Compartir
Publicidad
Cómo educar hijos con autoconfianza y valentía
Consejos

Cómo educar hijos con autoconfianza y valentía

Publicidad
Publicidad

La educación emocional durante la infancia es uno de los aspectos más importantes del desarrollo de nuestros hijos. Con ella, no solamente ayudaremos a nuestros hijos durante ese proceso de aprender a reconocer y gestionar sus emociones, sino que les prepararemos con las herramientas necesarias para que se conviertan en adultos felices.

Un aspecto esencial que debemos fomentar desde temprana edad, es el fortalecer su seguridad y confianza en sí mismos. Te compartimos algunos consejos para educar hijos con autoconfianza y valentía.

La base de todo: su autoestima

Mucho se habla de fortalecer la autoestima de los niños (aquí mismo hemos tratado el tema en diversas ocasiones y desde distintos puntos de vista), ¿pero sabes por qué se menciona tanto? Porque una buena autoestima es la base de muchas habilidades emocionales necesarias para que tu hijo sea feliz.

Cuando un niño tiene una autoestima saludable, puede desarrollar las herramientas y fortaleza necesarias para enfrentarse mejor preparado para la vida, así como todos los retos y desafíos que se le presenten en el camino.

Además, tener una buena autoestima ayuda a tener una mejor salud emocional y psicológica, evitando la probabilidad de tener problemas como ansiedad o depresión, o de presentar dificultades para controlar emociones negativas como la frustración.

Como ya hemos hablado en diversas ocasiones sobre la autoestima, vamos a enfocarnos directamente en el punto central de este artículo: educar hijos con autoconfianza y valentía, que si lo vemos con atención, tiene algunas similitudes con las bases para fortalecer su autoestima.

Cómo educar hijos con autoconfianza y valentía

Nino Superheroe

La autoconfianza, como su nombre lo dice, es la confianza en uno mismo. Ésta suele manifestarse y ser útil en ciertos momentos claves, como cuando tenemos que realizar algo o tomar una decisión. Tener autoconfianza, es tener la confianza y seguridad de que somos capaces de hacer las cosas.

La valentía, por otro lado, se refiere a la determinación o fuerza de voluntad que tenemos para actuar ante situaciones, como el enfrentarnos a ciertos problemas, dificultades u obstáculos. Como podemos imaginar o deducir, para poder ser valientes necesitamos confiar en nosotros mismos, por ello que ambos vayan de la mano.

¿Y cómo podemos ayudar a nuestros hijos a confiar en ellos mismos? Acompañándoles mientras ellos poco a poco van descubriendo y conociendo sus capacidades, con acciones como las siguientes:

Fomentando y motivando su autonomía

Un pilar fundamental para que los niños sean capaces de confiar en ellos mismos, es su autonomía. Al permitirles que comiencen a hacer las cosas por ellos mismos, comenzarán a conocer y desarrollar sus capacidades, así como a dar los primeros pasos hacia su independencia y autosuficiencia.

Permitiéndoles que se lo intenten (y se equivoquen)

Un punto clave para que los niños continúen explorando su autonomía y ésta eventualmente construya la confianza en ellos mismos, es dándoles espacio y permiso de intentarlo y fallar. Permítele que experimente, lo intente y se equivoque para que aprenda poco a poco a hacer las cosas por él mismo, pero acompáñale cerca para cuando necesite tu ayuda y orientación.

Reconociendo su esfuerzo

Así como debes mostrarle tu apoyo cuando se equivoque, también deberás reconocer el esfuerzo que realice y las metas que alcance. Sin embargo, recuerda que si bien es muy bueno que valides su esfuerzo para desarrollar la confianza en sí mismo, debes evitar caer en elogios o alabanzas exageradas.

Motivándoles a ser optimistas

Todos nos enfrentemos a problemas en algún momento de nuestras vidas, eso es inevitable. Por ello, es importante enseñar a los niños a mantener una actitud positiva y optimista, que les ayudará a enfrentar con una mejor cara los problemas, haciéndoles entender que la mayoría de ellos son pasajeros.

Nina Sonriendo

Enseñándoles a confiar en sus capacidades

En ocasiones, es posible que ante ciertos obstáculos nuestros hijos se sientan intimidados o no crean poder hacerlo solos. Como padres, debemos reconocer y recordarles las capacidades positivas que tienen y si es necesario, explicarles cómo éstas pueden ayudarles a superar los obstáculos que se les presenten.

Respetando lo que tengan que decir

Escuchar a nuestros hijos no solo es necesario para crear un vínculo con ellos, sino para que se den cuenta que tienen voz propia y la capacidad para usarla, si no les escuchamos, ¿cómo aprenderán a alzar la voz?

Alentándolos a expresar sus emociones

Finalmente, podemos pensar que la valentía es mostrarse seguro y firme ante ciertos momentos, pero si bien es cierto que la determinación y seguridad están relacionadas con ella, el ser valiente nace también de la libertad de expresar nuestras emociones, incluso aquellas que no relacionamos con la valentía, como el llanto.

La autoconfianza y valentía son dos habilidades importantes que debemos fomentar desde la infancia, no solo para que nuestros hijos tengan la capacidad de seguir sus sueños y alzar su voz, sino de ser adultos con la inteligencia emocional necesaria para una vida feliz.

Fotos | iStock, Pexels

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio