Compartir
Publicidad
Cuanto más se implica el padre en el embarazo mayor es la probabilidad de que el parto sea natural
Ser Padres

Cuanto más se implica el padre en el embarazo mayor es la probabilidad de que el parto sea natural

Publicidad
Publicidad

"No sé, yo de esto del embarazo no sé. Total, la que va a parir es ella", piensan muchos padres. Y en ese pensamiento se quedan, sin compartir demasiado del embarazo, sin acompañarla a la preparación al parto, y a veces ni a las pruebas, como si su participación fuera opcional y para nada decisiva.

Pero no es así. Una mujer puede tener un parto precioso y fácil o un parto muy duro y para olvidar según sea su estado emocional al ir a dar a luz, según lo acompañada que se sienta, lo fuerte que se sepa, el miedo que le tenga al parto y las expectativas. Y en esto la pareja tiene mucho que decir y hacer, y para muestra el titular que os traemos hoy: cuando el padre se implica más en el embarazo la probabilidad de que el parto sea natural aumenta.

Los papás también deberían prepararse para el parto

Según leemos en el Diario de Navarra en el Hospital Universitario de la Plana han realizado un trabajo de investigación titulado 'Preparación al parto para ellos', en el que concluyen que en las preparaciones al parto en que se involucra la figura del padre, las mujeres acaban teniendo más deseo de tener un parto natural.

Este deseo hace que disminuyan las intervenciones obstétricas, la instrumentalización, y en consecuencia que se reduzcan muchos riesgos derivados de un exceso de control y medicalización de los partos.

En el trabajo han participado 42 parejas, y tras seis meses de estudio, las autoras encontraron que la diferencia era de un incremento del 18,5% a favor del deseo de parto natural. A la hora de evaluar cómo eran los partos finalmente, vieron que se había registrado una reducción del 15,4% en el uso de analgesia epidural, una reducción en el tiempo de duración del parto y observaron que las parejas habían acudido menos a Urgencias y necesitado menos asistencia sanitaria.

La confianza es clave para ser madre (y padre)

"Pero si la preparación es para que la madre se sienta segura a la hora de parir, ¿para qué me lo explican a mí?", se preguntan muchos padres. Pues ya tenemos la respuesta: porque la confianza de la madre depende también de la confianza del padre en ella. De la seguridad que tenga él en un momento en que ella está expuesta a una situación completamente nueva y que puede generar mucho estrés y ansiedad, mucho temor. Temor y miedo al dolor o a que algo vaya mal. Y parir es algo que, con miedo, puede hacerse muy duro.

De hecho, otra investigación demostró hace unos años lo contrario, que cuando la mujer no establecía una conexión de confianza con la pareja, la presencia del padre hacía que el parto fuera más doloroso.

1366 2000 7

Dar a luz es un proceso normal que requiere tranquilidad, seguridad y confianza en una misma. Por eso siempre se dice que una mujer debe llegar lo más informada posible a ese momento, para saber qué va a pasar, cómo lo va a vivir, y cómo puede dejarse llevar. Si además tiene una pareja respetuosa, que le acompaña en el camino, ambos culminan ese día un trabajo que iniciaron meses después, y es más fácil para ella porque sabe que no está sola.

Y este beneficio para la madre lo es también para el padre, como explican los datos, porque seguro que es más capaz de confiar en ella como madre, y en sí mismo como padre; y no hay mejor manera de iniciar la paternidad sintiendo que hacía tiempo que esperabas a tu bebé, que tenías ganas de cogerle y que ese día, el de su nacimiento, no es el principio, sino la continuación de algo que llevas tiempo esperando y preparando.

Siempre será mejor que esos padres que tienen que aprender a marchas forzadas, que cogen a su bebé y extrañados, con miedo y temor absoluto, lo devuelven a su madre porque no se sienten seguros ni para sostenerlos en brazos, ¿no?

¿Y cómo pueden implicarse más?

Si hay padres que no saben muy bien a qué nos referimos con esto de participar de la preparación al parto, o si hay mujeres que no tienen muy claro cómo podrían implicarse más sus parejas, quizás puedan leer estos cinco consejos que podrían ayudarles:

  • Ahora más que nunca, comunicación: que ambos hablen de lo que sienten, tanto si es positivo como si es negativo. Las esperanzas, los miedos, si sienten que no sabrán implicarse en el cuidado del bebé, si sienten que no sabrán educarle, o si por el contrario están muy ilusionados y tienen ganas de que nazca ya. Es muy importante saber en qué punto está cada uno para iniciar la paternidad y la maternidad en común con las cartas sobre la mesa.
  • Acudir con ella a las visitas médicas: para que se vea y sienta acompañada, para que sepa que el papá está interesado en lo que allí sucede y, si no lo está, que empiece a estarlo. Escuchar el latido del corazón obra magia en cualquier persona, y puede ser el principio de un sentimiento de amor y responsabilidad. Además, vale la pena que los dos escuchen lo que los profesionales les explican.
  • Formarse juntos como padres: yendo los dos a los grupos de preparación al parto, precisamente para aprender del proceso, qué pasará, cómo será, y luego además leer libros, revistas, artículos; hablar con otras mujeres cuyos partos hayan ido bien y buscar la sabiduría de la maternidad y la paternidad para coger confianza y seguridad para el futuro.
  • Contactar con el bebé: tocar la barriga de mamá, sentir cómo se mueve el bebé en su interior, empezar a hablarle y esperar su respuesta... es una manera de empezar a comunicarse con el bebé e iniciar así una relación que podrá ir a más cuando ya nazca.
  • Preparar las cosas juntos: ir los dos a comprar las cosas que necesiten para el bebé, para saber qué necesitará, qué es cada cosa, para qué sirve, opinar sobre cuán necesario o innecesario es y, por qué no, opinar sobre el color o el dibujo del pijamita que llevará.

Son algunos consejos de una manera de vivir el embarazo más compartida que sin duda será beneficiosa para la mujer a la hora del parto, para el bebé una vez haya nacido y para el mismo padre, como ya hemos dicho, que sentirá que tiene más seguridad y capacidad como padre.

Foto | Birth of Sloane
En Bebés y más | Papá, así se acompaña a tu mujer en el parto, El papel del padre en el parto: la madre y el bebé te necesitan, Papá: siete cosas que no puedes hacer en el paritorio

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio