Compartir
Publicidad

Nos emociona el orgullo y la felicidad de un padre porque su hija es modelo

Nos emociona el orgullo y la felicidad de un padre porque su hija es modelo
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando devenimos padres en nuestra mente aparecen sueños, expectativas y deseos relacionados con nuestros hijos. Queremos que sean felices, que sean humildes, respetuosos, buenas personas,... que se sientan orgullosos de nosotros y que nos hagan sentir orgullosos de ellos, y en este camino, en un viaje que empieza cuando tu hijo nace, pero que no tiene un final claro, porque somos padres toda la vida, tratamos de ayudarles para que todo eso suceda.

Algo así es lo que ha hecho Enrique Burgos (y su mujer), que hace unos días publicó la noticia de que su hija, Clara, ya podría decir que era modelo. Nos gustó tanto la entrada, nos pareció una historia tan inspiradora, que hemos decidido hablar de ello, del orgullo y la felicidad de un padre porque su hija es modelo.

¿Qué tiene de especial que tu hija sea modelo?

Bien, en realidad, el hecho de que un niño pose para un catálogo de ropa no sé si es algo realmente especial. Muchos niños lo hacen a menudo y no por eso les dedicamos una entrada en el blog. Sin embargo, Clara tiene Síndrome de Down, y eso sí nos parece importante.

Según cuenta Enrique en Medium, solo ha participado una vez como modelo, y casi podría decir que sucedió de forma casual. Tienen dos hijos más mayores y nunca los han presentado para ningún casting, como tampoco iban a hacer con Clara. Sin embargo, un día llegó Belén, su mujer, y le dijo: "Quique, la marca de la ropa y la muñeca tan bonita que compré hace unas semanas ha publicado por sus redes sociales que hacen un casting para peques de hasta 2 años…, ¿estoy muy loca si les mando una foto de Clara?".

¿Y cuál puede ser la respuesta de un padre que ama con locura a su hija?: "¡¡Claro que no estás loca!! Debemos enviarla y ver si apuestan por lo especial, lo diferente y por lo bello, porque Clara es la más bonita, ¿no?"

Y sucedió lo que no esperaban que sucediera. Las responsables de BelandSoph apostaron por Clara, decidieron que debía formar parte del catálogo online de su marca y la niña ejerció de modelo por un día.

¿Y por qué no?

Clara2

Si os fijáis, he dicho que un padre que ama con locura a su hija debería responder un "claro que sí" o un "¿y por qué no?". Y ojo, la intención no es juzgar a nadie en este sentido, ni mucho menos, porque habrá otros padres (que también amen con locura a sus hijos, con o sin Síndrome de Down) que prefieran decir que no, por el motivo que sea, y no tiene por qué ser una mala decisión. Pero, ¿y por qué no? ¿Acaso Clara no es una niña más? ¿No merece participar también en cosas así o tener, como mínimo, las mismas oportunidades?

El gesto de BelandSoph es muy bonito hacia la familia de Clara, hacia la misma Clara, que siempre podrá decir que un día fue modelo (o más, quién sabe si no será la última vez), pero bonito e importante, sobre todo, de cara a la sociedad. Hace ya seis años os contamos que el síndrome de Down está desapareciendo. Uno puede pensar que es una noticia esperanzadora, fruto de los avances tecnológicos que logran que las mujeres gesten bebés sin el mencionado síndrome. Pero no es así. Si está desapareciendo es porque las parejas están abortando cada vez más. Tras la sospecha, se realizan la amniocentesis, y tras confirmarse, el 95% decide abortar.

Por eso hablamos hoy de Clara, porque está aquí, en el mundo, con todos los demás niños, y es una más. Porque es modelo y porque es diferente a los demás, como también todos somos, a diferente nivel, diferentes. Estamos tan acostumbrados a buscar las cosas que nos hacen iguales, o parecidos, y a aceptarnos en base a ellas, que a veces olvidamos las que nos hacen únicos.

La historia de Clara

Clara3

Enrique y Belén decidieron hablar de Clara hace unos meses y, a través del mismo medio, compartieron fotos y vídeos. En su particular lucha por concienciar a los demás, por tratar de normalizar el Síndrome de Down y por tratar de hacer que su hija viva en un mundo mejor, explicaron cómo fue su historia, con sus alegrías, con sus penas, con risas y con lágrimas.

Os recomiendo que conozcáis la historia y, sobre todo, que escuchéis las palabras de los papás, desde vuestra posición de padres y madres. Oír a su madre decir agradecida que "ser la madre de Clara es lo que mejor he hecho, lo que mejor hago" es muy emocionante. Oír todo lo que cuentan hará, seguro, que muchas personas empiecen a ver a Clara y a todas las personas con Síndrome de Down, de otra manera.

Para acabar, os dejo con las palabras de Enrique en esa entrada a que hago referencia:

Si estás leyendo nuestra pequeñas historia y acabas de enterarte que tu hijo/a tiene Síndrome de Down, sólo puedo decirte una cosa: no te agobies, no te preocupes, no te entristezcas; tu peque va a estar bien, va a ser el ser más querido del mundo, va a dar mucho amor y va a hacer todo lo que tu quieras que llegue a hacer y todo lo que le motives a hacer. Sí, irá mas lento que la media, pero lo conseguirá, no será un camino fácil, pero lo logrará y eso te hará la persona más feliz del mundo.

Fotos | Patricia Semir
En Bebés y más | El blog de Anna, 'La vida no va de cromosomas': estupenda campaña sobre el Síndrome de Down. Sin diferencias., A la futura mamá de un niño con síndrome de Down: "Tu hijo podrá ser feliz"

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio