Publicidad

Si tu hijo ronca más de dos noches por semana, hay que consultarlo porque podría sufrir problemas de conducta

Si tu hijo ronca más de dos noches por semana, hay que consultarlo porque podría sufrir problemas de conducta
Sin comentarios

Los niños que roncan habitualmente presentan cambios estructurales en el cerebro que podrían explicar los problemas de comportamiento asociados a alteraciones en el sueño, como la falta de atención, la hiperactividad y las dificultades de aprendizaje en el colegio. Esta es la conclusión de un nuevo estudio realizado por investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland (UMSOM), publicado en la revista Nature Communications.

El hallazgo podría explicar por qué los ronquidos y las interrupciones del sueño se asocian a problemas de conducta como la falta de atención, la hiperactividad y la agresividad.

Mayor estudio a largo plazo sobre el desarrollo del cerebro

Para llevar a cabo este estudio, que contó con el apoyo del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de Estados Unidos (NIDA), los investigadores examinaron las imágenes de resonancia magnética de más de 10.000 niños de entre 9 y 10 años que participaron en el estudio Desarrollo cognitivo del cerebro del adolescente (ABCD). Se trata del mayor estudio a largo plazo sobre el desarrollo del cerebro y la salud infantil en los Estados Unidos.

Los investigadores descubrieron que los niños que roncaban con regularidad (tres o más veces a la semana), según informaron sus padres, eran más propensos a tener una materia gris más fina en varias regiones de los lóbulos frontales del cerebro. Estas zonas del cerebro son las responsables de la capacidad de razonamiento superior y del control de los impulsos. El adelgazamiento del córtex en estas regiones se correlacionó con las alteraciones del comportamiento asociados a los trastornos respiratorios del sueño, como la apnea del sueño. Estos problemas de comportamiento incluyen falta de concentración, problemas de aprendizaje y actitudes impulsivas.

Roncar provoca un sueño interrumpido durante toda la noche debido a la suspensión de la respiración y a la reducción del suministro de oxígeno al cerebro.

Amal Isaiah, profesor asociado de Otorrinolaringología y Pediatría en la UMSOM explica que "este es el mayor estudio de este tipo que detalla la asociación entre los ronquidos y las anomalías cerebrales".

"Estos cambios cerebrales son similares a los que se observan en los niños con trastorno por déficit de atención e hiperactividad. Los niños tienen una pérdida de control cognitivo, que además se asocia con un comportamiento disruptivo."

El Dr. Isaiah aconseja los padres que "si tiene un hijo que ronca más de dos veces por semana, ese niño debe ser evaluado".

"Ahora disponemos de refutadas pruebas estructurales procedentes de imágenes cerebrales que refuerzan la importancia de diagnosticar y tratar los trastornos respiratorios del sueño en los niños."

"La afección puede tratarse con una amigdalectomía o una adenoidectomía, consideradas la primera línea de tratamiento de los niños con síntomas de ronquidos, pausas respiratorias durante el sueño y respiración bucal".

Linda Chang, profesora de Radiología de Diagnóstico y Medicina Nuclear y co-investigadora principal en el estudio ABCD y co-autora de este estudio sobre los ronquidos, incide en la importancia de seguir investigando para encontrar "nuevos enfoques de tratamiento":

"Sabemos que el cerebro tiene la capacidad de repararse a sí mismo, especialmente en los niños, por lo que el diagnóstico y tratamiento adecuados de los trastornos respiratorios obstructivos del sueño pueden atenuar estos cambios cerebrales".

De ahí que estos investigadores avancen que tienen previsto realizar un estudio de seguimiento para determinar si los niños que siguieron roncando experimentaron un empeoramiento de los hallazgos cerebrales en su resonancia magnética, ya que "por primera vez, vemos pruebas de imágenes cerebrales que miden el daño que esta afección común puede causar en el desarrollo neurológico de un niño".

"Se trata de un hallazgo importante que pone de manifiesto la necesidad de diagnosticar adecuadamente las anomalías del ronquido en los niños".

Vía | University of Maryland School of Medicine

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Mi hijo ronca habitualmente, ¿tiene un trastorno respiratorio durante el sueño?, ¿Qué tiene mi hijo, un problema de sueño o un trastorno?, Adaptar el colegio al niño con TDAH: 13 estrategias para ayudar a los niños con hiperactividad

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio