Enséñale que es importante tener objetivos: cómo ayudar a tu hijo a lograr sus metas (y acompañarlo si no lo hace)

Enséñale que es importante tener objetivos: cómo ayudar a tu hijo a lograr sus metas (y acompañarlo si no lo hace)
Sin comentarios

Como padres deseamos que nuestros hijos sean exitosos y felices, y nos encantaría poder evitarles tener que afrontar problemas en la vida, pero esto resulta irrealista.

Es inevitable que nuestros hijos atraviesen por diferentes situaciones a lo largo de su vida, situaciones que les ayudarán a aprender, a crecer y a  formarse como personas honestas y con valores.

Pero lo que sí podemos hacer es generarles estrategias que les ayuden a conseguir sus objetivos, logrando estrechar el vínculo que tenemos como padres al mismo tiempo que fomentamos su bienestar al sentirse capaces de lograr lo que se proponen y de superar los obstáculos que se les presentan.

Pero, ¿cómo les acompañamos? ¿Cómo ayudar a mi hijo a conseguir sus objetivos?

“El mejor medio para hacer buenos a los niños es hacerlos felices”.
-Oscar Wilde-

Cómo ayudar a mi hijo a conseguir sus objetivos: algunas ideas clave

Permíteles decidir

Es importante que ayudes a tu hijo a confiar en sí mismo y a ser responsable de sus acciones. La mejor manera de lograrlo es dejándolo tomar sus propias decisiones.

Esto no quiere decir dejarlo solo con toda la presión y no intervenir; por el contrario, implica un abordaje oportuno de tu parte.

Así, te animamos a guiar a tu hijos en los procesos de tomar decisiones, pero siempre permitiéndoles cierta libertad para que puedan escoger, sin imposiciones de tu parte. Dar opciones para escoger te ayudará a tener buenos resultados (y a él, a fortalecer su autonomía).

Animar a tus hijos a decidir por sí mismos fortalecerá su autoestima y su autonomía, y les acercará a la consecución de sus objetivos.

Metas realistas

Enseña a tus hijos a plantearse metas realistas que puedan cumplir para que así, consoliden los objetivos que se proponen. Debes ayudarlos a determinar qué cosas pueden hacer en función de su tiempo, capacidades, compromiso, intereses, talentos, etc.

En este sentido, te recomendamos ayudarles a plantearse metas pequeñas y realistas "para empezar" (¡ya habrá tiempo para motivarse y superarse!). Desglosar los objetivos grandes en metas más pequeñas es de gran ayuda y, además, hará que tu hijo se sienta capaz.

Por ejemplo, si tu hijo quiere ser el mejor jugador de fútbol, plantea pequeños objetivos como entrenar a diario (y poco a poco aumentar la dificultad o la dedicación para ese objetivo).

Fortalece su autoestima

¿Cómo fortalecer su autoestima? Valorando cada logro, por pequeño que este sea. Esto ayudará a fomentar en tus hijos una sensación de bienestar y confianza en sí mismos al percibirse capaces de lograr lo que se proponen.

Por otro lado, utiliza elogios cada vez que consigan lograr cualquier cosa, aunque sea algo "pequeño". Y en los momentos en que falle (que son inevitables), valora todo el esfuerzo y la dedicación que tuvo.

Hazle saber que estás orgulloso de él por intentarlo y que sabes que puede mejorar, remarcando que de todo se aprende algo, también del fracaso.

Fortalecer la autoestima implica elogiar los logros y también enseñar a afrontar los errores o los fracasos. Así se desarrolla la resiliencia.

Incentiva la constancia

Es importante que nuestros hijos aprendan la importancia y el valor de la constancia para poder lograr los objetivos que se planteen en su vida. Ser perseverantes a pesar de los tropiezos es fundamental para lograr cumplir todo lo que se propongan.

La constancia les ayuda a seguir adelante a pesar de los miedos y las frustraciones que se presenten al tener que hacer frente a determinadas dificultades.

No olvides puntualizar o remarcar sus avances cuando quieran desistir; recuérdales lo mucho que han avanzado gracias a la constancia.

Eres su ejemplo

Cualquier cosa que desees que tus hijos aprendan debes mostrársela. Muchísimo más importante que lo que le dices a tus pequeños es aquello que te ven hacer a ti.

Entonces, si deseo que mi hijo logre sus objetivos siendo paciente, responsable, perseverante, etc., debo actuar en concordancia con ello.

Haz frente a tus objetivos poniendo todo tu empeño en lograrlos y notarás como tus hijos, aun sin decirles nada, emularán lo que ven en casa. Ten siempre presente que tú eres su mayor referente en la vida.

Somos los modelos de nuestros hijos en muchos aspectos; actuemos con el ejemplo y conseguiremos enseñarles mucho más de lo que imaginamos.

La importancia de la motivación: el "motor" de todo

La motivación es clave para poder lograr los objetivos, y esto incluye el papel de apoyo que cumplimos como padres.

Apoyarlos e incentivarlos a seguir adelante, elogiando sus logros y ayudando a entender los fracasos como oportunidades de aprendizaje, es fundamental para su desarrollo y crecimiento.

Por otro lado, para motivarlos es preciso que cuenten con metas realistas que puedan cumplir, y cada vez que lo logren y avancen, se podrán sentir mucho mejor al sentirse y saberse capaces de ir cumpliendo las metas que se han propuesto.

No descartes la frustración

Frustrarnos por no poder lograr algo es una de las cosas que todos experimentamos alguna vez en la vida y que, además, resulta ser bastante desagradable. Es muy importante ayudar a nuestros hijos a hacerle frente a estas situaciones.

No evites el tema de la frustración; háblalo con tus hijos (que entiendan que puede aparecer, y que no pasa nada). Explícales que está bien sentirse mal, tristes o con rabia al no poder cumplir los objetivos, pero que esto puede servirnos de impulso para volver a intentarlo y mejorar.

Desglosa los objetivos

Finalmente, una técnica muy efectiva para lograr los objetivos (a cualquier edad) es el plantearnos la meta final en función de pequeños objetivos.

Esto podemos hacerlo escribiendo cuál es el objetivo que deseamos lograr a largo plazo y asentar lo que debemos hacer para poder lograrlo.

Por ejemplo, si tu hija desea asistir a las olimpiadas matemáticas de su escuela y debe aprobar varios exámenes para esto, ser seleccionada para las olimpiadas matemáticas es su objetivo final.

Entonces, en función de esto  planead juntas pequeñas metas para llegar a la "gran meta", como realizar las tareas, estudiar matemáticas, aprobar cada examen, etc. Cada paso es un gran avance, ¡házselo saber también a ella!; no olvidemos que la meta a veces también es el camino.

Fotos | Portada (freepik), Imagen 1 (freepik), Imagen 2 (freepik), Imagen 3 (freepik), Imagen 4 (freepik)

Temas
Inicio