Compartir
Publicidad

Curso de maternidad y paternidad: antes del nacimiento

Curso de maternidad y paternidad: antes del nacimiento
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya hemos hablado, dentro de nuestro Curso de maternidad y paternidad, de algunos aspectos que tener en cuenta antes de ser padres. Os hemos explicado algunas ideas para afrontar con seguridad emocional este enorme cambio vital y también las cuestiones que es conveniente tener previstas incluso antes del embarazo para estar tranquilos con nuestras opciones bien cubiertas.

Pero quedan algunos temas a los que sería conveniente prestar atención antes de que nazca el niño una vez hemos organizado la atención durante la gestación y el parto.

¿Sabemos lo que necesitamos saber para cuidar a nuestro hijo como se merece? La verdad es que, aunque el instinto del apego y el amor es muy fuerte y si lo escuchamos brindaremos a nuestro pequeño lo más importante del mundo, hay muchos aspectos más concretos de los que la mayoría de los padres no tenemos demasiada idea y el embarazo es el momento para formarnos si no lo hemos hecho antes.

Un curso de cuidados del bebé

En ls cursillos de preparación al parto se suele hacer mención a algunas cuestiones de puericultura, pero no está de más buscar un curso práctico que nos enseñe como se baña a un bebé, como se cambia un pañal, como se cortan las uñitas (vaya disgusto nos llevaremos si le hacemos daño), e información sobre problemas de salud frecuentes, prevención de accidentes y contagios en caso de enfermar otro miembro de la familia, como actuar para limpiar el cordón y hasta como se usa la sillita del coche.

Lactancia

La mayoría de las madres quieren dar el pecho a sus hijos y muchas salen del hospital amamantando, pero los primeros días, en casa, empiezan a surgir dudas y, si hay algún problema como grietas, mastitis, dificultades para que el niño se enganche o una mala postura, lo pasan muy mal. No siempre el pediatra tiene una buena formación en lactancia o tiene tiempo para dedicarlo a solucionar las mil dudas que asaltan a la madre. Y desde luego, no siempre ayuda a solventar los problemas.

Lo más conveniente es tener una cierta formación sobre lactancia previamente, buscar páginas en internet, leer algún libro como el de Carlos González "Un regalo para toda la vida" y haber ya acudido a reuniones de un grupo de lactancia.

De este modo, si hay problemas o si el entorno nos machaca con consejos incorrectos, podremos estar mucho más seguras de lo que hacemos. Para el padre también es conveniente saber sobre lactancia, pues su apoyo y su ayuda serán fundamentales para que la madre pueda amamantar.

El mundo de los portabebés

Vayamos o no a usar un cochecito, aprender sobre el mundo de los portabebés es muy útil. Al principio pueden abrumarnos sus diferentes variedades, pero, con un poco de atención y algún cursillo de asociaciones de porteo, podremos usarlo sin problemas y elegir el más adecuado para nuestras necesidades. Y sobre todo, no confundamos un portabebé con una mochilla de las de llevar al niño colgando hacia fuera, no son adecuadas anatómicamente y no van a servirnos para lo que precisamente es más útil llevar a los niños de esta forma: amamantarlos directamente, dejarlos dormidos sin sacarlos y poder seguir nosotros moviéndonos normalmente.

El sueño del bebé

La decisión de dormir o no con los hijos dependerá de cada familia, pero informarse sobre los beneficios que aporta al niño dormir cerca de sus padres es importante para poder hacerlo con tranquilidad, sin miedo a los comentarios desfavorables y, sobre todo, de forma segura.

Vayamos a colechar o a compartir habitación durante unos meses (algo que se recomienda sin fisuras hasta al menos los seis meses aunque no se vaya a colechar), hay que conocer el sueño infantil, sus fases y su evolución y poner mucha atención para que no nos abrumen sus despertares, que son signo de buena salud. Cuanto más sepamos mejor vamos a entender lo que sucede en las noches moviditas y, además, sabremos resistir a quienes nos intenten convencer para que apliquemos métodos conductistas a nuestros hijos como los del doctor Estivill.

De lectura muy recomendable es el libro de Rosa Jové, "Dormir sin lágrimas", pues, además de consejos prácticos, analiza el sueño de los bebés y los niños explicándolo de forma muy comprensible.

Musicoterapia prenatal y recursos creativos

Estos cursos, que ofrece ANEP son actividad muy aconsejable para las embarazadas, que las prepara física y emocionalmente para la llegada de su hijo

Aprende a poner la silla en el coche

Esto de poner la silla en el coche recuerdo lo que me costó. Durante casi un mes mi hijo no podía salir de casa, pues, prematuro, cuando le dieron el alta hospitalaria seguíamos un programa de hospitalización a domicilio, con visitas diarias o muy frecuentes de su enfermera. De hecho, era como vivir en una incubadora. Cuando lo saqué por primera vez para ir a una consulta casi me da un ataque de nervios al poner el maxicosi en el coche. Además, era tan pequeñito que ni con el adaptador estaba seguro para mi. El coche, además, tiene esos cinturones con tope, y se atrancaba al intentar extenderlo. Vaya llorera que me llevé, en plena depresión postparto. Tampoco lo había hecho antes, porque cuando me llegó yo ya estaba haciendo reposo en cama y no tuve oportunidad. Hubiera sido mucho más sencillo si antes hubiera hecho ensayos con la sillita para ponerla a la primera, ¿verdad?

Comida congelada y la nevera llena

Esto hay que dejarlo para el final, pero hay que hacerlo. Cuando llegamos con el bebé a casa pueden surgir mil contratiempos que nos impidan tener tiempo para ir a la compra o, sencillamente, vamos a preferir descansar o estar con nuestro hijito que ponernos a cocinar. No está de más que una amiga o un familiar se comprometan a venir a hacer las comidas, comprarnos lo que necesitemos o fregar los cacharros, pero, si al menos tenemos una buena despensa provista y el congelador lleno, nos quitamos una preocupación seguro.

En nuestro Curso de maternidad y paternidad hemos intentado orientaros para afrontar la llegada de vuestro hijo con seguridad y confianza, aunque, la maternidad y la paternidad, no se saborean hasta que llegan y seguro que habrá muchas cosas que os preocupan y no hemos comentado todavía. Os invito a hacerlo en vuestros comentarios, para que podamos tratarlas en el futuro.

En Bebés y más | Curso de maternidad y paternidad: prepararse para ser padres, Curso de maternidad y paternidad: entendiendo los berrinches, Curso de maternidad y paternidad: la comunicación del bebé, Curso de maternidad y paternidad: controlar la ira, Curso de maternidad y paternidad: reconocer la ira, Curso de maternidad y paternidad: vamos a expresar el amor

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos