Compartir
Publicidad

Síndrome de la apnea del sueño infantil: por qué es importante detectarlo y tratarlo de forma temprana

Síndrome de la apnea del sueño infantil: por qué es importante detectarlo y tratarlo de forma temprana
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La apnea del sueño es un desorden que afecta al cinco por ciento de la población infantil (especialmente entre los dos y los seis años) y que hace que el sueño no se desarrolle con normalidad, ya que cursa con breves interrupciones de la respiración que pueden durar desde escasos a varios segundos.

Las consecuencias que la apnea del sueño tiene para la salud y calidad de vida del niño pueden llegar a ser graves, y por ello, durante la celebración del 64 Congreso de la Sociedad Española de Ortodoncia y Ortopedia Dentofacial (SEDO), los especialistas han puesto foco en la necesidad de promover tratamientos interdisciplinares para diagnosticar y tratar de forma temprana este importante desorden del sueño.

Consecuencias mucho más graves que los ronquidos

¿Qué es la apnea del sueño? En los niños que presentan adenoides o amígdalas agrandadas, el flujo de aire se bloquea parcialmente y la garganta se estrecha. Durante el sueño, los músculos de la parte superior de la garganta se relajan, los tejidos se cierran y esto provoca el bloqueo de la vía respiratoria, ocasionando pautas en la respiración conocidas como apneas.

El Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño (SAOS) en los niños se asocia con frecuencia a los ronquidos, pero según los expertos tiene consecuencias mucho más graves, pues cuando en lugar de por la nariz, la respiración se produce a través de la boca, se puede ver alterado el desarrollo maxilofacial en etapa de crecimiento.

"Los niños con SAOS suelen tener una cara muy característica: alargada, con una mandíbula pequeña y echada hacia atrás, con paladar estrecho, mordida cruzada y los incisivos hacia delante. Además, suelen tener muchas ojeras porque no descansan adecuadamente" - explicaba la ortodoncista Encarna de Fernando, en el 64 Congreso de la Sociedad Española de Ortodoncia y Ortopedia Dentofacial.

Y es que los niños que tienen apnea del sueño suelen dejar de respirar entre 10 y 30 segundos mientras duermen, y hasta 400 veces en una noche, alterando notablemente la calidad del sueño. Al no poder dormir profundamente, manifiestan cansancio diurno que además puede provocarles déficit de atención, bajo rendimiento escolar y problemas de conducta.

cansancio

"Los problemas para respirar durante la noche provocan somnolencia durante el día, lo que conlleva dificultad para prestar atención y en muchos casos acaba acarreando problemas de conducta en los niños que padecen SAOS" - advertía el ortodoncista José Luís Insua durante el Congreso.

Además, hay estudios que demuestran que la apnea del sueño infantil no tratada puede producir un deterioro en el rendimiento intelectual, perjudicando al desarrollo de los niños. No en vano, los expertos estiman que puede suponer la pérdida de coeficiente intelectual de hasta 15 puntos.

Por eso, los más de 800 especialistas reunidos en este Congreso han querido alertar de la importancia de detectar y tratar de forma temprana la apnea del sueño infantil, con el fin de evitar consecuencias graves para el desarrollo físico e intelectual de los niños.

¿Cómo se diagnostica el síndrome de apnea del sueño?

A menudo son los padres los primeros en dar la voz de alarma cuando escuchan a su hijo roncar o le ven dormir de manera interrumpida. Sin embargo, es importante señalar que no todos los niños que roncan padecen SAOS, aunque ante cualquier sospecha debemos consultar siempre con un especialista para que haga una valoración.

Si los padres no observamos nada, normalmente será el pediatra o el otorrino quien diagnostique el problema, aunque también suele hacerlo el ortodoncista en la primera revisión de los seis años, pues como hemos dicho, el SAOS también perjudica el desarrollo dentofacial del niño.

apnea
"Si los pediatras y otorrinos que ven a los niños no piensan en la apnea del sueño, difícilmente ésta será diagnosticada, porque los padres tampoco conocen los síntomas ni pueden detectarlos" - han alertado los expertos en el Congreso de la SEDO.

¿Cómo se trata la apnea del sueño?

Como hemos visto al inicio, la causa principal de la apnea es el aumento del tamaño de las amígdalas, por lo que una vez confirmado el diagnóstico y en función de la gravedad de los síntomas, el especialista podría indicar la extirpación de las amígdalas y las adenoides (vegetaciones) para corregir el problema.

Esta intervención quirúrgica, conocida como "adenotonsilectomía", ayuda a normalizar los parámetros de respiración nocturna, además de contribuir a la mejora de los síntomas diurnos.

Suele ser una cirugía eficaz, pero tiene un moderado ratio de persistencia de enfermedad y obviamente no corrige los problemas dentofaciales asociados, por lo que resulta imprescindible que éstos sean diagnosticados y se lleve a cabo un tratamiento de ortodoncia en paralelo para que los resultados sean mejores

"Para resolver este problema adecuadamente es necesario un tratamiento interdisciplinar en el que intervengan especialistas de áreas muy diversas, como el pediatra y el ortodoncista, pero también el neumólogo y otorrino" - señaló la doctora Encarna de Fernando.

Una vez más queda patente la importancia de acudir a las revisiones periódicas con el pediatra, sin olvidarnos del odontopediatra y ortodoncista, con el fin de poder diagnosticar de forma temprana cualquier anomalía que pueda aparecer en el niño, como el síndrome de la apnea del sueño.

Vía Sociedad Española de Ortodoncia y Ortopedia Dentofacial

En Bebés y Más Desórdenes del sueño en los niños, ¿cuándo hay que preocuparse?, La apnea infantil puede producir daños neurológicos, ¿Cuándo debo operar a mi hijo de las anginas?, Adenoides o vegetaciones, un clásico en la infancia, Mi hijo ronca habitualmente, ¿tiene un trastorno respiratorio durante el sueño?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos