás y fotógrafas: unas auténticas mamarazzi

Con la practicidad de los smartphones, hoy en día es muy fácil tomar alguna fotografía para capturar algún momento lindo que deseamos conservar. Esto sin duda es algo de lo que las madres actual hemos tomado ventaja, pues nos permite tomar fotografías de nuestros bebés frecuentemente, dándonos incluso un nuevo apodo: mamarazzi.

Día con día, nos aseguramos de ir capturando con nuestra cámara el crecimiento y desarrollo de nuestros hijos, ya sea para imprimirlas y conservarlas como recuerdo en casa o para compartir esas imágenes en redes sociales con nuestra familia y amigos.

Pero aunque ser la fotógrafa no oficial de la familia es una gran ventaja porque nos aseguramos de guardar los momentos importantes y después podemos revivirlos al verlas, existe también una desventaja: casi no aparecemos en las fotografías.

La mayoría de las fotos que tenemos casi todas las madres y en las que aparecemos con nuestros hijos, suelen ser las famosas selfies que tomamos nosotras mismas. Y es que hay algo que a muchas nos sucede: mientras nos encargamos de no olvidar capturar un momento, en muchas ocasiones, nadie piensa en tomarnos una con nuestros hijos.

Pero aclaramos: esto no quiere decir que esto esté mal o que sea culpa de otros. Es simplemente una realidad de cómo a veces se dan las cosas de esta manera por una u otra razón, haciendo que casi no aparezcamos en fotos o que éstas no sean las más bonitas, tal y como lo plasma una madre en la viñeta que hoy te compartimos.

La ilustración que captura esta situación en clave de humor

A través de su página de Facebook, la ilustradora Victoria Bolduc recientemente compartió una sencilla pero clara ilustración que muestra de forma exagerada y graciosa lo que muchas veces nos pasa al ser las fotógrafas no oficiales de nuestra familia.

Acompañada simplemente del texto "Fotos que existen de mi esposo con el bebé vs. fotos que existen de mí con el bebé", Victoria plasma con mucho sentido del humor una realidad que muchas madres vivimos: las fotos que tomamos de otros son muy bonitas, mientras que las que nos toma a nosotras.. bueno, no son las mejores.

En mi caso personal, puedo sentirme identificada y me hace mucha gracia la viñeta, pues muchas de las fotos que tengo con mi hija cuando ella era bebé tienen la iluminación y el ángulo peor planeado del mundo, mientras que las que yo tomaba de ella con sus abuelos o su papá intentaba buscar que siempre salieran de la mejor forma posible.

Desde luego, la intención de Victoria es que podamos reírnos juntos de esta situación que ocurre con mucha frecuencia a miles de madres, sin que se trate de atacar a los padres, pues seguramente hay muchos que toman buenas fotografías de madres e hijos y con frecuencia.

Lo mejor que podemos hacer además de tomarlo con humor, es mostrar a las demás personas y pedirles que intenten tomarnos fotografías con nuestros hijos más seguido, para que cuando sean mayores, ellos puedan ver esas fotografías, y recordar a través de imágenes bonitas aquellos momentos de su infancia en los que mamá estaba a su lado.

Vía | Motherly

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio