Cómo preparar a tu bebé (y prepararte tú) para su primer día en la escuela infantil

Cómo preparar a tu bebé (y prepararte tú) para su primer día en la escuela infantil
Sin comentarios

Hoy es un día bonito e importante, aunque no va ser fácil para muchos papás y mamás. Muchos de ellos llevarán a sus bebés a su primer día de escuela infantil, algo que despierta muchas emociones encontradas.

Y no resulta fácil "saber" cómo nos sentiremos en este día, cómo podemos acompañar a nuestro pequeño de la mejor manera o incluso, cómo entender nuestras emociones. Por un lado, sentimos felicidad porque nuestro pequeño inicia una nueva etapa (importante) en su vida.

Y por el otro, sentimos angustia, tristeza y una culpa que pesa como una losa, por tener que separarnos de él siendo tan pequeño. También, una tremenda sensación de injusticia, de rabia por la conciliación imposible y el sistema que tan poco nos cuida, además de miedo, incerteza...

Reflexionamos sobre estas emociones, a través de las palabras de dos mamás, y comentamos algunas estrategias para preparar al bebé y a nosotras mismas.

Mamás nos cuentan su experiencia el primer día de la escuela infantil de su bebés

Hemos recogido algunos testimonios de mamás sobre el primer día de la escuela infantil de su bebé. Sandra nos dice:

Yo recuerdo haberlo pasado realmente mal el primer día de la escuela infantil de mi hija mayor. Sentía que me desprendía de una parte mía. Con la segunda y la tercera, ya no fue tan duro.
La clave está en transmitirle a tu hijo seguridad, apoyo y cariño, nunca desaparecer sin despedirnos, darle un fuerte abrazo, decirle que se lo va a pasar muy bien y que en un rato nos vemos. Lo ideal es poder hacer la adaptación con ellos durante varios días, pero lamentablemente para muchos padres no es posible.

Por su parte, Meritxell lo recuerda como un día intenso y agridulce:

Recuerdo que sentía todas las emociones al mismo tiempo: alegría, nervios, tristeza… me sentía relativamente en calma porque antes de inscribirla me aseguré de elegir una escuela en la que tuviera la tranquilidad de que estaría en un buen ambiente y todas esas cosas, pero cuando llegó el momento de dejarla y despedirme de ella me invadió la tristeza; hasta me dieron ganas de dar media vuelta y decir que mejor volveríamos el próximo año (ríe).
Creo que aunque te prepares siempre es difícil ese primer día que les “sueltas” al mundo, sientes que estás dejando el corazón en otro lado. Afortunadamente mi hija no tuvo problemas porque la había preparado para ese día diciéndole cosas positivas de su escuelita y habíamos ido unos días antes a que la conociera.
En el momento de la despedida, todo estuvo bien y ella se quedó feliz en su escuela nueva. Pero tengo que admitir que sí hubo alguien que lloró mucho ese día: yo, en cuanto regresé al coche para irme.

Todas estas emociones que mencionan estas mamás son normales, y reflejan la complejidad del asunto, ya que como vemos, en este momento tan importante conviven emociones agradables (alegría, ilusión...) y otras no tan agradables (miedo, tristeza...).

Hablamos de cómo acompañar a nuestro pequeño y cómo hacerlo también con nosotras mismas con todo esto que podemos sentir.

Cómo preparar a tu bebé para su primer día en la escuela infantil

Siempre que sea posible, debemos intentar realizar un proceso de adaptación en la nueva escuela (y también en casa, anticipando que pronto empezará en la escuela infantil).

Así, algunas ideas para preparar a tu bebé para su primer día en la escuela infantil son:

1. Visita su escuela antes y haced la adaptación

Si es posible, visita la escuela y el aula de tu hijo antes de acudir juntos el primer día.  Podéis aprovechar para pasear por la escuela y jugar en el patio, en el aula, conocer a su maestra y, en definitiva, que se vaya familiarizando con el entorno y que pueda sentirse poco a poco cómodo en él.

También es beneficioso que podáis hacer el proceso de adaptación con el progresivo aumento de las horas cada día, si por trabajo y conciliación te resulta posible, y que esta sea progresiva.

2. Transmite un estado de calma

Es cierto que los niños pequeños no entienden las palabras complejas, pero sí el lenguaje no verbal (los gestos, el lenguaje del cuerpo, etc.). Este lenguaje puede ayudarles a sentirse más tranquilos en su primer día. Por ello, si tú te mantienes calmada, él lo percibirá y se sentirá más tranquilo y seguro.

3. Mantén la rutina en casa

Las rutinas ofrecen estructura mental, seguridad y calma a los niños. Por ello, apóyate en ella. Procura que los primeros días de inicio de escuela estén organizados y libres de imprevistos.

Mantén una rutina donde tu peque sepa que va a hacer antes y después de su primer día en el cole. Necesita saber también que aunque empiece una nueva rutina en su vida, un cambio importante, en casa "todo seguirá igual". Así que, en este sentido, mejor no hacer cambios importantes en casa.

4. Acompaña y valida

Es importante acompañar y validar todas las emociones que pueda sentir tu bebé en su primer día de guardería. Si está nervioso, si llora más, si se angustia al verte marchar... son emociones normales. Acompaña desde la presencia y la conciencia, poniendo el foco en lo que necesita tu pequeño.

5. Despídete (bien)

Es un error eso de no despedirse de los niños "porque no se dan cuenta", o "porque así no sufren tanto". Debes anticiparle que te irás ("en unos momentos me voy cariño"), despedirte y además, hacerlo con confianza y calma. Aunque quizás tu bebé aún no entiende el lenguaje oral, sí entiende tu expresión y tu lenguaje corporal.

Es un error eso de no despedirse de los niños "porque no se dan cuenta", o "porque así no sufren tanto". Debemos anticiparles que nos iremos y despedirnos bien.

Según los expertos, la calma es más fácil de interpretar para los bebés que la alegría o la tristeza, así que, mantén la calma y dile adiós con un beso y un abrazo.

Por otro lado, también es importante comunicarle a nuestro pequeño que volveremos, aunque no entienda al 100% tus palabras; puedes decirle, "en un rato te vendré a buscar", "pronto estaremos juntos otra vez".

Y añade alguna frase como "aquí estarás bien", "aquí te van a cuidar", "estarás con otros niños", "pásatelo bien", "mamá estará contigo otra vez muy pronto"...

¿Cómo prepararte a ti para el primer día de escuela infantil de tu bebé?

Como padres y madres es normal que dejar a nuestros bebés, tan pequeños, en su primer día en la escuela infantil, sea doloroso y complicado. Aunque sabemos que van a estar genial y que empieza una nueva etapa de progresos, eso no quita que no sea difícil para nosotros.

¿Cómo prepararnos psicológicamente para este día como papás y mamás? Algunas ideas que pueden ayudarnos son:

1. Confía

Cultivar la confianza es fundamental para afrontar este día con un poco más de serenidad y calma. Confía en ti; puedes acompañar en este día a tu hijo y hacerlo muy bien, y dentro de ti sabes que esto es también positivo para él, aunque seguramente te gustaría tenerlo mucho más tiempo contigo en casa.

Confía en tu pequeño: en que se adaptará a esta situación y estará bien. Y confía en las maestras; en su vocación y en su trabajo.

2. Habla con su maestra y resuelve tus dudas

Si esto no lo has podido hacer antes, en un período de adaptación, es importante que lo hagas ahora. Si necesitas quedarte tranquila porque tienes alguna duda, porque necesitas conocer a la maestra de tu bebé... háblalo con ella, verbaliza cómo te sientes, resuelve tus dudas. Ayúdale a ganarse tu confianza.

3. Suelta la culpa

La culpa es quizás una emoción que sientes al dejar a tu pequeño en el aula el primer día de escuela infantil. Sin embargo, recuerda que no eres culpable de nada. Quizás te sientas así porque la (no) conciliación no te permite estar más con tu pequeño.

Recuérdate que no es tu culpa y que haces, siempre, lo mejor para él. Intenta descubrir de dónde viene esa culpa, qué otras emociones conlleva, qué pensamientos pueden ayudarte a soltarla...

4. Respira y busca la calma

Si estás nerviosa, un pequeño ejercicio de mindfulness que puede irte bien para buscar la calma (ya sea antes de ir a la escuela, después de dejar a tu pequeño...), y que también te permitirá liberarte poco a poco de ciertas emociones, como la culpa, es el siguiente:

Cierra los ojos y pregúntate qué sientes. Localiza esa emoción en tu cuerpo, ¿de dónde sale? ¿Del pecho? Y respira poco a poco desde ahí. Verás cómo la calma vuelve poco a poco a ti.

5. Acoge tus emociones

Tan importante es mantener la calma cuando lleves a tu bebé en su primer día de escuela infantil, como acoger tus emociones. Si bien es cierto que es importante que tu bebé te vea tranquila, tampoco tienes que reprimirte todo el tiempo.

Es beneficioso para tu bebé que mantengas esa calma cuando estés con él pero, una vez te vayas, permítete llorar si lo necesitas, respirar, buscar un momento de calma antes de entrar en el trabajo... Es normal todo esto que sientes, permítete sentirlo.

6. Apoyaros con tu pareja

El apoyo mutuo en estos momentos es fundamental. Tenéis que formar equipo, y para ello, puede ayudaros expresar cómo os sentís, qué miedos tenéis, si los compartís o no...

Esto te permitirá "salir del foco" y ver qué hay alguien que siente cosas similares (o que tiene otros puntos de vista que te ayudan a coger perspectiva y a relativizar), y, en definitiva, que empatiza contigo y que te apoya.

7. Busca un refuerzo positivo

Finalmente, puede ayudarte a afrontar mejor este momento el pensar que a la vuelta podéis hacer algo juntos (algo placentero), con tu pequeño, como pasear por el parque, ir a merendar a un sitio bonito...

Será vuestro pequeño "premio" por haber superado este día. Mantén esto en mente durante tu día de trabajo; esto te ayudará a reducir la ansiedad y a focalizar la mente más allá del momento de haberlo dejado en la escuela.

Fotos | Portada (Unsplash)

Temas
Inicio