Compartir
Publicidad

Tomar la tensión arterial debe convertirse en rutina en la consulta pediátrica

Tomar la tensión arterial debe convertirse en rutina en la consulta pediátrica
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos días surgían los resultados de un estudio en el que se concluyó que ver cuatro horas la televisión, además de predisponer al sobrepeso o la obesidad, aumentaba el riesgo de que los niños sufrieran hipertensión.

Las recomendaciones siempre han limitado el tiempo de exposición frente al televisor en dos horas, pero pocas veces se cumple. El estudio encontró que los niños que miraban de dos a cuatro horas de televisión al día, aumentaban el riesgo de sufrir tensión arterial alta en 2,5 veces en comparación con los que pasaban menos de dos horas diarias frente el televisor. Mientras que los niños que ven la televisión durante más de cuatro horas al día aumentan los riesgos 3,3 veces.

Esto es una muestra más de que las enfermedades de los adultos afectan cada vez más a los niños, pero todavía no hay plena conciencia de ello, pues ni siquiera los pediatras valoran la posibilidad, o sea, que generalmente no miden la presión arterial a los niños. Según un estudio de la Case Western Reserve University de Cleveland (EE.UU.), publicado en el Journal of the American Medical Association y realizado a más de 14.000 niños estadounidenses de entre 3 y 18 años, tres de cada cuatro casos de hipertensión infantil pasaron inadvertidos a los médicos, lo que demuestra que realmente es necesario convertir en rutina la toma de la tensión arterial en la consulta pediátrica, además de cambiar los hábitos nutricionales y de vida en general de los pequeños.

Todavía son muchos los hospitales que no disponen de brazaletes especiales para tomar la presión a los niños y es que han subestimado la incidencia de esta alteración que afecta a un 2-5% de la población infantil. Igual que se pesa y se mide a un niño cuando acude a consulta, debe ser habitual que se compruebe su tensión arterial, igual que hacen cuando un adulto va al médico.

Algo que todos debemos saber es que los valores son distintos a los de los adultos, para lo que los pediatras disponen de una tabla que recoge el percentil, la edad y el sexo con lo que saber cuál es la presión arterial debe tener el niño.

La hipertensión infantil debe ser diagnosticada y tratada cuanto antes mejor, este problema de salud puede terminar en algo mucho peor, los problemas cardiovasculares son de los que más incidencia de muerte ocasionan, así que como padres, hagamos todo lo que esté en nuestras manos, sobre todo si conocemos la predisposición genética, mientras que los especialistas amplían los métodos de diagnóstico pediátricos, aunque no deberían corresponder a la población infantil, el ritmo de vida desgraciadamente lo está cambiando.

Vía | Reuters Más información | Reuters En Bebés y más | Una dieta baja en sal en los más pequeños prevendrá la hipertensión en la edad adulta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos