Compartir
Publicidad

Un bebé que no sonríe ni mira a los ojos, ¿podría ser autista?

Un bebé que no sonríe ni mira a los ojos, ¿podría ser autista?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace dos días celebrábamos el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, en el que se quiere poner de relieve el problema del estigma, la falta de conciencia y las estructuras de apoyo insuficientes, entre otras cuestiones. Una de las reivindicaciones más antiguas es la de la importancia de un diagnóstico precoz del autismo.

El 2 de abril, distintas asociaciones y médicos han reiterado la necesidad de un diagnóstico precoz de la enfermedad de origen neurobiológico, antes de los tres años de vida, para mejorar la calidad de vida de los niños autistas.

En España, uno de cada 150 nacimientos es de un niño con autismo, y si estos son tratados cuanto antes por profesionales (de distintos ámbitos, ya que se trata de un tratamiento transversal) se podrá lograr esa mejora. Pero, ¿existen algunas señales que nos pueden hacer sospechar que nuestro hijo es autista?

Si un bebé con más de un año no sonríe, no mira a los ojos y tarda en hablar puede que padezca este trastorno del desarrollo, aunque recordemos que el autismo se manifiesta en grado y manera diferente en cada persona.

El vocal de la sección de Psiquiatría infantil de la Asociación Española de Pediatría (AEP), Josep Cornellá, también ha incidido en la vertiente contraria: hay algunos casos diagnosticados como autismo y que en realidad no lo son.

Este aumento de falsos diagnósticos de autismo se da especialmente en niños adoptados procedentes de otros países, pues aunque puedan presentar síntomas característicos de la enfermedad (falta de comunicación y escasa interacción social...), ello se debe, en muchas ocasiones, a la escasa vinculación que han tenido durante sus dos primeros años de vida (incluso casos de maltrato) y que hace que se conviertan en personas más reservadas.

Pero un bebé nacido en un entorno familiar normalmente desarrolla la capacidad de sonreír a sus padre sus familiares y mirarlos a los ojos bastante pronto. Si esto no se produce cuando el bebé ha cumplido un año, podría ser un signo de autismo y debería ser valorado por un profesional.

Más información | El Imparcial Foto | griffhome en Flickr En Bebés y más | Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo 2012, El riesgo genético del autismo, Las diez preguntas aun no respondidas sobre el autismo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio