Síndrome postvacacional en niños: siete claves para ayudarlos en la vuelta a la rutina

Síndrome postvacacional en niños: siete claves para ayudarlos en la vuelta a la rutina
Sin comentarios

No sólo los adultos que vuelven al trabajo sufren el síndrome postvacacional: los niños también lo sufren cuando al acabar sus vacaciones deben volver a la rutina. Pronto comenzarán de nuevo los madrugones, las jornadas escolares, las actividades extraescolares y los deberes.

Es normal que dejar atrás los días de descanso, sin horarios ni responsabilidades, les provoque un sentimiento de negatividad afectando a su estado de ánimo. Pero, ¿cómo podemos ayudarles en la vuelta a la rutina?

¿Cuáles son los síntomas del síndrome postvacacional?

Los síntomas más habituales son fatiga, falta de apetito, molestias estomacales, tristeza, irritabilidad, trastornos del sueño y cuando vuelven al cole, falta de concentración en clase. Estos síntomas pasan a los pocos días, se van superando con el tiempo a medida que pasan los días y van entrando en la rutina cotidiana.

Pero si perduran más de dos o tres semanas y notáis que el niño no se adapta al cole como sería lo esperado, es aconsejable buscar ayuda de un especialista para hacer la evaluación pertinente y buscar las causas del síndrome depresivo.

Claves para ayudar a tu hijo a superar el síndrome postvacacional

vuelta-al-cole

1) Reajustar horarios poco a poco

Empieza unos días antes a reacomodar los horarios en casa. El de las comidas si comíais muy tarde en verano y, lo más importante, los horarios de sueño.

Adelanta cada día entre 5 y 15 minutos la hora de irse a la cama para que así se vayan adaptando al horario que tendrán durante el año. Si lo empezáis a hacer con tiempo, apenas lo notarán y será beneficioso para ellos cuando tengan que volver a los madrugones.

2) Háblales de lo positivo de la vuelta al cole

Lo más probable es que no quieran volver a los estudios, los exámenes y los deberes, la parte menos amable de volver al cole. Pero remárcales lo más positivo: que volverán a ver a sus amigos, a sus profes, podrán volver a jugar con ellos, e incluso podrán conocer nuevos amigos.  

3) Volver a casa no es tan malo

En el mismo sentido, háblales de lo positivo de volver a casa, de reencontrarse con su habitación, sus juguetes, sus amigos del vecindario. 

4) Preparad juntos la vuelta al cole 

Los niños encuentran atractivos los preparativos de la vuelta al cole. Podéis ir a comprar juntos el material escolar para que el niño pueda elegir su mochila, su estuche o sus lápices. Les encantará prepararlo todo, etiquetarlo, así como también la ropa o el uniforme si lleva.

5) Buscad actividades para hacer en familia

Es probable que durante las vacaciones hayáis pasado más tiempo en familia y al llegar a casa ya no lo hagáis tanto. Por eso, buscad actividades entretenidas para seguir haciendo en familia, como juegos de mesa, juegos de cartas, ver películas, cocinar juntos, dar paseos... 

6) Anímale a expresar sus emociones

Los niños pueden sentirse tristes, apáticos y no saber muy bien por qué, especialmente si son pequeños. Por eso es importante que nosotros les ayudemos a identificar esos sentimientos, transmitirles que es algo normal que a los adultos también nos pasa.

7) Actitud positiva 

El síndrome postvacacional lo sufren aproximadamente un 15% de los adultos, y hay más probabilidades de que sus hijos también lo sufran. Es importante que como padres tengamos una actitud positiva (lo más positiva posible) hacia nuestros hijos transmitiéndoles positivismo ante este periodo de adaptación de vuelta a la rutina. 


Temas
Inicio