Compartir
Publicidad
Por qué todas las madres son extraordinarias
Nuestras experiencias

Por qué todas las madres son extraordinarias

Publicidad
Publicidad

Tener hijos es algo que definitivamente te cambia la vida, y no me refiero solamente al ritmo o la rutina que llevábamos antes de convertirnos en madres, sino en todos los cambios que vivimos en nuestra personalidad y nuestra forma de ser.

E independientemente del estilo de vida que llevemos, o de nuestra personalidad, hay una característica increíble de las madres: todas son extraordinarias. Te explico por qué.

Convertirse en madre es transformarse

Desde el embarazo, nuestra forma de pensar comienza a cambiar. Ahora no solo se trata de nosotros, sino de esa nueva personita que en cuestión de meses llegará a presentarnos un nuevo estilo de vida, en una aventura totalmente diferente a lo que estábamos acostumbradas.

Comenzamos a desarrollar distintas opiniones, nos interesan temas que antes no lo hacían y ahora tenemos prioridades diferentes. Con todos estos cambios, también comenzamos a aprender y probar nuevas habilidades, que van más relacionadas a nuestro nuevo papel como mamás.

Toda esta transformación, nos ayuda a crecer como mujeres y madres, ayudándonos a construir una nueva versión de nosotras mismas, y mostrándonos nuestro verdadero potencial para hacer muchas cosas que antes quizás pensábamos imposibles.

Somos “todólogas”

Nino Enfermo

Ser mamá es también convertirse en conocedora de muchos temas, así como en aprendiz y luego experta, de nuevas y múltiples profesiones, que irán surgiendo de acuerdo a las necesidades de nuestros hijos.

Nos convertimos en un poco de todo: enfermera, maestra, psicóloga, decoradora, cocinera, cantante, animadora y mil cosas más. Tenemos una amplia experiencia que va creciendo poco a poco, según las situaciones que se presenten en nuestra vida y la de nuestros hijos.

¿Nuestro hijo tiene una herida? Aparece mamá enfermera. ¿Necesita ayuda con la tarea? Entonces llega la mamá maestra. ¿Tiene algún problema que le agobia o necesita ayuda para entender sus sentimientos? Llega la mamá psicóloga.

Todas y cada una de estas facetas, nos convierten en “todólogas”: madres expertas que están listas para cambiar de oficio según las necesidades de nuestros hijos. Sin duda, una habilidad extraordinaria.

Tenemos superpoderes

Madre Con Bebe Cocina

Algo que me ha sorprendido desde que soy mamá, es esa energía y empuje que tenemos para seguir adelante. Y claro, todo se lo debemos a ese pequeño gran motor nuestro, llamado “hijos”.

Ser mamá nos da una serie de superpoderes increíbles:

  • Somos capaces de continuar de pie y haciendo cosas a pesar de haber dormido pocas horas, dando nuestro máximo esfuerzo.
  • Si nos enfermamos, tenemos la fortaleza para continuar con nuestra vida de forma normal y realizar nuestras responsabilidades.
  • Tenemos poderes curativos, para aliviar una herida en una manita o una pequeña rodilla, basta solo un besito.
  • Tenemos la capacidad de dominar el tiempo y lograr hacer un millón de actividades en cuestión de horas y minutos.
  • Nuestra memoria interna es capaz de almacenar todos los datos y pendientes que tenemos por hacer.

Todas diferentes, pero todas extraordinarias

Cada mamá es un mundo, cada una de nosotras vamos haciendo lo mejor que podemos para dar un buen papel como madres. Independientemente de nuestros tipos de crianza, nuestras opiniones, si nos quedamos en casa o si trabajamos fuera, al final, todas y cada una de nosotras somos extraordinarias.

Fotos | iStock
En Bebés y más | Antes y después de ser madre: cómo cambia el valor de las cosas, La madre que creía que sería y la madre que soy, Mis mejores 21 momentos como madre

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio