Compartir
Publicidad
Consultar al pediatra por WhatsApp, ¿sí o no?
Ser Padres

Consultar al pediatra por WhatsApp, ¿sí o no?

Publicidad
Publicidad

Como mamá millennial, me apoyo mucho en la tecnología para facilitar algunas cosas de mi maternidad, especialmente en las aplicaciones de mi móvil. Creo que es una herramienta a la que le podemos sacar provecho para nuestro beneficio y el de nuestras familias.

Desde llevar registro de nuestros avances en el embarazo o del desarrollo de nuestros hijos, hasta buscar alguna receta rápida o tener un registro de las citas médicas de la familia, el móvil se vuelve un apoyo muy útil en nuestras vidas. Pero, ¿hasta dónde es correcto recurrir a él?

En esta ocasión quiero hablarte de algo que muchas madres están comenzando a hacer y que tiene opiniones divididas al respecto. Hablo de consultar al pediatra o médico familiar a través de WhatsApp. ¿Es correcto hacerlo? ¿Hasta qué punto podemos usar esta herramienta para esta situación?

La verdad es que WhatsApp es una aplicación maravillosa. Te permite comunicarte de manera instantánea y gratuita (claro, siempre que haya wifi o datos) con amigos, familia o compañeros de trabajo. Es muy útil cuando necesitas consultar algo y en vez de llamar, solo envías un mensaje a la otra persona y te ahorras el gasto. Pero como cualquier otra aplicación o herramienta tecnológica, debe tener un límite.

Estoy en diversos grupos de crianza en Facebook, porque escribo y me interesan temas de maternidad, y porque soy mamá y me gusta consultas con otras madres reales las dudas que puedan ir surgiendo sobre el camino. Algo que he leído un par de veces, es a algunas madres comentar que ellas consultan de vez en cuando por WhatsApp al pediatra de sus hijos. Pero, ¿es correcto utilizar este medio para algo tan serio como una consulta médica? Veamos las ventajas y desventajas.

Ventajas

  • Te puede ayudar a conseguir un espacio cuando no logras obtener una cita. A veces nuestros hijos están muy mal, su pediatra tiene agenda llena las próximas dos semanas y no encontramos cita con ningún pediatra y por más que les expliques a las secretarias que tu hijo está con diarrea explosiva o no para de vomitar, su respuesta es un rotundo "no". Lo entiendo, ellas deben cumplir su trabajo y respetar la agenda. ¿Pero qué hacemos nosotros? Quizás no sea como para llevarlo a urgencias pero el dejarle sufrir con su malestar es algo que nos duele.

    Recuerdo una vez que nos ocurrió esto y solo pude pensar en hacer lo que entonces me pareció necesario: escribirle al pediatra por WhatsApp comentándole de los síntomas que tenía mi hija. Él vio que debía revisarla, así que me dio indicaciones para ir a cierta hora a su consultorio y nos hizo un espacio entre citas esa misma tarde. Pero aunque yo lo hice, no lo recomiendo pues no es algo que funcione siempre. Lo mejor es tener otras dos opciones de pediatras en caso de que el nuestro no esté disponible, o bien, acudir directo a urgencias si creemos que es necesario.

  • Te puede despejar algunas dudas. Esto puede ser algo especialmente útil cuando somos mamás primerizas, ya que solemos correr al consultorio del pediatra por cualquier molestia de nuestros bebés. Muchas veces no estamos seguras de que nuestros hijos requieran una revisión médica, así que una buena opción es comentarle lo que ocurre al pediatra y él podrá decirnos si es necesario que lo llevemos a consulta o basta con que le demos ciertos cuidados en casa.

Desventajas

  • Riesgo de diagnóstico erróneo. Aunque mencione en las ventajas que consultar al pediatra puede ayudar a quitarnos ciertas dudas, una "consulta" por WhatsApp no es lo mejor ni lo más recomendado. No es lo mismo que nosotras le digamos los síntomas de nuestros hijos, a que el pediatra le revise cuidadosamente. Desde mi punto de vista, a menos que sea algo como una fiebre o golpe leves, si tenemos dudas, lo mejor es acudir a una revisión.

  • El médico puede no estar disponible. Esta es otra posible desventaja. Sea porque se encuentre en un lugar donde no tenga conexión, no tenga el móvil cerca o simplemente no lo revise mientras trabaje, no podemos estar esperando a que nos responda un mensaje de WhatsApp, especialmente si lo vemos como algo que "nos urge". En los grupos de Facebook veo que algunas madres se preocupan porque sus hijos están enfermos pero se quedan en un "ya le marqué al pediatra" y no contesta. Lo mismo aplica para los mensajes de WhatsApp. Si no está nuestro médico, busquemos otro para que revise a nuestro hijo.

¿Qué opinan los médicos?

Esta plática sobre las consultas por WhatsApp la tuve hace un tiempo con un grupo de amigas mamás. Muchas compartimos nuestras experiencias y varias coincidieron en tres posturas de la mayoría de los doctores:

  • No le gusta dar el número de móvil
  • No dan consultas por WhatsApp
  • No recetan medicamentos por WhatsApp

¿A que se debe esto? Supongo a que es muy riesgoso consultar a un niño solo por lo que se describe en un mensaje o se observa en una foto. Un mal diagnóstico o el no poder ver completamente los síntomas en el cuerpo del niño, podrían tener consecuencias terribles.

Considero que WhatsApp puede ser una buena herramienta para sacarnos de alguna duda leve, pero lo mejor siempre será acudir a una cita cara a cara, pues en ocasiones es necesario e importante que los médicos vean directamente al paciente.

¿Tú qué opinas de las consultas por WhatsApp? ¿Lo has hecho alguna vez?

Foto | iStock
En Bebés y más | Este sí es un uso interesante de WhatsApp: diagnosticar complicaciones en el embarazo

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos