El hilo definitivo que nos recuerda lo que les pasa a los bebés desatendidos y la importancia del apego

El hilo definitivo que nos recuerda lo que les pasa a los bebés desatendidos y la importancia del apego
Sin comentarios

Siempre he defendido la crianza en brazos básicamente porque desde el principio fue lo que mi instinto me pidió. Tanto a mi bebé como a mi nos encantaban los brazos y nunca tuve ningún reparo en tenerlos bien abiertos para ella, sin excepción y sin tener en cuenta la hora o el lugar.

Ese bendito sentido común de las madres ha logrado desterrar teorías escalofriantes sobre dejar llorar a los niños en la noche para que aprendiesen a dormir solos. Numerosos estudios, evidencias y millones de madres sabemos que esto, además de ser contra natura, afecta a los bebés de una forma muy profunda y puede dejar huellas en su personalidad que trascenderán a través de los años.

Una historia que confirma el daño que hace dejar llorar a los bebés hasta que se duermen

Bebe

Ayer precisamente leí un hilo de @larotesmeyer en Twitter que me llevó automáticamente a la única noche que se me pasó por la mente aplicar este horrible método. No pude soportar más de un minuto antes de ir a la habitación y tomar a mi bebé en brazos, lamentándome por haber pensado que sería bueno para las dos y sintiéndome culpable por imaginar lo mal que se sentía al llamar a su madre y que esta no respondiese.

No puedo negar que cada vez que escucho historias sobre los bebés que viven en orfanatos se me parte el alma. No puedo evitar pensar en esos niños que crecen con tantas carencias emocionales y afectivas, y lo duro que debe ser empezar a vivir en un entorno que te obliga a valerte por ti mismo cuando apenas se te ha caído el cordón umbilical.

Dejar llorar solos a los niños hasta que se duerman no es natural

Bebe Sueno

Esto es algo que debería ser de conocimiento común y deberíamos repetirlo hasta instalarse en la sociedad. Un bebé que llora es un bebé que necesita de sus padres o de su cuidador; no pretende "engañarnos", ni nos manipula, ni lo hace por capricho. Se trata simplemente de un bebé que está aprendiendo a relacionarse con su entorno y que para sentirse seguro, necesita saber que tiene cerca a las personas que le quieren y le cuidan: los brazos también son una necesidad básica del bebé, como comer o dormir.

De acuerdo con un reporte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los bebés que aprenden que alguien va a acudir a sus llamadas, de una forma afectuosa y adecuada, normalmente acaban teniendo mejores aptitudes sociales, emocionales y educativas. Por eso es tan importante generarle al bebé un apego seguro, en el que no tenga dudas de que cada vez que lo necesite, sus padres van a estar ahí para calmarle y ayudarle.

Ya es hora de desmontar todos esos mitos erróneos y crueles sobre el sueño infantil. Si muchas veces ni siquiera nosotros siendo adultos podemos autogestionar nuestras emociones o incluso la forma en la que dormirmos, ¿por qué habría de hacerlo un bebé que acaba de nacer?


Temas
Inicio