Compartir
Publicidad

El primer lujo que te permitiste tras el parto

El primer lujo que te permitiste tras el parto
Guardar
23 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Toda mamá sabe que el mayor placer y la mayor alegría que tenemos tras el parto (y en nuestra vida) es poder tener en brazos a nuestro bebé recién nacido. Pero hoy hablamos de otro tipo de placeres, esos pequeños o grandes lujos y caprichos que durante el embarazo tuvimos que dejar apartados. Tras el parto, ¿cuál es el primer lujo que te permitiste?

Hay mujeres que no se privan de nada durante el embarazo, y ginecólogos que no establecen restricciones, pero otras sí se abstienen de probar alimentos o bebidas potencialmente dañinos. El cuidado del aumento excesivo de peso también puede llevarnos a dejar de lado pequeños placeres con un contenido alto en azúcares o grasas.

Comer embutido, jamón, un helado, un chuletón de carne poco hecha, salmón ahumado, sushi, donuts, chocolate, helado, bombones, mermelada, una cerveza, una copa de vino o de cava, un café... pueden ser algunos de esos pequeños lujos con los que soñabas durante el embarazo y que deseabas retomar después de dar a luz.

Incluso, dando “instrucciones” a los más allegados: al hospital, en lugar de flores prefiero que me llevéis…

Cuando hace unos días os hablábamos de los deliciosos ramos de jamón serrano como regalo para las mamás recientes, vi que no era yo la única en haber tenido ese deseo y en haber probado por fin el jamón, tras meses de abstinencia, en el mismo hospital después de haber dado a luz. Eso sucedió en mi primer embarazo.

En mi segundo embarazo, de lo que me privé los dos últimos meses fue de los dulces, especialmente el helado, que en pleno verano podéis imaginar cómo me apetecía…

Tras el parto estuve varios días sin poder salir de casa, y os aseguro que una noche soñé con todo lujo de detalles cómo era el helado de triple bola que me comía. Ya tenía claro de qué sabor era cada bola, así que recuerdo muy bien cuál fue mi primera salida (exceptuando al pediatra): al parque y a la heladería.

Creo que, siete meses después, aún no me he recuperado de la falta de chocolate y sigo enganchada al armario…

Y vosotras, ¿con qué soñabais durante el embarazo? Nos gustaría saber cuál fue el primer lujo que os disteis tras el parto, esos pequeños y añorados caprichos que por fin pudisteis disfrutar junto a vuestro bebé.

Foto | Ingorrr (Flickr)
En Bebés y más | El gusto y el olfato en el embarazo, ¿Puedo comer sushi estando embarazada?, Estoy embarazada: ¿Qué podría hacer daño a mi bebé?, Evitar la toxoplasmosis

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos